Proceso de paz: realidad estratégica cambiante
24/03/2011
Imagen no disponible
VIDEO / Boicot a Israel: Entrevistamos a boicoteador
29/03/2011

Por Alberto Moryusef
Al “despertar” de los pueblos árabes del 2011 parece que le sigue el consecuente desayuno. Resulta que ahora es cuando el mundo se da cuenta de que Gaddafi es un tirano y que lleva más de cuarenta años en el poder. Nadie sabía tampoco que en Egipto y Túnez, donde los verdaderos cambios están por verse, había dictaduras disfrazadas de democracia, y que la cosa no es muy distinta en Argelia, Marruecos, Jordania, Siria, Gaza y Yemen. También en Irán, donde el pueblo elige, pero para postularse los candidatos deben ser aprobados antes por los ayatolás. Pareciera que es fuera de los países de mayoría musulmana donde los árabes disfrutan de la democracia, incluyendo al millón y medio que lo hace en Israel, donde se practica una de las pocas de la región.
¿Dónde estuvieron todos estos años los columnistas y caricaturistas que hoy escriben y dibujan contra Gaddafi? La gente común que ahora lo critica, ¿no supo de Lockerbee? ¿Se olvidaron los políticos de los campos de entrenamiento de terroristas en Libia? Occidente amó, odió, ignoró y se reconcilió con Gaddafi. Recientemente, el inefable Walter Martínez se tomó el trabajo de mostrarnos un dossier de fotos recientes de líderes sonriendo con él o sus hijos, desde Hillary Clinton para abajo (¿o para arriba?). Creo que sólo faltaron Mickey Mouse y, por supuesto, israelíes y judíos. Y es que Israel y los judíos siempre supieron quién es Gaddafi. Basta un ejemplo: la Libia del dictador sirvió de refugio para los responsables de la masacre de once atletas israelíes durante las Olimpíadas de Múnich en 1972.
Dicen que los enemigos son tan consecuentes como los amigos, y es por eso que quizás, así como Israel no se está desayunando con Gaddafi, porque se le atragantó hace años, tampoco lo están haciendo Fidel y Chávez, tal vez los únicos que desde el otro bando mantienen su línea, odiosa, pero consecuente.
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.