No Irán en América Latina
08/03/2011
Visionaria de la Esperanza, Madre María Luisa Casar
10/03/2011

Por Rab. Iona Blickstein
"Y seré para ellos, un pequeño Santuario", estas son la Sinagogas, y Casas de Estudio (Tratado de Meguila 29:1). Hay entre los estudiosos, que opinan que la "sinagoga ", comenzó  en "la plaza de la ciudad", lugar donde se reunían, en tiempo del Sagrado Templo en Jerusalén, para rezar. Por problemas de seguridad, comenzaron a servir a Di-s, en lugares cerrados. Aunque, la sinagoga, como tal recibió, forma y contenido, después de la destrucción del Templo. Encontramos en el libro de Tehilim, 74:8: "Destruyámoslos de una vez, han quemado todas las Sinagogas  de  D-s en la tierra".
De todas maneras, cuando volvió  Israel del exilio, trajeron sus costumbres, y construyeron sinagogas, también después del Segundo Templo.  "En  todo lugar, donde se encuentran diez de Israel tienen que preparar un lugar donde se congregaran para rezar todo el tiempo. Este lugar se llama "Beit Hakneset" (la casa de la Congregación, y los ciudadanos obligaran unos a otros a construir una Sinagoga. (Leyes de oración  11; 1).
Desde que fuimos exilados de nuestra tierra, de Eretz Israel, siendo anulados los sacrificios, y el servicio sacerdotal, la vida comunitaria y personal de nuestro  pueblo   se centró en la Sinagoga, el pequeño  Santuario. Durante todas las épocas de nuestra historia, las naciones quisieron destruirla, uno de los primeros enemigos de Israel, Bilam, el malvado, al ver al pueblo en sus residencias, se lleno de envidia, y reveló del fondo de su corazón sus verdaderos pensamientos: "Que dignas son tus tiendas Iaakov, tus moradas Israel.
Nuestros Sabios explican: De la bendición de aquel malvado, aprendes lo que quiso decir, que no tengan Sinagogas". (Sanedrín , 105 :2 ). Desde entonces, no dejaron nuestros enemigos de acecharnos pero ya nos prometió el profeta: "Ninguna arma forjada contra ti tendrá éxito" (Isaías, 54:17)  y  desde entonces hasta hoy día la Sinagoga sigue cumpliendo su rol como centro de la vida comunitaria.
¿En qué reside la importancia de la Sinagoga?
En que es un lugar de oración para el individuo en persona como para la comunidad. Ya en los días de nuestros Patriarcas, Abraham, Itzjak y Iaakov, encontramos la importancia de la plegaria. Abraham, ordenó el rezo de Shajarit, matinal, como cita la Tora: "Madrugó Abraham por la mañana" (Génesis ,22:3), Itzjak, la oración de Minja (de la tarde), "Al atardecer  salió Itzjak al campo, para meditar (estaba orando Minja (idem , 24 ;63 ) y Iaakov estableció la plegaria de Arvit (de la noche), como esta escrito: "Encontró el lugar y pasó allí la noche" (idem, 28:11) explica el Talmud en Berajot 26:b: y llegar, significa, orar.
Todo aquel que fija un lugar para rezar, el Dios de Abraham estará de su lado. La fuerza de Israel está en la oración. "La voz, es la voz de  Iaakov, cuando la voz de Iaakov está en las Sinagogas, las manos de Esav, no podrán vencerlo, ( Bereshit Raba , 65 :20 ).
Leamos lo que dicen nuestros Sabios sobre la oración: Y "El que aparta sus oídos para no escuchar y obedecer a la Ley, su oración no tiene sentido"  (Proverbios XXVIII, 9).
Y "El tiempo dedicado al estudio de la Ley debe ser separado del tiempo dedicado a la oración"  (Shabat 10). Y "Culto dentro del corazón. Esto es oración"  (Taanit 2). Y "Quien reza para su compañero, mientras necesita la misma cosa, su oración es tomada muy en cuenta" (Babá Kamá 92). Y "La plegaria de los Justos es breve" (Mejiltá Beshalaj).
Y "D-s está cerca de los que le invocan" (Salmo 145). Y "Que sean breves las oraciones dirigidas a D-s" (Berajot 61). Y "Donde rezan diez personas ahí se encuentra D-s" (Berajot 6). Y "Cuando rezáis debéis saber delante de quién rezáis" (Berajot 28). Y "No se debe hacer oración cuando se tiene el espíritu abatido o el corazón afligido, tampoco en estado de embriaguez, o cuando estamos demasiado alegría o cuando acabamos de tomar parte en una conversación frívola" (Berajot 31).
Y "Quien hace la voluntad de D-s  y dirige su corazón hacia Él en la plegaria es escuchado" (Shemot Rabá XXI, 3). Y "Cada cual debe examinarse antes de rezar: si puede dirigir su corazón a D-s, que rece, si no que se abstenga" (Berajot 30). Y "La plegaria en conjunto no resulta vana" (Yalcut Tehilim 801). Y "El sacrificio de los malvados es una abominación para  D-s, pero la oración de los rectos es su deleite" (Proverbios XV, 8).
Y "Derrama, como si fuera agua, tu corazón, ante la presencia de D-s" (Lamentaciones II, 19). Y "Quien puede rezar y conseguir misericordia para su compañero y no lo hace es un pecador"  (Berajot 12). Y "Purifica tu corazón antes de rezar" (Shabat 11). Y "Reza siempre con humildad y conciencia pura" (Yebamot 108). Y "Una plegaria sin devoción son como un ser sin vida" (Taanit 2). Y "El valor de las palabras pronunciadas con los labios es determinado por la devoción del corazón" (Shabat 130).
Y "No consideres tu plegaria como un deber sino como una súplica sincera" (Sotá 32). Y "La oración es para Israel un arma, un arma heredada de sus padres, un arma probada en  mil batallas" (Shabat 19). Y "La plegaria del hombre no es acogida si no sale de un corazón sincero, dispuesto a la piedad" (Sotá 5).
¿Por qué orar en la Sinagoga?
Porque la Sinagoga ocupa el lugar del Sagrado Templo de Jerusalén, como lugar de la residencia del Santo bendito es. Pregunta Rabi Itzjak: ¿Cómo sabemos que el Santo bendito es, se encuentra en la Sinagoga? Porque esta escrito: "D-s está en la reunión de D-s" (Berajot, 6:a).
"Yo les era pequeño Santuario, en medio de las tierras adonde ellos se han ido" (Ezequiel 11:16). Las Sinagogas que nosotros frecuentamos son consideradas como el Sagrado Templo (idem, Rashi ). Rabi Iehuda Abarbanel explica: "A pesar que se alejaron de Mi Templo, ese gran Templo, allí dentro de los pueblos seré como un pequeño Santuario, se refiere a las Sinagogas que tendrán en la diáspora, donde rezarán a Mi, y estaré con ellos, y escucharé sus gemidos, y  los salvaré de sus enemigos, que no los exterminarán.
Cuando los israelitas van a las casas de oración y a las casa de estudio, y exclaman "Bendito sea su gran nombre", el Santo bendito es, sacude la cabeza y dice: Dichoso el Rey que lo alaban en su casa" (Berajot 3: a).
Hoy como ayer, las Sinagogas son el centro de la Comunidad, cada generación pone su fuerza y energía, su corazón y su cuerpo en su conexión con Di-s. Israel madruga y va  a la Sinagoga, atardece y vuelve al recinto del Señor .Dijo Rabi Ieoshua hijo de Levy: Hay que levantarse siempre temprano para ir a la casa de oración y tener el mérito de contarse entre los primeros diez; aunque lleguen cien, uno recibe la recompensa de todos ellos. (Berajot, 47: b).
¿Por qué el que madruga y va a la Sinagoga  recibe la recompensa de todos?
Rabi Eliezer Papo, el autor de "Pele Ioetz", citando el libro de Zohar, explica que el que llega entre los primeros al rezo, está en el mismo nivel del Tzadik, un justo y se considera amigo querido del Santo bendito es. La persona que hace el esfuerzo, y se levanta bien de mañana, cuando todavía reina la oscuridad  y  el  frío cala hasta los huesos en invierno, y deja un lado el sueño en los días cálidos, corrige sus malos actos, ya que al vencer sus instintos hace el tikun, la corrección necesaria para sus malas acciones.
La permanencia en la Sinagoga o en la casa de estudios, es una valla que protege y  evita la corrupción de nuestras virtudes como citan nuestros Sabios: "No hay quien entre a la Sinagoga o a la Casa de Estudios y peque" (Ialkut Shimoni, 371).
Y si ocurrió e infringió la ley,  al  entrar en la  Sinagoga, y respirar la santidad del lugar, se purifica porque "como las personas se sumergen en las aguas de los ríos, cuando están impuros y salen puros, así ocurre con las Sinagogas y Casas de Estudio, las personas entran cuando están llenos de pecados, y salen llenos de mitzvot" (preceptos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.