Un ataque a la existencia de Israel

Catástrofe interminable
02/06/2011
Los Protocolos en las calles de Caracas
07/06/2011

Por Natalio Steiner
Los graves incidentes fronterizos que tuvieron lugar el llamado día de la Nakba palestina ( 14-05-1948), en verdad día de la independencia del estado de Israel y que los palestinos denominan el Día de la Desgracia, ha sido parte de una campaña política palestina destinada a aislar cada vez más a Israel borrando los hechos de la historia y creando una narrativa destinada a expresar que alguna vez existió un estado palestino, borrado del mapa por los judíos. En verdad jamás existió estado palestino alguno porque estos precisamente acompañados por los países árabes rechazaron la resolución 181 de la ONU que lproclamaba su creación junto al estado judío en la tierra de Israel. Desde 1988 piden lo que negaron durante 19 años: un estado palestino en Gaza, Judea y Samaria cpn Jerusalem oriental como capital.
La violenta conmemoración de la Nakba se complementa con los intentos palestinos de proclamar un estado que sería reconocido por la ONU en límites inaceptable e impuestos a Israel y con la organización de flotillas de apoyo solidario a los palestinos de Gaza bloqueados parcialmente por Israel desde que la organización terrorista Hamas tomara el poder por la violencia. El objetivo político y demagógico de estos barcos de activistas de ultraizquierda es emular la epopeya de los barcos con refugiados judíos que desde 1934 llegaban clandestinamente a Israel. A esto hay que sumar la patética e increíble " reconciliación palestina " que es más un intento de propaganda que de búsqueda pacífica de la paz. En definitiva dicha reconciliación es en verdad la convalidación del apoyo de los palestinos "moderados " a una organización terrorista que proclama la desaparición del estado judío.
Pero esto es solo una cara de la moneda. La otra cara es que en Israel no terminan de comprender que el tema más álgido para los palestinos no es el surgimiento de su estado al lado de Israel sino en su lugar. Se trata de lograr el objetivo final ya no con las armas sino a través de la concreción del llamado derecho al retorno de los refiugiados palestinos a los límites previos a 1948 . En conclusión : la discusión no es fronteriza, limítrofe sino existencial, disfrazada por los palestinos como un tema de límites.
El hecho que los límites de Israel hayan sido violados por una turba organizada no preocupa solo desde el punto de vista de la seguridad. Preocupa desde lo político. El gobierno israelí esta adormecido y no logra adelantarse a los hechos ya insinuados a través de Facebook. Israel debe prepararse para otros hechos como estos u otros estallidos " naturales " de intifadas.
Los palestinos han visto las revueltas populares en el mundo árabe como un instrumento a imitar en su lucha contra Israel aunque la fundamentación sea distinta.
Israel debe comprender que se ha entablado una lucha no tradicional contra su existencia. No a través de misiles; no armas nucleares, no hombres-bomba, no guerras convencionales sino hostigamiento, deslegitimación y deformación de la historia.
Desde los tiempos del cnaciller israelí Abba Eban en la ONU cuando Israel fue deslegitimada por la nefasta resolución 379 que equiparaba sionismo igual racismo, que no se veía un intento tan deliberado. En mérito de los palestinos hay que decir que no disimulan las intenciones finales. Solo manejan un discurso pacifista como estrategia comunicacional.
Israel no debe desentenderse que en los últimos años los árabes ven que Israel cede a casi todas las presiones cuando estas se hacen internacionales. Ya hay una aceptación política implicita acerca de la futura división de Jerusalem como lo demandan sin derecho ni argumento histórico válido alguno los palestinos. Incluso respecto al controvertido retorno de refugiados palestinos a Israel ( nadie habla de los 850.000 refugiados judíos echados de los países árabes), ya el ex laborista Iosi Beilin manifestó su apoyo a la misma.
Las presiones palestinas buscan agobiar y cansar a Israel y empujarla a más concesiones. Los sentimientos de culpa europeos por el colonialismo en el mundo árabe, hace el resto.
Los incidentes del 14-05 no serán los últimos. La dinámica de la región potencia los reclamos. Israel deberá tomar medidas diplomaticas equilibradas que no den más excusas a reclamos incompatibles con su seguridad y existencia .
Fuente: El Reloj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.