Más justicia, más libertad, más democracia

Imagen no disponible
El mal mayor
03/05/2011
Ideología: lubricante de violencia yihadista
06/05/2011

Por Bernardo Ptasevich
Mataron a Bin Laden y ¿lo tiraron al mar? Hamas y la Autoridad Palestina se hicieron amigos ¿a la fuerza? Kadafi sigue matando con su artillería a pesar de los ataques de la OTAN,  ¿que son suficientes o efectivos? Mataron al hijo de Kadafi y a tres de sus nietos. ¿Hay forma de confirmar la veracidad de la noticia? Israel lamenta la deserción de Abás en su camino a las negociaciones ¿La comunidad internacional aplaude la supuesta buena nueva? Las fuerzas de Bashar Assad masacran a los manifestantes ante la atenta y silenciosa mirada de un mundo que no sabe para donde ir. ¿Los que pueden venir serán peores aun que el presidente sirio? Egipto y su nuevo gobierno provisional da muestras peligrosas hacia su vecino Israel y las elecciones van en camino de ser utilizadas por los Hermanos Musulmanes para ir tomando el poder. ¿Hermanos de quien?
Estados Unidos en alerta máxima porque teme represalias de Al Qaeda, cuyo número dos seguramente se hará cargo de la ejecución de los actos de terror acostumbrados.  Se dice que Aymán al-Zawahiri (foto) es un asesino mucho más cruel que su antecesor. ¿Puede ser más cruel?
La noticia que más interesa a la población mundial
En medio de tantas importantes noticias de último momento, veo las portadas de los diarios atendiendo lo que al parecer es el problema más grande de los ciudadanos del mundo. Guardiola y Mourinho discuten a través de la prensa para no pasar desapercibidos y ocupar las primeras planas. Barcelona define las semifinales de la Liga de Campeones frente a Real Madrid. A pesar de ser un amante del fútbol me encuentro confundido, trato de entender como un partido de fútbol y dos entrenadores se pueden convertir en lo más importante de la vida de tanta gente cuando el mundo corre peligro de volar en pedazos. Pero bueno, cada cosa en su lugar.
Mientras millones leen y siguen atentamente las alternativas del evento deportivo, unos miles tratan de entender la existencia de tanta maldad y destrucción en manos de algunos personajes con poder a los que al parecer no se puede derrotar. Así las cosas es difícil elegir un tema para la nota de esta semana.
Por ello solo vamos a agregar algunos comentarios a los asuntos antes detallados.
La muerte de Bin Laden es tomada por los Estados Unidos como un triunfo contra el terrorismo y como la concreción de una venganza que vienen preparando desde hace tiempo. Sin embargo, las ideas del líder terrorista no se irán con él. Por el contrario, su muerte potenciara a sus fanáticos seguidores a los que animará a realizar nuevos y grandes atentados en su honor.
Es muy extraño que hayan tirado el cuerpo al mar y que hayan querido honrar su fe musulmana con ello. Sin entrar en dudas sobre su muerte, algo que creo real, no me convence este hecho que no tiene ninguna explicación que no sea enfrentar con menos presión los reclamos sobre sus restos que de esta forma ya no están disponibles. Es posible que hayan guardado el cuerpo para una mejor ocasión.
Al fin y al cabo es una operación secreta y por lo tanto no nos contarán los detalles pasados, presentes ni futuros.  Por otra parte otros dictadores y terroristas estarán poniendo las barbas en remojo viendo que el supuestamente tímido Barack Obama puede dar órdenes precisas de ejecución con exactitud quirúrgica tal que sería la envidia del propio ex presidente Bush.
Hamás y la AP hicieron las paces. Cuál es el motivo y la urgencia para que Jaled Mashal e Ismael Haníe cambien de posición para unirse a sus enemigos liderados por Abás. Luego de matarse mutuamente, los allegados a ambos bandos deben tragarse este sapo por disposición de sus líderes. Si la política es el arte de lo posible, estos acuerdos entre enemigos son prácticamente un acto de magia.
Siria es hoy un lugar peligroso para que Hamás maneje sus oficinas. El presidente
Assad está pendiendo de un hilo y solamente falta que Obama y los aliados le den un empujoncito a los manifestantes para que a pesar de las medidas urgentes que trata de tomar para salvar su Gobierno, caiga estrepitosamente. Al tener que desprenderse del apoyo directo de Siria en su propio territorio, pierden la conexión y el nexo con Irán que fluía tan fácilmente por ese camino.
Temen a la sublevación
En estos días han buscado nuevas direcciones en otros países árabes que le negaron tal posibilidad ya que todos están temerosos de que sus pueblos se subleven y no quieren dar más motivos de los que ya tienen. El único que aceptaría la instalación de tan peligrosa oficina es Egipto y la condición principal para ello es la reconciliación con Mahmud Abás.
Netaniahu salió con los tapones de punta para que los Estados Unidos aborten este casamiento al que sólo le falta la ceremonia oficial. A pesar de ello sabemos que no habrá paz a medias que pueda funcionar, no habrá paz con sólo un sector de nuestros vecinos.
Quizás con la misma presión internacional que hoy sienten los dictadores en Medio Oriente y la que desde la muerte de Bin Laden pueden sentir también los terroristas, Hamás se vea obligado a aceptar la situación y negociar por medio de sus socios de la Autoridad Palestina una solución política que nada tenga que ver con sus postulados originales y actuales. De no hacerlo, sus líderes correrán el riesgo de terminar como el reciente difunto.
En Libia el asunto sigue sin definirse. Idas y venidas, triunfos y derrotas, festejos y entierros, son las contradicciones que vemos cada día. Los rebeldes esperan más ayuda mirando al cielo como pidiendo a Dios que lleguen refuerzos que puedan evitar las masacres y ataques a los civiles incluso cuando participan de los cortejos fúnebres. El dictador ofrece una mano para una solución negociada que le permita zafar de su posible final mientras con la otra aprieta el gatillo y hace matar a cuanto ser humano se interponga en su camino.
La OTAN dice apuntar a objetivos y no a personas, pero el líder libio ya se escapó un par de veces de ser asesinado. En su lugar y al parecer, mataron a su hijo y tres de sus nietos. Es una noticia difícil de confirmar y que es tomada como propaganda por los rebeldes. Un sacerdote, posiblemente presionado, es el único que desde fuera del Gobierno confirma la noticia. No hay fotos, no hay pruebas. El estado en que quedó la propiedad indica que no podría haber sobrevivientes.
Sin embargo dicen que Kadafi y su esposa junto a otros integrantes de la familia salieron ilesos desde dentro de las ruinas. Difícil de creer. Las noticias tienen el color de quien las emite o las manda emitir. El asunto viene para largo. Ha pasado demasiado tiempo de lo que parecía ser una tarea de pocas horas para la potente aviación internacional y su armamento sofisticado.
Un tiempo tan largo que se puede medir en pérdida de vidas humanas y en heridos, pero también en pérdida de la dignidad de personas que huyen con lo puesto hacia los países vecinos. Al fin y al cabo la vida es el bien más preciado que pueden cuidar y con ella van donde quizás los puedan recibir y acoger.
Hablando de injusticias, el recuerdo del Holocausto está marcado a fuego no sólo en el pueblo judío sino en el de todo el mundo civilizado. Es la injusticia insignia a tener en cuenta cuando nuevamente se quiere llevar a la raza humana hacia el exterminio, esta vez con diferentes métodos de igual o mayor efectividad.
El hecho de que cientos de miles de personas reclamen en el mundo más libertad, mas justicia y más democracia, nos deja una pequeña luz de esperanza de que la tendencia cambie y se dirija hacia mejores destinos. Ojalá no sean utilizados por otros intolerantes y fanáticos aunque sean de distinto signo.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.