Prensa española ante conflicto árabe-ísraelí
14/02/2011
El problema del conflicto
16/02/2011

Por Sarah Drai y Fernando Cohen
"Año tras año, mientras ellos disparaban deliberadamente sus misiles contra nuestra población civil, ni siquiera una sola resolución de la ONU condenó estos ataques criminales". Esto es lo que dijo, hace unas semanas el Premier israelí, Binyamin Netanyahu, frente al foro de las Naciones Unidas. Este miércoles 14 de octubre comenzó el debate sobre la situación en el Oriente Medio en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Este jueves, el embajador israelí en otro forum que critica a Israel, el Consejo de Derechos Humanos, ha arremetido contra el muy dudoso prestigioso de dicha institución.
El Consejo de Seguridad podría votar una resolución la cual debía tratarse originalmente el próximo 20 de octubre. El trato del tema ha sido adelantada a pedido de Libia, una propuesta apoyada por el bloque árabe y los países no alineados que pidieron convocar una sesión urgente para discutir el informe Goldstone. A la par, este jueves, en Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos también convocó a una sesión extraordinaria durante la cual comenzó a ser examinado un proyecto de resolución inspirado por la Autoridad Palestina con el aval de los países árabes, musulmanes y no alineados. Israel tendrá que resistir sola para intentar evitar que las peores absurdidades sean cometidas y aprobadas.
"Qué un informe tan inicuo, descabellado y unilateral pueda ser tomado en serio por países democráticos no es nada tranquilizador", declaró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Yigal Palmor.
¿Israel puede contar con alguien?
"El Secretario de Estado, Hillary Clinton prometió que Estados Unidos vetará una resolución si el Consejo de Seguridad aprueba el informe del juez sudafricano Richard Goldstone, dijo la embajadora israelí ante la ONU, Gabriela Shalev, en la radio israelí.
Desde el comienzo del debate sobre el informe, los Estados Unidos continúan afirmando que la revisión de la investigación debe recaer en el Consejo de los Derechos Humanos y no en el Consejo de Seguridad.
Por su parte, el representante permanente adjunto de la misión estadounidense Douglas M. Griffiths en la Comisión de Derechos Humanos, se sumó a otro de los argumentos de Israel para rechazar la sesión y lamentó estar discutiendo en Ginebra en lugar de dar espacio a las partes para que negocien un acuerdo de paz.
"La solución a un tema doloroso y difícil no estará en la prensa, en una Corte de Justicia ni tan siquiera en esta sala. Ella sólo aparecerá cuando las necesidades de ambas partes del conflicto se concreten en dos estados", señaló Griffiths, quien agregó: "Para acabar con el conflicto y satisfacer las llamadas de justicia y responsabilidad se requiere un proceso más largo, uno centrado en la región y no en Ginebra".
La Presidencia sueca de la Unión Europea considera que el informe es "digno de consideración".
Por su parte, la Unión Europea mantuvo su posición equidistante, condenando todas las violaciones cometidas y recogidas en el informe, y haciendo un llamado a las partes para que apliquen sus recomendaciones, pero sin explicitar si apoyan o rechazan la resolución.
¿Cuál es la opinión de los israelíes?
"Adoptar el presente informe (el del Consejo de los Derechos Humanos) tiene muchas probabilidades de fomentar el desarrollo de las organizaciones terroristas en todo el mundo. Los países democráticos deben entender que la aprobación del informe debilitará gravemente su capacidad de lucha contra el terrorismo", dijo el Ministro de Defensa de Israel Ehud Barak. Netanyahu había dicho que: "Si la Organización no rechaza este informe, enviará un mensaje a los terroristas en todo el mundo: el terrorismo gana, si usted lanza sus ataques desde zonas densamente pobladas, usted ganará inmunidad. Y condenando a Israel, esta organización dá un golpe mortal a la paz".
Las palabras de Barak y de Netanyahu se han visto eclipsadas por la intervención del embjador israelí en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, Aharon Leshno Yaar, palabras escuchadas durante la jornada de hoy: “"El arma política propuesta hoy no tiene nada que ver con los derechos humanos. Nada. Y cuando en el futuro se pregunten por qué este cuerpo no recibe el respeto que merece, recuerden este momento y obtendrán la respuesta", afirmó Leshno”.
Sin embargo, muchos parecen subestimar los argumentos israelíes. Según Michele Montas, portavoz de Ban Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, es importante elogiar el compromiso de los dirigentes palestinos y su colaboración con los Estados miembros de la ONU en el caso de Goldstone. Ban Ki Moon, también expresó su apoyo al Consejo de Derechos Humanos y su deseo de revocar su decisión de aplazar el examen del informe para marzo de 2010.
Vale recordar que el pasado 2 de octubre, el Consejo decidió posponer la resolución sobre el informe Goldstone -en donde se acusaba al Ejército israelí y al Hamás- de cometer crímenes de guerra durante la ofensiva contra Gaza de diciembre y enero pasado. Sin embargo, dada la presión interna sufrida por el gobierno palestino para que la resolución se debatiera y votase, el Consejo convocó una sesión especial que tuvo lugar hoy y que continuará mañana.
El Secretario General Ban Ki Moon, en la apertura del Consejo de Seguridad de este miércoles había llamado a Israel y a los palestinos a realizar "investigaciones creíbles" para confrontar las acusaciones de crímenes de guerra y crímenes contra la "la humanidad cometidos durante la Operación Plomo Fundido”.
Por último, cabe recordar que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha sido acusado por Israel y por Estados Unidos por su tendenciosidad evidente. Desde su creación en 2006, convocó a doce sesiones, seis de las cuales se las dedicó al “estado judío”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.