Prensa española ante conflicto árabe-ísraelí

Intenciones del jeque Raed Salaj
13/02/2011
El informe de Goldstone vuelve…
15/02/2011

Por Andreu Lascorz Arcas
Recuerdo las palabras del líder del Comité Judío Americano, David A. Harris, cuando denuncia la “niebla moral” de las democracias en sus relaciones con el Estado de Israel, y el doble rasero que sufre Israel. En definitiva, -a mi entender- habla de israelofobia y si hablo de la prensa española, debo hablar en general de una prensa profundamente israelófoba.
La judeofobia religiosa (anti judaísmo) dejó paso a la judeofobia biológica (antisemitismo) para evolucionar en judeofobia política (anti sionismo y/o israelofobia).
Uno de los orígenes del conflicto lo sitúo en la Francia del siglo XIX, capaz de generar un caso de antisemitismo como es el del caso Dreyfus. La intervención de Émile Zola nos habla de la poderosa opinión pública y la importancia de la prensa como cuarto poder.
Durante la Guerra Civil Española (1936-1939) el Gobierno de la República consiguió apoyos individuales -especialmente de intelectuales y prensa judías- y de instituciones judías.
Pasada la Guerra en España, el régimen triunfante del dictador Franco, aunque no era antisemita, hizo gala de un feroz anti judaísmo de matriz católica. El aislamiento internacional permitió que en 1947 la diplomacia española colaborara entusiastamente con los Estados árabes para evitar la prolongación del aislamiento.
Respecto a Israel la prensa católica (Diario Ya) y falangista (Diario Arriba), volvió a utilizar argumentos ferozmente anti judíos y antisemitas que se prolongarían en el tiempo.
Dos acontecimientos cercanos -la Guerra de los Seis Días y la revuelta de mayo de 1968 en mi opinión- impactan poderosamente en la izquierda y también en la derecha europeas, que protagonizan un giro espectacular hacía la israelofobia. Giro que en Europa y en España alcanza tintes nunca vistos a partir de 1987 con la primera intifada
Antes y durante el año 1992 en España se recordó la injusta expulsión de los judíos españoles hacía 500 años y la prensa israelófoba se reprimió durante un breve plazo de tiempo; además los Acuerdos de Oslo de 1993 hicieron lo propio -momentáneamente- con la prensa europea.
Pero la segunda intimada estimuló -y de que manera- a la prensa israelófoba europea y española de tal manera que aunque acabó en el año 2005, sus efectos perduran hasta hoy en día
En mi opinión la prensa española en general, hablo de prensa (especialmente de viñetas y caricaturas), radio y televisión son las más israelófobas de Europa; cualquier noticia sirve para criminalizar al Estado de Israel y a los israelíes. No busquen objetividad en el tratamiento de la información sobre Israel, ha desaparecido y es poco probable que a medio plazo aparezca.
Políticamente la israelofobia disfruta de un poderoso apoyo en los partidos políticos de la extrema izquierda española, “intelectuales” de izquierdas… aunque también existe en la prensa de derechas heredera de los prejuicios comentados de corte más religioso.
En este entorno Cataluña es diferente, siempre ha existido una simpatía con Israel y la creación del Estado de Israel fue celebrada por muchísimos catalanes en 1948. La ARCCI (Asociación de Relaciones Culturales Cataluña-Israel) tiene la complicidad desde hace casi 32 años de muchos catalanes y el volumen de actividades de todo tipo lo certifican. Ya el primer embajador del Estado de Israel en España, Samuel Hadas z”l, reconoció públicamente que la ARCCI, entonces ARCEI, contribuyó en aquellos años a crear un clima favorable para el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y España.
La israelofobia se ha convertido en la gran “causa” por la que luchar de la extrema izquierda europea; es la que viste con kefias a jóvenes europeos. Para los israelófobos que en muy pocas ocasiones se manifiestan como tales, no existe otro conflicto en la tierra; el conflicto entre israelíes y palestinos es el conflicto. Mucho me temo que tenemos israelofobia para años y que debemos responderla con contundencia y en la medida de nuestras posibilidades, acusando y colaborando desde Israel y la diáspora. En este sentido la fecunda colaboración entre la OLEI y la ARCCI me hace albergar esperanzas, esperanzas de poder realizar una buena labor de Hasbará entre organizaciones y personalmente, y en este sentido felicito a mi querido amigo, el abogado israelí León Amiras por su dinamismo en la OLEI, y en la ARCCI como miembro de la Junta Directiva.
Hebraísta, presidente de la ARCCI y del Forum OLEI en Cataluña
(Extracto de la conferencia en la OLEI de Raanana)
Merecido reconocimiento
El Prof. F. Andreu Lascorz Arcas es conocido de los lectores de Aurora. Frecuentemente aporta artículos sobre temas de su especialidad e informa sobre la ARCCI (Asociación de Relaciones Culturales Cataluña-Israel) que él preside.
Llegó al país formando parte de la delegación de Tarragona que desea alentar el turismo israelí a esa hermosa región española y entre las actividades que cumplió estuvo la interesante conferencia que brindó en la sede de la OLEI Raanana.
El numeroso público siguió atentamente la exposición acerca de un tema actual que toca a cada uno de nosotros por ser hispano parlantes. Una vez finalizada la conferencia, el Abog. León Amiras, directivo de la OLEI Central, entregó al Prof. Lascorz una distinción por la actividad que cumple en ARCCI a favor del estrechamiento de las relaciones y de difusión del verdadero Israel en Cataluña en particular y en España en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.