Festival Yerushalaim rinde homenaje a Belén Lapscher

Se develaron las raíces judías de Lenin en Rusia
29/05/2011
UCAB: Homenaje en memoria a Zigmunt Rotter
15/06/2011

El 22 de junio tendrá lugar la séptima edición del Festival Yerushalaim, bajo el lema de “Aní Yehudí en Venezuela”, un leitmotiv que pone el acento en las culturas sefardí y asquenazí que llegaron al país con nuestros antepasados los inmigrantes para enriquecerse y fortalecerse con los lugareños.
El programa de este año promete un compendio de canciones que reflejan nuestras raíces, sus mezclas y su arraigo con la judeidad, interpretadas por Esther Roffé, Mauricio Castro y Serenata Guayanesa.
Destaca el homenaje que se hará a Belén Lapscher, mujer de un corazón amplísimo para albergar la instrucción musical de los pequeños del Colegio Moral y Luces “Herzl-Bialik”, y creadora de temas emblemas para los alumnos, como el “Himno del Colegio” y “Jerusalén, ciudad de luz y amor”.
Prodigio desde los seis
Cuando apenas contaba seis años, Lapscher acompañaba a su padre a visitar a su cliente Billo Frómeta, quien se percató del talento de la niña. Billo le aconsejó a su papá que la pusiera a estudiar música y, de ahí en adelante, eso hizo que floreciera el talento de la creadora. Antes de ser parte del Departamento de Música de nuestro Colegio, Belén trabajó como profesora de música en el Instituto Edutécnico y en el Colegio “El Peñón”, donde tuvo oportunidad de darles clases a las hijas de Billo y los hijos de Simón Díaz. También ha sido distinguida con encomiables premios, como el del segundo lugar del Festival de la Canción Venezolana, en 1969.
“Belita” de luz y amor
Con ojos vidriosos, “Belita”, como la conocen sus amigos y allegados, recuerda cuando creó la canción “Jerusalén, ciudad de luz y amor”: “Cuando la compuse, venía bajando de la colina de Jerusalén y llegué al kibutz, donde nos quedábamos mi esposo y yo, a plasmarla en el piano. Se la toqué a mis tíos y ellos llamaron a un señor uruguayo que se encargó de hacer la primera traducción del tema al hebreo”.
Por su parte, la composición del himno que identifica a nuestro Colegio emergió de un concurso que ganó Belén (creadora de la música) junto a su hijo Efraín (autor de la letra), en el año 1974: “Cuando resultamos ganadores, nos sentimos felices y halagados, y es un honor para nosotros que ese himno haya perdurado durante varias generaciones y se cante hoy en día”, recalcó la maestra.
Otras obras musicales han marcado la trayectoria de esta destacada profesora, como el “Himno al maestro”, “Canción al maestro” y el “Concierto para un niño”, temas incluidos en un CD de reciente producción, editado por SOPREM, con el que Belén se siente muy contenta.
Sin duda, Lapscher es una de esas estampas que pertenece al reservorio de nuestras memorias amigables de la infancia; así la vemos y la queremos. Por eso, este próximo 22 de junio, a las 7 pm, el Festival Yerushalaim “Aní Yehudí en Venezuela” le rendirá un merecido tributo a su trayectoria y a su música. Las entradas están a la venta en las oficinas de Atención al Público de Hebraica.
Por Mercedes Chocrón de Russo
Fuente: Gerencia de Comunicaciones e Información del CSCD Hebraica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.