Los Protocolos en las calles de Caracas
07/06/2011
El terror antisemita sigue vigente
13/06/2011

Por Rachel Chocrón de Benchimol
En reiteradas oportunidades he expresado por este medio la admiración y el orgullo que siento por mis orígenes judeo-marroquíes, y muy específicamente por la tierra que vio nacer a mis abuelos y padres.
Melilla, enclavada en Marruecos pero de alma andaluza, combina el azul del paisaje mediterráneo con el misterio de África del Norte, logrando un encanto particular que la hace ser una ciudad muy especial. No en vano en ella conviven con total respeto y tolerancia gente que profesa las tres principales religiones del mundo: judíos, musulmanes y cristianos.
Y de allí han surgido decenas y decenas de emigrantes que siempre conservan vivo y latente el recuerdo de la patria chica que los vio partir en busca de mejores oportunidades, traducidas en el gran sueño de la conquista de las Américas, del norte o del sur… Emigrantes que mantienen en sus corazones nostálgicos recuerdos de su infancia y juventud, vividas plenamente en sana libertad.
Este es el caso, como otros miles de emigrantes alrededor del mundo, de un pequeño grupo contemporáneo de hombres y mujeres oriundos de Melilla que dejaron su tierra para comenzar una nueva vida en América, donde las oportunidades de surgir eran tan atrayentes como para abandonar a sus familias y la tierra que los vio nacer.
Papá y un gran número de melillenses llegaron a Caracas en los años 50, donde surgían muchas posibilidades de trabajo para forjarse un futuro mejor para él y su familia recién fundada.
Los años transcurrieron y con el tiempo se formó en Caracas la Sinagoga Maguén David, que aglutina a las personas oriundas de Melilla y a otras provenientes de comunidades de origen marroquí.
Las huellas se siguen cuando hay interés y una sana curiosidad por conocer el destino de quienes abandonaron Melilla por distintas razones. Este es el caso de la cadena nacional de televisión popular cuya programación se transmite a nivel nacional en España y sus provincias, donde se encuentra el espacio dedicado a Melilla, ideado por el productor Segundo Merino; se trata de Melillenses por el mundo, basado en Españoles por el mundo, transmitido por Televisión Española.
Con base en esta pesquisa de emigrantes de Melilla, Melillenses por el mundo llega a Caracas y empieza su trabajo de investigación consiguiendo y entrevistando a varios distinguidos personajes melillenses que han aportado su granito de arena a la sociedad venezolana.
Entre estos sobresalientes oriundos de Melilla se encuentran: Momy Sultán, querido colaborador de este semanario, quien con sus trabajos de investigación ha aportado valiosos conocimientos sobre la historia antigua y contemporánea de Melilla; la profesora emérita Estrella Abecasis de Laredo, pilar fundamental de la Universidad Simón Bolívar, cuyos trabajos científicos le valieron el Premio Nacional de Física; José Chocrón, de NMI, querido miembro de nuestra mesa ejecutiva, además de prestigioso abogado y poeta con varios libros publicados, y uno de próxima aparición acerca de Francisco de Miranda; Samuel Akinin, historiador, exitoso comerciante y destacado escritor; Mauricio Morely, comerciante prominente; y Carlos Benguigui, afamado diseñador de ropa masculina.
Después de una intensa jornada de entrevistas en toda Caracas, llegamos al día domingo y, en medio de una mesa llena de churros, chocolate caliente y muchos nostálgicos recuerdos, empieza en el salón de fiestas de Maguén David el trabajo indagatorio de este grupo de periodistas melillenses encabezados por Segundo Merino, director y guionista del programa; Javier Irurre, camarógrafo; y Patricia Mayor, realizadora, quienes sostienen una distendida y simpática conversación con algunos de los miembros del kahal de la sinagoga de Melilla, cuyas historias quedan plasmadas en un entrañable programa más de Melillenses en el mundo, esta vez en Caracas, Venezuela.
Fue una mañana llena de recuerdos, anécdotas y reflexiones del rabino Yehosua Benzaquén, Mojluf Benguigui, Jaime Benguigui y, sobre todo, añoranza por los tiempos de juventud que quedaron atrás, en la Melilla que mis padres y muchos otros melillenses abandonaron para hacerse partícipes de lo que hoy en día es la comunidad judía de Caracas, sin marcados distingos de origen ni nacionalidad.
Cabe destacar que Melillenses por el mundo ha realizado varios programas con total éxito, los cuales comenzaron en la ciudad de Nueva York en el mes de marzo, continuando con Miami, Caracas y, próximamente, Santo Domingo y Panamá.
Para quien esté interesado en este simpático y anecdótico programa de entrevistas con miembros de la comunidad melillense de Caracas, existe una pagina web,
www.populartvmelilla.com, donde se podrá disfrutar de una amena conversación plena de nostalgia y recuerdos, mezclados con la propia experiencia de sus protagonistas al llegar a esta Tierra de Gracia que los acogió y en donde levantaron sus familias con esfuerzo y con la ayuda de Dios.
En definitiva, recordar es vivir, y poderlo contar es aún más maravilloso.
En la imagen: José Chocrón, Ángel Benzaquén, Rajamim Chocrón, Segundo Merino, Daniel Chocrón, Javier Irurre, Patricia Mayor y Alberto Chocrón.
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.