Las fronteras de 1967 ¿Qué significan? ¿Son viables?

Legado de la guerra árabe-israelí de junio 1967
05/06/2011
Imagen no disponible
VIDEO / El Muro de la mentira
12/06/2011

Las llamadas “fronteras de 1967” son en realidad las líneas de los distintos armisticios firmados con los países limítrofes en 1949 y 1950, y que siempre fueron muy vulnerables.
La impresionante victoria de Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 se debió al factor sorpresa: antes de que los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania hicieran realidad el ataque de aniquilación para el cual ya tenían preparadas sus tropas, la Fuerza Aérea de Israel destruyó en tierra y en pocos minutos casi todas las naves enemigas, con lo cual logró el control del espacio aéreo y garantizó un pronto triunfo.
La geopolítica actual es muy distinta: grupos terroristas como Hamás y Hezbolá disponen de misiles cada vez más sofisticados suministrados por Irán y Siria, el nuevo régimen militar egipcio parece inclinado a enfriar más las relaciones con Israel, y se mantiene latente la amenaza de un Irán nuclear.
1.  Alturas del Golán
Hasta que Israel tomó sus impresionantes búnkeres en 1967, los sirios bombardeaban frecuentemente el norte de la Galilea desde estas estratégicas colinas. Los misiles actuales podrían llegar mucho más al sur, por lo que Israel se resiste a devolver el Golán a Siria.
2.  Sur del Líbano
El conflicto entre Israel y Hezbolá en el 2006 mostró amargamente las consecuencias del retiro unilateral de Israel de esta zona seis años antes: cientos de miles de israelíes debieron abandonar sus hogares ante el bombardeo de cohetes, que llegaron hasta las inmediaciones de Haifa. Recientemente, Tzáhal reveló que ahora existen mil instalaciones de Hezbolá en el área (incluyendo lanzacohetes y depósitos de municiones ubicados en mezquitas, escuelas y hospitales), muchas más que en aquel momento, lo que no augura un futuro tranquilo para el norte del país.
3.  Valle del Jordán
Israel carece de “profundidad estratégica”, por lo que el gobierno de Netanyahu insiste en que tropas israelíes permanezcan en esta área en caso de que Cisjordania se convierta en parte de un Estado palestino, el cual además debería estar desmilitarizado. Israel también exige controlar el espacio aéreo cisjordano, dado que un avión proveniente del este puede llegar a Jerusalén en cuatro minutos.
4.  Un país estrecho
Según las fronteras vigentes entre 1949 y 1967, Israel tiene solo quince kilómetros de ancho en este punto, distancia que un avión militar, a la velocidad de mil kilómetros por hora, recorre en un minuto y cinco segundos.
5. Jerusalén
En 1980 el gobierno de Menajem Beguin la declaró “Capital Eterna e Indivisible del Estado de Israel”, y Netanyahu ha reafirmado que la ciudad no será dividida para crear la capital de un Estado palestino, una propuesta que ha estado en el tapete durante varios años.
6.  El “Muro”
Las barreras que Israel ha construido desde el 2002 en varias zonas limítrofes con Cisjordania han logrado reducir los ataques terroristas a casi cero. Los críticos aducen que estas barreras definen una frontera de facto a favor de Israel, aunque la Corte Suprema ha ordenado hacer varias modificaciones a su trazado como consecuencia de demandas por parte de los palestinos.
7.  Gaza
Los cohetes que dispara Hamás desde Gaza ya han llegado a Ashkelon y a las cercanías del puerto de Ashdod, el más importante de Israel. La reciente apertura de las fronteras con Gaza por parte del nuevo gobierno egipcio implica que ahora será más fácil introducir armamento, incluyendo misiles más poderosos, en este territorio dominado por los radicales islámicos, que algunos denominan “Gazastán”.
Textos: Sami Rozenbaum
Diseño gráfico: Edgardo Olivares
Imagen de satélite: Google Earth
Fuentes: Hatzad Hasheni / Wikipedia.org
Vea el siguiente video:

Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.