Un soñador
03/02/2011
Goldstone es el criminal
05/02/2011

Por Daniel Blumenthal
Varias explosiones se oyeron a primeras horas de la tarde del pasado viernes 11 de septiembre de 2009 en la ciudad israelí de Nahariya y sus inmediaciones, en el norte de Israel.
El ejército libanés confirmó que habían sido disparados tres cohetes Katyusha desde su territorio, en dirección a Israel.
Los impactos no causaron daños ni víctimas. La radio libanesa dijo que los disparos provenían de la localidad de El Kalila, próxima a la ciudad de Tyro. Las mismas fuentes dijeron que la artillería israelí respondió fuego contra la zona de origen de los disparos.
Uno de los testigos israelíes dijo que los impactos se produjeron a la misma hora que se estrellaron los dos aviones contra las torres gemelas en Nueva York, hace 8 años (2001).
Otros analistas estiman que el disparo, por parte de agrupaciones allegadas a Al Qaeda, podría estar relacionado con la inestabilidad política interna libanesa.
En un brindis en su partido “Likud” ante el Año Nuevo Judío (Rosh HaShaná 5770) que se celebrará la próxima semana, el Primer Ministro israelí, Benyamin Netanyahu, dice que “haremos concesiones pero no seremos flojos”. “Demostramos una y otra vez que queremos la paz y estamos dispuestos a hacer concesiones por la paz, pero no estaremos dispuestos a ser engañados y en otras palábras, no seremos flojos. Pero hay cosas a las que no vamos a poder ceder y una de ellas es el claro reconocimiento del derecho del pueblo judío a su propio estado en la Tierra de Israel”.
“Cuando se nos pide que reconozcamos un estado nacional palestino”, continuó Netanyahu, “exijimos que los palestinos reconozcan sin lugar a dudas al estado nacional del pueblo judío”.
Dirijiéndose a los colonos judíos en la Ribera Occidental, muchos de ellos votantes del Likud y de la derecha israelí, Netanyahu dijo que avanzará en un proceso de negociaciones que les permita una vida normal”, algo que insinúa la continuación de las construcciones para satisfacer el crecimiento natural de la población en los asentamientos.
El domingo, Netanyahu parte a el Cairo para dialogar con el Presidente Mubarak, ante la posible reanudación del diálogo de paz con los palestinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.