Los cristianos en Oriente Medio
17/01/2011
El poder mediático anti israelí
19/01/2011

Por Maxime Hugeux 
Los partidarios del régimen islámico en Teherán explotan todos los medios jurídicos y políticos para desacreditar a la oposición. Los contestatarios al régimen y los que ponen en duda las elecciones están siendo perseguidos. Los miembros del gobierno iraní los denuncian como hacedores de un "atentado a la reputación del régimen islámico"; mientras que el candidato derrotado Mir Hussein Mussawi, denuncia un "clima de persecución" en su país.
Se acumulan las condenas contra quienes se atreven a hablar contra el régimen. Así, la agencia oficial de noticias IRNA anunció que el sociólogo iraní-estadounidense Kian Tajbaksh, que había sido arrestado durante los disturbios que siguieron a la elección, había sido condenado a "más de 12 años de prisión”, una señal de que las autoridades no piensan aflojar la presión contra la oposición. Esta condena ocurre en el mismo momento que la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, pedía su liberación (pedido realizado el 25 de septiembre).
La justicia iraní continúa demostrando los “signos de firmeza” con respecto a los manifestantes de la oposición, anunciando la condena a muerte de tres personas implicadas en las manifestaciones. Un ciudadano iraní-canadiense fue liberado aunque este periodista debió pagar una fianza de tres mil millones de rials iraníes (300.000 dólares).
El ex primer ministro y principal rival del ultra-conservador Mahmoud Ahmadinejad, Mir Hussein Mussawi fue condenado por 100 diputados que acaban de presentar una denuncia contra su persona ya que "sus comentarios y actividades han dañado la reputación del régimen islámico y causaron un serio daño a la propiedad pública y privada”.
La agencia IRNA dijo que unos 50.000 civiles iraníes también se habían quejado contra el líder de la oposición. Unos “datos” muy bien vistos por el régimen islámico, que observa esto "como una muestra que la nación iraní ve el comportamiento agresivo de él (Musawi) y quiere que sea juzgado". Esta es la opinión de Hossein Ami Taher Khan, jefe del Movimiento Popular contra "aquellos que huyen de la ley", un grupo formado recientemente en Irán.
Mussawi no es el único líder de la oposición cuestionado, el reformista Mehdi Karoubi que había denunciado el abuso y la violación que sufrieron en la cárcel los manifestantes de la oposición, también está siendo procesado.
La multiplicación de las condenas inquieta a los occidentales; varios países europeos así como a la Alta comisario de la ONU para los derechos humanos, Sra Navy Pillay, que aumentan sus quejas y piden una inmediata reducción de las penas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.