Israel se prepara contra ataques químicos

Con Wafa desde EEUU
18/10/2010
Irán: problema de todos
27/10/2010

Por Rubén Kaplan 
Para prevenir una eventual agresión a sus habitantes con armas químicas o biológicas por parte de Irán, Siria o de grupos terroristas islámicos como Hezbollah y Hamas, a quienes los nombrados países financian y arman, el Ejército de Defensa de Israel (IDF), ha creado una unidad especial de soldados para hacer frente a esa temible contingencia.
En concomitancia con la CIA cuyo Director León E. Panetta anunció recientemente la creación del Centro Contra la Proliferación (CPC – Counter Proliferation Center) cuya finalidad es la lucha contra la propagación de armas peligrosas así como de su tecnología, el batallón israelí Centro de Armas Atómicas, Biológicas y de Guerra Química (ABCW – en su sigla en inglés), fue concebido para detectar e identificar los materiales de guerra química, ayudar a los soldados de otras unidades a evacuarse en caso de ataque y así poder descontaminar las zonas afectadas y volver al campo de batalla. Sus integrantes, según recoge Israel National News, fueron alistados por separado del resto del cuerpo de ingeniería de combate y son entrenados para una guerra normativa y deben saber cómo protegerse a sí mismos y a los demás durante un ataque químico. En declaraciones a la prensa, el coronel Ari Hoze, Jefe del Centro de ABCW, manifestó que la idea es que el Batallón sea parte de una fuerza de formación apuntalada con la cooperación permanente entre sus miembros. “El Batallón permitirá a otras fuerzas continuar sus operaciones de combate a pesar de un continuo ataque de ABC. También estamos reforzando la cohesión profesional de los soldados que lo integran para que comprendan la necesidad y la importancia de su trabajo”. Actualmente, la unidad que es capacitada constantemente de acuerdo con las innovaciones y desarrollo en el campo químico y bacteriológico, participa en las actividades operacionales en la región de Judea y Samaria. De acuerdo al Coronel Hoze, la modalidad de intimidación al IDF registra variantes y modificaciones. "Sabemos que nuestros Estados vecinos tienen los medios, por lo que la amenaza ha cambiado de una manera que exige una respuesta."
Uno de los países a los que alude el Coronel Ari Hoze es la República Árabe Siria que no fue signataria en 1993 del Chemical Weapons Convention, el tratado que prohibía el uso, desarrollo y almacenamiento de armas químicas. Secretamente asistida por expertos químicos de Rusia, la investigación militar siria y el desarrollo y complejo industrial conocido como el Estudio de la Ciencia y el Centro de Investigación tuvo pocos problemas para conseguir los conocimientos necesarios, la tecnología y los materiales a partir de apoyos del Kremlin para producir el gas nervioso VX. El arsenal sirio se dice que está compuesto principalmente de una gran cantidad del letal gas sarín, además del tabun desarrollado en 1936 por Alemania como pesticida, del gas mostaza y se informa la producción y militarización del VX. La CIA ha estimado que Siria posee varios cientos de litros de armas químicas con centenares de toneladas de agentes deletéreos producidos anualmente. El Washington Times informaba el 23 de julio de 1996 que la CIA había descubierto que científicos del Centro de Estudios e Investigación de Siria recibieron un cargamento de componentes de misiles de China Precision Machinery Import-Export Corporation, la principal empresa china en la venta de misiles (en particular, M-11) en el extranjero. En septiembre de 2007, las fuerzas israelíes bombardearon preventivamente un reactor nuclear en Siria. El diario Los Ángeles Times informó que el sitio bombardeado tenía la intención de producir plutonio, y fue parcialmente financiado por Corea del Norte. Israel bombardeó el reactor antes de que alcanzara su capacidad prevista para la fabricación de plutonio para armas nucleares. Aunque la Central de Inteligencia Americana ha confirmado que el bombardeado fue un reactor nuclear, Siria ha negado que lo fuese y también desmintió que poseyera alguna capacidad atómica o elementos para una guerra química. En la actualidad hay en Siria cuatro sitios sindicados de desarrollar armas químicas. Uno localizado justo al norte de Damasco, y el segundo cerca de la ciudad industrial de Homs; el tercero, en Hama, se cree que es donde materializa la producción de agentes venenosos VX, además de sarín y tabun, y el cuarto en Cerin. Varios otros lugares son supervisados por las agencias de inteligencia y se listan sólo como sospechosos.
En abril de este año, Israel denunció que Siria había entregado a Hezbollah misiles Scud que tienen un alcance de 700 kilómetros, que abarcan la totalidad del territorio de Israel. Los volúmenes exactos de las armas en el arsenal sirio son difíciles de conocer. La CIA ha establecido que Siria posee gran cantidad de misiles que tienen la capacidad de portar ojivas no convencionales. La posesión de armamento químico o biológico en manos de los terroristas en Líbano o de los sirios, hacen suponer que no sería descabellado un ataque preventivo por parte de Israel para conjurar esa seria amenaza. No se puede excluir de las hipótesis el planear un ataque con armas químicas o biológicas a Al Qaeda, el grupo dirigido por Osama Bin Laden sobre quien el Jefe del Mossad, Meir Dagán, alertó en un informe en 2004 que en un breve plazo podría estar en condiciones de acceder a agentes biológicos artificiales que podrían causar mayores estragos que las peores enfermedades conocidas jamás por el hombre. En octubre de ese mismo año, el clérigo saudí, Nasser Bin Hamad Al- Fahd, renombrado teólogo y jurista, le dio aval y sustento religioso a los ataques con armas de destrucción masiva a los “infieles” al publicar una fatwa (decreto religioso) titulado “Reglas para el uso de las armas de destrucción masiva contra los infieles” de los cuales se destacan algunos párrafos: la “proscripción de las armas de destrucción masiva pertenece a Dios, el Todopoderoso, y no a los seres humanos”. “Todos estos términos (utilizados por Occidente) no tienen ninguna correlación en la ley islámica, porque Dios, el Todopoderoso se ha reservado el juicio y la legislación a sí mismo. Más adelante, considera legítimas las víctimas civiles “si resultan de un ataque dirigido a derrotar a un enemigo, y no solamente destinado a matar a inocentes. Luego viene una formulación decisiva: “Si aquéllos que participan en la Guerra Santa determinan que los infieles sólo pueden ser repelidos atacándolos por la noche con armas de destrucción masiva, éstas pueden ser utilizadas para aniquilarlos”.
En marzo de 2007 se llevó a cabo en Israel un simulacro de ataque con armas químicas, como parte de un ejercicio masivo, el más grande desde la creación del Estado en 1948, que incluyó a 132 localidades del país y se extendió por 48 horas y contó con la participación de más de 6.000 soldados y policías.
Israel es probablemente la única nación en el mundo en el que la ley exige que todos los nuevos edificios incorporen junto a la cocina o el cuarto de baño un flamante refugio antibombas. El Estado hebreo, el primer amenazado por el Islam radical, está tomando los recaudos para enfrentarlo. Cabe preguntarse si Occidente, que es tolerante con él y no obstante será el próximo objetivo de los fundamentalistas, hace lo mismo.
Fuente: Guysen News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.