La satisfacción de una meta alcanzada
06/07/2011
CAIV se reunió con el Embajador de Francia
21/07/2011

Como una entidad sin fines de lucro, que presta un servicio de alta calidad y a muy bajos costos, el Centro Médico Yolanda Katz es uno de los aportes más relevantes de la Comunidad Judía de Venezuela en la salud pública de la nación.
El Yolanda Katz atiende a unos 2.000 ciudadanos cada mes y tiene como objetivo seguir ampliando su sistema médico para beneficiar a un mayor número de personas y convertirse, en un futuro, en un centro de estudio de post-grado en medicina comunitaria.
En una entrevista con la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) los miembros de la Junta Directiva de la institución, Salomón Cohen, presidente; Isidoro Zsidmon, vicepresidente y Miryam Lañado, gerente general, explicaron la función, proyectos y aportes del Centro Médico.
¿Qué es el Centro Médico Yolanda Katz?
El Centro Médico Yolanda Katz  (CMYK) es una institución creada por la Comunidad Judía de Venezuela como un centro ambulatorio sin fines de lucro, que reinvierte sus ingresos en el desarrollo del organismo y sus equipos para seguir ofreciendo un servicio de alto nivel y óptima calidad.
En sus inicios, el Centro Médico estuvo destinado a satisfacer las necesidades médicas de los miembros de la comunidad hebrea y de los empleados de las instituciones comunitarias. A partir de 2003, se decidió abrir las puertas al público en general y así hacer extensivo todos los beneficios a la sociedad.
En su primera etapa, Yolanda Katz ofrecía atención médica primaria a los miembros de la Comunidad Judía Venezolana. En una segunda fase, cuando nos empezamos a desarrollar y expandir, se abrió a toda la comunidad venezolana.
El CMYK siempre ha actuado con un criterio de identificación social, puesto que nuestros precios son muy ajustados a las necesidades del país. No trabajamos con precios altos o grandes, sino precios muy ajustados, donde la rentabilidad casi no existe, porque somos una entidad sin fines de lucro.
¿Cómo se originó la institución? ¿Desde cuando funciona?
El Centro Médico se inauguró el 9 de agosto de 1998. Su creación estuvo motivada gracias a la donación de David Katz, miembro de la Comunidad Judía de Venezuela, quien donó la casa donde posteriormente se construyeron las instalaciones. El nombre del Centro Médico se debe a su difunta esposa, la Sra. Yolanda de Katz.
La intención primaria fue crear un espacio para la atención médica de los miembros de la comunidad judía y que, como ya hemos dicho, fue poco a poco abriéndose al público en general.
Este proceso se puede dividir en dos etapas, la primera fue el cambio de nombre, ya que anteriormente se llamaba Centro Yolanda Katz, nombre desconocido para la gente de la zona, en cuanto a la función del organismo, y pasó a llamarse Centro Médico Yolanda Katz.
La segunda etapa de cambio fue el empezar a vincularnos con las compañías de seguros, que carecían en ese momento de centros de atención primaria. Centros de atención primaria son aquellos espacios donde se brindan consultas, sin contar con hospitalización o cirugía.
La decisión fue muy pensada, ya que debíamos saber si éramos capaces de prestar el servicio. Consecuentemente, tomamos la decisión de que el CMYK estaba en la capacidad de atender a un mayor número de personas.
¿Qué fue lo que se exigió? Que el servicio debía ser igual de exigente y que se tenían que cubrir todas las áreas con las que contábamos.
Por otro lado, debíamos mantener los costos en su mínima porción definida, para así cumplir con nuestra labor social que es, al fin y al cabo, a lo que está dedicado en Centro Médico Yolanda Katz.
Nuestra ampliación tuvo el objetivo de llegar no sólo a nuestra comunidad hebrea, sino a todo el pueblo venezolano, a toda aquella persona que desee pagar lo justo por los tratamientos que va a recibir.
¿Cuál es la contribución del CMYK y de la Comunidad Judía al pueblo venezolano?
Nuestro servicio es de calidad, responsable y no asumimos tareas donde no contamos con médicos de primera calidad. Ningún médico es aceptado para colaborar en el Centro Médico Yolanda Katz sino es examinado por un grupo especialista, es decir, sino estamos seguros de que va a ofrecer un excelente servicio.
Por ser una institución sin fines de lucro, sacrificamos todo lo que se puede, hasta el máximo, de forma de que solamente se produzca una utilidad inherente al costo operativo que tiene el Centro Médico.
Nosotros estamos entre los servicios más baratos del país, en el espectro de ofertas médicas, y aún así ofrecemos un servicio de primera calidad a todo ciudadano que venga a nuestras instalaciones. Este es un aporte de solidaridad muy importante de la Comunidad Judía de Venezuela.
Es necesario aclarar que nosotros no ofrecemos servicios gratuitos. Sin embargo, la ventaja que ofrece Yolanda Katz es que los dueños de la institución, que es la Comunidad Judía de Venezuela, no están interesados en obtener ninguna ganancia con las actividades realizadas. Lo que se le exige a la Junta Directiva del CMYK es que el servicio sea lo más económico posible, sin fines de lucro.
¿Qué especialidades brinda el Centro Médico Yolanda Katz?
El Centro Médico Yolanda Katz, prácticamente, brinda todas las especialidades médicas. Nosotros contamos con los siguientes servicios: Medicina Interna, Neurocirugía, Nutrición y Dietética, Oftalmología, Otorrinolaringología, Pediatría, Psiquiatría, Reumatología, Traumatología, Urología, Cardiología, Cirugía, Dermatología, Endocrinología, Fisiatría, Fisioterapia, Foniatría, Gastroenterología, Ginecología, Hematología.
¿Cuántas personas son beneficiadas por el Centro Médico?
Definir el número es algo muy relativo, ya que varía mucho. Sin embargo, en estos momentos estamos, aproximadamente, en unas 2.000 consultas mensuales.
En nuestros días, sólo el 10% de las personas que vienen a consultas pertenecen a la comunidad hebrea, el otro 90% es público en general. Esto muestra lo que ha sido nuestro desarrollo en pro de la salud y atención médica de la sociedad venezolana.
¿Cómo está compuesto el personal médico?
Para nosotros lo importante es la capacidad profesional del médico. En ningún caso definimos la capacidad por su origen étnico, cultural o religioso. La experiencia, la referencia, el deseo de trabajar y colaborar son las características que buscamos con todo el personal.
Alrededor de 50 médicos trabajan en nuestras instalaciones. Todos están bajo la figura de honorarios profesionales.
Así como Yolanda Katz hace un esfuerzo económico de no pedir ningún tipo de ganancia, también los médicos contribuyen con atención social, ya que muchos de ellos en vez de tener sus consultas privadas en clínicas, prestan un servicio social junto a nosotros.
¿Qué tipo de integración tiene Yolanda Katz con otras instituciones nacionales?
Contamos con relaciones importantes con laboratorios, por ejemplo, utilizamos sus equipos, los más modernos del mercado. También tenemos relaciones con centros de mamografía y radiografía, que tienen sus equipos en nuestras instalaciones.
Desde hace dos años, nosotros somos los organizadores junto a la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) de la entrega de medicamentos a nivel nacional, es decir, somos captadores de medicamentos donados por laboratorios farmacéuticos.
¿Cuáles son las metas u objetivos del CMYK?
El Yolanda Katz quiere seguir creciendo, quiere seguir atendiendo al público en general y quiere convertirse en un centro de atención primaria que cubra todas las áreas, incluyendo las áreas de observación clínica.
También deseamos convertirnos en un centro de enseñanza médica y esperamos que nuestras instalaciones sirvan algún día como recinto para la enseñanza, que se dicten clases de post-grado en el área de la medicina comunitaria.
Nuestro objetivo es desarrollar un sistema de atención médica que tenga un alto contenido social, un alto contenido humano, que no sea un centro de atención tecnológica pura, aunque no descartamos la tecnología y nos gusta tener la mejor. En Yolanda Katz estamos interesados en desarrollar un concepto humanista de la medicina, de atención al ser humano.
¿Por qué hacemos esto? Porque nosotros recordamos nuestra condición de judíos. En el judaísmo, cada persona se considera responsable de los demás, es decir, de la salud social. Y es por eso que estamos actuando con ese criterio.

Por Abel Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.