Imagen no disponible
Reunión con Héctor Timerman, canciller de Argentina
28/04/2011
Entrevista a Bianca Sitzer, líder juvenil en Israel
02/08/2011

Una delegación de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) representó a nuestra comunidad en el Foro Global del American Jewish Committee (AJC), celebrado en la ciudad de Washington entre el 27 y el 29 de abril pasados.
El AJC fue fundado en 1906 bajo el lema de “buscar un futuro judío seguro en un mundo más justo”. Se trata de una organización que representa y defiende los intereses de las comunidades judías, tanto de Estados Unidos como de América Latina, Europa y Asia. El Departamento Latinoamericano del AJC ha venido adquiriendo una creciente importancia en los últimos años.
El presidente de la CAIV, Salomón Cohén Botbol, acompañado por David Bittán, primer vicepresidente, y Raúl Cohen, tesorero de la institución, asistieron por Venezuela a este importante encuentro, en el que estuvieron presentes unos dos mil delegados de todo el mundo en numerosas mesas de trabajo. Se trató de un evento de gran relieve, cubierto por las principales cadenas noticiosas de Estados Unidos.
El tema central planteado por los delegados de la CAIV fue la preocupación por los mensajes antisemitas que se difunden a través de los medios oficiales y oficialistas de Venezuela, el más notorio de los cuales fue la promoción del libelo Los Protocolos de los Sabios de Sión a través de la Radio Nacional. La CAIV consignó en el evento un extenso dossier en el que se documentan todos los mensajes antisemitas aparecidos en prensa, radio, televisión y medios digitales venezolanos.
“Venezuela, lamentablemente, es la vedette en estos encuentros”, dice Cohén Botbol. “Los delegados de todos los países decían no salir del asombro de que en una nación como la nuestra, donde tradicionalmente no han existido manifestaciones de discriminación, se haga apología del antisemitismo en los medios de comunicación del Estado”.
Por su parte, Raúl Cohén expresó: “Fuimos a decir lo que teníamos que decir sobre la escalada antisemita en los medios oficiales, pues la dignidad judía no se negocia. Israel y el Judaísmo son inseparables. Recibimos toda la solidaridad de las demás delegaciones en estos foros, un apoyo tan intenso que no deja de sorprendernos cada vez que vamos”.
Los representantes de Venezuela se reunieron con las delegaciones de Panamá, Bolivia, Chile, Argentina, Brasil y España para un fructífero intercambio de ideas, ya que, como explica David Bittán, “las campañas antisemitas que se observan en todos estos países tienen el mismo formato, el mismo lenguaje y operan de manera simultánea, lo que demuestra que se trata de algo muy organizado y coordinado; por eso hay que crear mecanismos comunes para contrarrestarlas”.
También tuvieron lugar encuentros privados con personalidades relevantes del mundo judío, como David Harris, director ejecutivo del AJC; Dina Siegel, directora para América Latina de la misma organización; Hanna Rosenthal, comisionada de la Oficina para el Monitoreo y Combate al Antisemitismo del Departamento de Estado de Estados Unidos; Daniel Mariaschin, director ejecutivo de la B’nai B’rith; así como con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien fue objeto de un reconocimiento especial del AJC por su apoyo irrestricto al Estado de Israel. Martinelli expresó su “comprensión y apoyo” a la comunidad judía de Venezuela.
Salomón Cohén recalca que la delegación venezolana percibió la preocupación por parte del pueblo, el gobierno y diversas organizaciones de Estados Unidos por la situación de la comunidad judía venezolana. El caso de Los Protocolos de los Sabios de Sión —obra que a lo largo del siglo XX inspiró directa e indirectamente persecuciones contra los judíos, y además impulsó a Hitler en su articulación del antisemitismo nazi— causó gran consternación en todos los asistentes al foro, y generó una condena unánime, no solo por la mención elogiosa que de esta terrible publicación hizo la periodista Cristina González en la Radio Nacional de Venezuela, sino porque numerosas notas y programas de los medios oficiales hacen uso frecuente de esa infamia aun sin citar Los Protocolos, por ejemplo al aludir a una supuesta “conspiración judeo-sionista” o un fantasioso “control sionista de los medios y las finanzas internacionales”.
Durante su estancia en la capital estadounidense, los delegados de la CAIV se reunieron también con funcionarios de la Embajada de Venezuela, a los que explicaron la preocupación de nuestra kehilá por lo que puede calificarse como un “nuevo antisemitismo” difundido por los medios oficialistas, que se caracteriza por la deslegitimación y demonización del Estado de Israel, con el empleo de los argumentos de la judeofobia clásica, pero sustituyendo el término “judío” por “sionista”. También tuvo lugar una breve conversación telefónica con Roy Chaderton, embajador venezolano ante la OEA, quien se dijo alarmado por la promoción de Los Protocolos.
“Los judíos tenemos el derecho inalienable de vivir con seguridad como ciudadanos de Venezuela. Con ese propósito, la CAIV hace lo necesario para establecer puentes de comunicación con los entes gubernamentales”, subraya Raúl Cohén.
David Bittán destaca que la CAIV ha mantenido durante décadas una estrecha vinculación con el AJC, y también representa a nuestra comunidad en los encuentros de los demás foros judíos internacionales, tales como el Congreso Judío Mundial, el Comité Judío Latinoamericano (CJL), la Liga Antidifamación de la B’nai B’rith, el Comité Latinoamericano Macabi (CLAM) y otras organizaciones relacionadas con los Derechos Humanos y la libertad de cultos. “Tenemos una presencia constante en estos organismos, e incluso si no fuera así, igual se hablaría de Venezuela”, asevera Salomón Cohén Botbol.
El próximo evento del AJC tendrá lugar en diciembre en el estado de Florida, cuando se efectuará una sesión de su comité latinoamericano.
Por Sami Rozenbaum
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.