Holocausto: un alto para reflexionar
28/04/2017
La dinastía Assad
11/05/2017

Ante, la posibilidad, de un triunfo de Marine   LE PEN, los franceses  no pueden refugiarse en la indiferencia, les toca movilizarse y entender que tienen “el asiento en el horno”. Francia de juega su pasado y su sistema, se intenta borrar, aquella,  liberté, égalité, fraternité..

La ultraderechista, no ha ocultado sus intenciones , se ha desvinculado  hasta de su mismo padre, ha sabido con su retorcida inteligencia disimular lo que es: un verdadero peligro para Europa,  que de paso habla de su salida. Le Pen ha logrado conectar con una buena parte de los franceses que piensa que los que han venido de afuera se están quedando con sus becas, su pan, sus puestos de trabajo, sus pensiones, calidad de vida, etc.

Las encuestas  dan a Emmanuel Macron con   59 %, a favor días antes,  de las elecciones , pero ya sabemos como es equivocan los sondeos últimamente, a todo evento el es el mejor de las 2 peores opciones. Macron,  lidera la tierra  del asilo, la tolerancia,  de la revolución Francesa..

El pensamiento de Le Pen  ha calado en Francia, por la fiesta que hicieron en ese país quienes lo gobernaron, por la bienvenida a los radicales, por el coqueteo, con los países Arabes,  pero no se de que se queja, su padre fue un nefasto y participe de esos  “san fermines”.

Aunque gane Macron, es una realidad que la sociedad francesa , esta inmersa en una lucha por proteger lo suyo, por poder seguir practicando su cristianismo, por no ser inundados con mas fundamentalismo y por poder seguir entonando “La Marcellesa” con orgullo, y que el francés sea el idioma oficial, eso no se lograra sin tragedias,  si apreciamos que  Francia a este ritmo será una republica Islamica, un de cada 5 franceses será musulmán para el 2027, a Francia le vienen momentos muy grises ojala me equivoque.

Le Pen tiene el “tupe” de negar el Nacismo y dice que no fueron, tan malos con losellos, se olvida que estuvieron  de rodillas en los campos elíseos, también piensa

que el verdadero enemigo el la globalización, plantea que Francia será un campamento de ISIS, si no se hace algo.

Mucha suerte para Francia, por lo pronto hay que aprovechar  para visitar de sus museos, su torre Eiffel, Camps Elysees, sus paisajes y buenos vinos, pues deseamos esas maravillas  no se conviertan en  historia…

 

David Bittan


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *