Entrevista al juez argentino Daniel Rafecas

Yihadismo económico contra Occidente
04/11/2010
Judíos y cristianos en búsqueda de una acción social
16/11/2010

El juez federal de Argentina Daniel Rafecas fue el orador de orden en la conmemoración del 72 aniversario de la “Noche de los Cristales Rotos” (en alemán Kristallnacht), evento que cada año la comunidad judía venezolana recuerda en un acto realizado en la sede de la Fraternidad Hebrea B´nai B´rith. Kristallnacht, para muchos, fue el inicio del Holocausto nazi con la ejecución de pogroms y la eliminación sistemática de judíos que comenzó esa noche entre el 9 y 10 de noviembre de 1938 en el territorio alemán y austríaco bajo el régimen nazi.
El juez Rafecas tiene la particularidad de que ha tenido a cargo varios juicios sobre ataques antisemitas, discriminatorios y negacionistas del Holocausto -en Argentina- por parte de jóvenes menores de edad quienes atacaron física y verbalmente a judíos y a diferencia de las penalidades tradicionales Daniel Rafecas decidió enviarlos a procesos educativos para que tomaran conciencia de sus actos.
Aprovechando su visita al país, en una entrevista el juez Rafecas nos explica sobre los juicios de ataques antisemitas en los cuales tuvo parte y cuáles son los retos de la jurisprudencia contemporánea en discriminación y racismo.
Cuéntenos sobre sus actividades como juez argentino en casos de antisemitismo
Como parte de mi trabajo de juez federal en la ciudad de Buenos Aires he intervenido en algunos casos en donde se cometieron infracciones penales por antisemitismo, en estos casos hubo jóvenes, menores de edad como agresores, y en las sentencias lo que en su momento decidí en mi tribunal fue reemplazar una medida represiva por una medida educativa que consistía en constituir la sede del Museo del Holocausto en Buenos Aires para educarlos y darles charlas a estos jóvenes -junto a sus padres- de lo que ocurrió y es el Holocausto, el nazismo y así tomen conciencia de los peligros que esta ideología autoritaria entraña para la conformación de un verdadero ciudadano en un Estado democrático.
¿Por qué decidió tomar estas medidas?
Esta medida está guiada por el hecho de que en todos los casos en lo que intervine me encontré con jóvenes que además de tener graves problemas familiares y de socialización nunca habían tenido acceso acerca de contenidos de educación mínimos sobre lo que fue el Holocausto, el nacional-socialismo de Hitler y ni siquiera de la Segunda Guerra Mundial, ya sea porque en su formación de bachilleres estos temas no fueron estudiados o porque estos jóvenes de 16 ó 17 años jamás lograron integrarse al sistema educativo.
Entonces su alejamiento de la educación formal hacía que tuvieran un proceso de desconocimiento de los hechos históricos y así ser vulnerables de esas informaciones que circulan en el margen de la sociedad, las cuales fomentan el odio, la intolerancia y el negacionismo del Holocausto. En definitiva, estos jóvenes estaban expuestos a los prejuicios, y éstos se aprovechan de la ignorancia, la cual es un fracaso del Estado en socializar.
¿Es una responsabilidad del Estado?
Es por ello, y por ser representante del Estado (en Argentina), y advirtiendo este déficit estatal en materia educativa y para intentar balancear este déficit que decidí hacerles llegar a estos jóvenes clases e información para que se enteren de lo que hay detrás de un insulto antisemita o nazi.
¿Se ha modificado en Argentina el pensum de estudio?
El objetivo deseado de quienes nos preocupamos de estos temas es la incorporación en todos los niveles de educación de contenidos relacionados con el Holocausto y el nazismo y también la capacitación de los docentes.
¿Qué se ha hecho?
Pues es un camino que no se hace de un día para otro y se debe hacer con mucha seriedad y responsabilidad. Argentina en este tema ha hecho grandes pasos, por ejemplo hace 15 días el ministro de educación argentino Alberto Sileoni me invitó a un acto donde se presentó un libro sobre el Holocausto, elaborado por el Ministerio con el asesoramiento de expertos, para entregar en todos los colegios que dependen del Estado y además se va a contar con una capacitación para trabajar con este libro. En algunas provincias como la de Córdoba se han ido incluyendo contenidos educativos.
¿Qué tipo de ataques realizaron estos jóvenes contra judíos?
En general hechos de hostigamientos, por ejemplo insultos de contenido nazi o antisemita.
Pero son menores de edad ¿fueron insultos en colegios?
Exacto, un caso que tuve fue que tres jóvenes se cruzaron al salir del colegio con un muchacho judío, hijo de un rabino y este joven judío usaba kipá y vestimenta de la religión; se generó un altercado, empujones y un trato de contenidos amenazantes. Otro caso fue en un centro comercial donde una pareja de jóvenes amenazó a otro por ser judío. También hubo unos jóvenes que hicieron el saludo nazi y cosas por el estilo.
¿Las denuncias vinieron de los afectados o fue la comunidad judía la que denunció?
En todos los casos fueron los agredidos. Lo que pasó fue que en estos casos intervino la policía directamente y se realizó la denuncia en el momento.
¿Existe en Argentina un marco legal para la lucha contra el antisemitismo?
Claro, Argentina desde 2001 tiene una Ley Penal que agrava las penas en un tercio en casos de delitos de agresiones -o de amenazas o en acciones como homicidio- cuando estos hayan sido guiados por algún motivo discriminatorio, entre ellos por supuesto el antisemitismo.
¿Qué otras penas pueden ser aplicadas en estos casos en Argentina?
Penas de uno o dos años de prisión, por lo general en suspenso dependiendo de si se tiene antecedentes o no. El agravio más alto que se hace acá es que se registra un antecedente penal que les va a dificultar conseguir trabajo a estos jóvenes y posiblemente repetir esta conducta. Pienso que esta represión lo que va es a afirmarlos en la represión social y la idea del Estado es incluirlos en la sociedad, darles una segunda oportunidad.
En su conocimiento ¿Estas iniciativas han sido asumidas por otros magistrados?
Pues sí, esta iniciativa que tomé en 2006 hoy en día constituye una jurisprudencia asentada por fiscales y jueces en Argentina, en episodios similares.
¿Y en otros países ocurre algo similar?
No tengo conocimiento.
¿Existe alguna iniciativa para que esto se conozca y aplique?
Tampoco lo sé.
Con motivo de su visita a Venezuela ¿qué nos dice sobre Kristallnacht?
Fue un momento clave en la historia del Holocausto, desde la contemplación de lo que fue la Solución Final en sus diferentes etapas. Yo comparto con algunos historiadores en que la persecución sistemática de judíos comenzó en Kristallnacht. Hasta ese momento la tendencia de la dictadura nazi era atacar a los judíos con la violencia abierta y a partir de las resultas del 10 de noviembre de 1938 los nazis tomaron nota y se pasó de la violencia cruda a la canalización de la violencia a través del aparato burocrático y este fue el comienzo del fin de la judería europea.
¿Qué acciones se deben tomar para que esto no vuelva a ocurrir?
Creo que se debe estar muy alerta a toda forma de discriminación, sobre todo cuando viene del Estado, porque todo acto de discriminación tiene la carga genética de lo que fue Auschwitz. El estado de derecho debe establecer frenos con medidas represivas o educativas, según el caso, para neutralizar.
El escritor alemán Ingo Muller escribió un libro titulado “Los Juristas del Horror” en el cual concluye que muchos juristas se prestaron para aplicar el nazismo legalmente ¿Cómo hacer para que un sistema judicial no caiga en esto?
Este es el gran desafío que tiene el Derecho y la Justicia desde la segunda mitad del siglo XX. Es claro que la ciencia del derecho fracasó en este punto. Tenemos un gran desafío actual en el ámbito de lo juristas y creo que el único camino que nos va a permitir llegar a una mejora es la educación, dónde y cómo se forman los futuros operadores del sistema penal, con qué libros, con qué ideología. Ahí está la cuestión, creo que hay que atacar fuertemente los hábitos de educación de los futuros jueces, democratizarlos y no tolerar los discursos intolerantes o inequívocos, ya sea en las facultades de derecho u otro ámbito. Entonces se debe entrenar, formar y capacitar jueces absolutamente consustanciados con la democracia y que no puedan realizar su trabajo en otro ámbito.
¿El derecho internacional está preparado para afrontar que se repitan situaciones como la de Kristallnacht?
Tengo una visión pesimista de la comunidad internacional ya que está muy influenciada por los intereses de los países, económicos y egoístas de cada región. No veo que haya una escala de valores que ponga por encima los derechos fundamentales de cada persona. Los valores están un poco subvertidos, cambiados.
Los judíos padecen de los odios irracionales del antisemitismo ¿Cómo puede el pueblo judío afrontar esto si el derecho no está apto?
Pese a que provengo y me dedico en mi trabajo cotidiano al Derecho Penal y a la represión de ciertas conductas -pese a eso- estoy convencido que la herramienta fundamental para modificar esto es la educación, porque esta es la que permite remover la ignorancia y al remover la ignorancia se remueven los prejuicios, y al mover los prejuicios impedimos que enormes contingentes de poblaciones sean afectadas por mensajes antisemitas y esos discursos tan nocivos para la imagen del pueblo judío.
Por Abel Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.