La satisfacción de una meta alcanzada
06/07/2011
CAIV se reunió con el Embajador de Francia
21/07/2011

Hablar dentro de la comunidad Judía de Venezuela y de Latino América de Abraham Levy Benshimol es referirse a un hombre íntegro, de profundos principios éticos y morales.  Estos, unidos a su gran capacidad en el campo de la ciencia y de la docencia y su entrega a la labor comunitaria, hacen de él un hombre excepcional.  Nuestro invitado en la cita de esta semana es Doctor en Bioquímica. Ha sido docente de la Faculta de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV) durante 20 años y Presidente de la Comisión de Postgrado y Coordinador Académico de la misma.  Su labor comunitaria es muy extensa para ser detallada, lo importante es que hoy en día es reelecto por segunda vez como Presidente de la Confederación Israelita de Venezuela (CAIV) y Vicepresidente del Museo Sefardi Morris E. Curiel y Director Académico del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas (CESC). 
Más allá de todos estos reconocimientos que ha obtenido por su trayectoria, en lo personal el Dr. Abraham Levy es un hombre que al sólo verlo inspira una gran bondad, una luz intensa que proviene de su espíritu y una humildad y sencillez que solamente tienen los verdaderos sabios. Por estas razones, me siento muy honrada como comunicadora social y como judía sefardí de tener el honor de entrevistar a este extraordinario ser humano.
¿Qué significa ser Presidente de la CAIV, y en su caso particular reelecto por segunda vez?
Es un gran honor y una gran responsabilidad pues este cargo conlleva la más alta representatividad de la comunidad judía de Venezuela. El hecho de haber sido reelegido para el período en curso es, sin duda, una demostración de confianza de las instituciones confederadas hacia mí, lo cual agradezco profundamente.
Podríamos decir que su tarea como presidente de la CAIV es un cargo político-diplomático. Siendo usted un hombre que transmite tanta paz y tantos logros personales y profesionales ¿se siente cómodo en este cargo tan ingrato, ya que sobre usted pesa la imagen y el discurso de toda la comunidad Judía de Venezuela?
En estos momentos difíciles para todos nosotros es verdad que el cargo puede resultar ingrato, pero a la vez me produce satisfacciones pues, a través de mi acción como presidente de la CAIV, trato de mantener en alto el buen nombre de nuestra comunidad. Puede ocurrir que las decisiones muchas veces difíciles, que debemos tomar no satisfagan a todos nuestros correligionarios, eso es inevitable y lo que cuenta es el balance de una gestión.
Si antes su cargo era de confianza y honorífico por su meritoria trayectoria, ahora usted debe ser el vocero de una comunidad judía venezolana que en este gobierno ha sido atacada de diferentes formas, cosa que nunca había sucedido en este país. Por supuesto, esto ha cambiado necesariamente su posición y usted debe estar a la "defensiva", pero con manos de seda. ¿Se siente satisfecho de sus últimas actuaciones como Líder?
He tratado en todo momento de actuar con la mayor dignidad y sentido común. En los casos extremos como el segundo allanamiento de Hebraica y el ataque a la Asociación Israelita de Venezuela (AIV) y a la sinagoga Tiferet Israel, cuando tuvimos que defender nuestra posición frente al gobierno nacional, lo hicimos sin claudicar a nuestros valores y principios. Creo que esas actuaciones han merecido el respeto de quienes, tanto en Venezuela como en el exterior observan y analizan lo ocurrido a nuestra comunidad en los últimos tiempos.
Hay focos antisemitas en medios oficiales de radio y TV y periódicos así como portales que no pierden la oportunidad de atacar Israel y a los judíos ¿Con que medio cuenta la comunidad judía venezolana para contrarrestar esta campaña que persigue crear una matriz de opinión desfavorable dentro del país hacia el pequeño núcleo de judíos venezolanos que siempre habían vivido dentro de una sociedad pluralista en cuanto a credos e ideologías políticas? ¿Cómo se ha movido usted a nivel de organismos internacionales para denunciar estos constantes atropellos y el odio que se persigue crear hacia nosotros?
La CAIV hace el seguimiento de las expresiones antisemitas que lamentablemente aparecen casi a diario en algunos medios oficiales. En ocasiones se hace la correspondiente aclaratoria y, efectivamente, hacemos las denuncias ante organismos internacionales de Derechos Humanos para que se conozca esta situación. A finales del año pasado y, luego de reiterados ataques en contra nuestra, del pueblo judío en general, y del Estado de Israel, introdujimos una denuncia documentada ante la Fiscalía de la República.
¿No cree usted que la comunidad judía internacional ha hecho pocos esfuerzos comunicacionales para cambiar la imagen que los grandes capitales de los radicales islámicos han pretendido vender al mundo de que los judíos son los "malos" del conflicto en el Medio Oriente y los palestinos son las" eternas víctimas"?
La comunidad judía internacional se ha defendido por medio de sus voceros más calificados como el Congreso Judío Mundial, la Bnei Brith, la Liga Antidifamatoria, con sede en New York y otras organizaciones judías. Lo que sucede es que hay una avalancha de propaganda proveniente de los países islámicos, bien financiada y secundada por algunos sectores de la izquierda que no sólo pretenden presentarnos como los "malos" del conflicto del Medio Oriente, sino que en el fondo buscan deslegitimar al Estado de Israel y propender a su destrucción.
¿Cómo calificaría usted la política de Obama "Pro Paz en el Medio Oriente”?
Obama, al desmarcarse de la política de Bush en el Medio Oriente, ha buscado mejorar la relación con el mundo islámico, ejerciendo presiones mayores sobre Israel que los anteriores gobernantes norteamericanos.
Menos del 6% en Israel, simpatizan con el nuevo presidente de Estados Unidos. Digamos que ya no sienten que tienen un aliado seguro e inclusive se dice que sólo Obama ha podido lograr el milagro de que la casi la totalidad de los israelí, incluyendo la izquierda sionista, apoye la propuesta de paz de Netanyahu. ¿Qué opinión le merece esta nueva realidad y hasta un predecible cambio en la geopolítica mundial?
Netanyahu ha propuesto claramente la solución de los dos estados, uno judío (Israel) y otro árabe, coexistiendo pacíficamente, que es lo mismo que la comunidad internacional viene proponiendo hace años. La propuesta de Natanyahu incluye lo que él llama la paz económica, que consiste en buscar mejorar las condiciones de vida de los palestinos en su Estado, para de esa forma encontrar el camino hacia la paz. Los israelíes están más identificados ahora con una postura más contundente frente a las agresiones de los palestinos pues sienten que Obama no ha sido lo suficientemente firme en exigir una posición única de los palestinos, que por medio de Al Fatah o de Hamas expresan puntos de vista diferentes.
Es bueno recordar que los palestinos han expresado en la reciente Conferencia de Belén los tres no: no negociaciones con Israel; no reconocimiento a Israel como un Estado judío y no finalización al estado de lucha armada contra Israel. Esta declaración es igual a la que dieron hace 42 años atrás en Kartún.
Aunque estamos claros que Obama no es antisemita, ya que en su gabinete abundan los asesores judíos, pareciera que hay una contradicción entre las aspiraciones de los que viven en Estados Unidos y los que viven en Israel aun compartiendo la misma religión. 
¿Qué opina Usted de este aspecto tan suis generis?
La comunidad judía de los Estados Unidos es la más numerosa e influyente de la diáspora. Muchos de sus integrantes han alcanzado encumbradas posiciones en ese país, lo que por ciento, habla a favor de una sociedad de inclusión en la cual los judíos han tenido cabida. Si bien el sentimiento de identidad con Israel está presente en la mayoría de los judíos del mundo, incluyendo los norteamericanos, existen los que anteponen su ascenso político por ejemplo, a un compromiso con Israel. No hay que olvidar que el judaísmo es más que una religión, un modo de vida. Personalmente creo que los vínculos de los judíos con Israel son de tal fuerza: espirituales, familiares, religiosos, históricos, que cuesta entender la posición de aquellos que no ven a Israel como su centro espiritual.
La reciente visita del Canciller de Israel Lieberman a algunos países de Latino América, tiene una significación especial, tomando en cuenta en primer lugar el personaje calificado como un "halcón", y en segundo lugar por las relaciones de nuestro gobierno (el de Venezuela) con el de Irán. Esta gira diplomática, a su juicio, ¿qué pretende demostrar a estos países que desde hace muchos años no habían sido visitados por una delegación de Israel tan importante y como va a convencerlos del peligro para toda la región de los lazos tan estrechos de Chávez con el ala radical del Islam?
La reciente gira del canciller Lieberman por cuatro países suramericanos intenta contrarrestar la creciente presencia iraní en América del Sur. Es evidente que el presidente Chávez es amigo de Ahmadinejad. Durante su visita el canciller Lieberman ha expresado sus denuncias de la cercanía del presidente Chávez con el integrismo islámico. Creo que la tarea de Israel es alertar sobre lo que ocurre y del peligro implícito que hay en ello. La capacidad de convencimiento de Lieberman depende de las pruebas que pueda aportar y de cuanto hay de ideológico o de estratégico en los lazos con Chávez con el ala radica del Islam.
En el Medio Oriente, Israel aparece como la representación del Mundo Occidental frente a un mundo Islámico que pretende confrontar su civilización (o su barbarie), frente a la modernidad que reclama el siglo XXI.  Es más, el Islamismo quiere conquistar Europa y hasta Latino América con su pensamiento teocrático y modo de vida que no corresponde en lo absoluto con la realidad en la que vivimos.  A su juicio, ¿puede prosperar este avance sostenido y con algunos logros importantes en las regiones antes mencionadas?
En los últimos años ha habido un aumento en el número de musulmanes que viven en muchos países de Europa. También su número ha crecido en Estados Unidos aunque en menor escala. En muchos casos la integración ha sido nula a las sociedades donde habitan. Soy de los que creen que la confrontación entre Occidente y el Islam es inevitable, dada la intromisión y control que el Islam ejerce en los países donde son mayoría y que pretende extender a aquellos donde van creciendo en número. Es dado pensar que en los países occidentales no van a ceder aquellos valores democráticos que les son tan caros, sin dar la pelea.
En Bogotá la visita de Lieberman tuvo una significación aun más importante ya que ofreció ayuda a Colombia para combatir el terrorismo y el narcotráfico ¿Estando como está el conflicto con nuestro país vecino, este hecho puede empeorar las relaciones ya rotas con Israel, y cómo a su juicio podría arreciar el hostigamiento del oficialismo a nuestra comunidad?
Es posible que el creciente acercamiento de Colombia con Israel contribuya a distanciar más a Venezuela del Estado judío. Muchas declaraciones oficiales recientes así lo indican. Esto es lamentable porque, independientemente de las diferencias políticas, los pueblos deben mantener relaciones que permitan el conocimiento y la cooperación mutua en numerosas áreas. Israel está en capacidad de suministrar tecnologías de punta a Venezuela y de compartir sus exitosas experiencias agrícolas con Venezuela. ¿Qué de malo hay en esto?
En cuanto a que pueda arreciar el hostigamiento del oficialismo a nuestra comunidad, va a depender de si predomina o no la influencia que ejerzan los sectores más radicales, islámico-fundamentalistas, frente a los más moderados del gobierno que no son antisemitas.
El reciente reclamo de Israel frente al gobierno de Venezuela, en cuanto a que Hezbollah ya se está asentado aquí y se esconden células terroristas en nuestro territorio ¿debemos asumirlo como nuestro propio reclamo como venezolanos que rechazamos la violencia injustificada y que nunca habíamos participado tan protagónicamente en conflictos de esta naturaleza?
Creo que el rechazo a Hezbollah o a cualquier otro grupo terrorista es compartido por todos los venezolanos de pensamiento democrático. Ese comportamiento terrorista, muchas veces suicida, no forma parte de la idiosincrasia del pueblo venezolano.
Hace pocos meses publicó un libro que promete ser en el primero de los homenajes que quiere hacerle a personalidades destacadas de la comunidad judía en Venezuela "Dejando huella. Aproximación a la judeidad venezolana" es el resumen de las vivencias y logros de veinte personajes de origen judío que se vincularon al acontecer del país que acogieron sus padres y pusieron al servicio de toda la comunidad venezolana su talento  y su rol protagónico en diferentes áreas  como la del doctor Baruj Bennacerraf, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1980, de Sofía Imber, creadora del Museo de Arte Contemporáneo, del ingeniero Paúl Lustgarten, realizador del puente que atraviesa el Lago de Maracaibo. la brillante política y periodista Paulina Gamus, el siempre recordado humorista Amador Bendayán, el irrepetible Isaac Chocrón con su dramaturgia, la labor por el cine nacional de Margot Benacerraf y tantos otros que invitan a leer este libro.  ¿Este trabajo debemos tomarlo como el deseo que sea leído por las nuevas generaciones para que aprendan como lograr propósitos de vida o para demostrarle a todos los que ahora nos adversan, que el judío no se conforma con ser un profesional sino es realmente útil para la sociedad en la que vive y si no se destaca por su empeño de buscar siempre la excelencia?
El libro es un intento por presentar una selección de figuras destacadas de la comunidad judía venezolana, de manera que a través de sus vidas y de la huella que han dejado se pueda percibir lo que ha sido el aporte judío al desarrollo y engrandecimiento de Venezuela. Mi deseo es que llegue al mayor número de lectores, incluyendo a los jóvenes, pues los personajes biografiados son claramente paradigmas a seguir. En cada uno de ellos está ejemplifica la solidaridad judía, su capacidad de emprendimiento, su clara posición ante la injusticia, su amor el trabajo; en fin, valores universales que siempre tienen vigencia. El libro no está aún en las librerías, pero puede adquirirse solicitándolo al teléfono (58 – 212) 578.14.89.
Por último, sabemos que aparte de su liderazgo en la comunidad Judía de Venezuela, usted ha sido uno de los principales promotores del Museo Sefardí.  Conservar estas tradiciones tan importantes para el mundo occidental. ¿Qué importancia tiene para los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España durante la época de la Inquisición y se regaron por todo el Mediterráneo llevando con verdadero celo su tesoro cultural a los países en los cuales sembraron raíces?  ¿Qué legajo podrán extraer las nuevas generaciones del conocimiento de lo que se expone en este Museo?
Los sefardíes han mantenido una fidelidad única a lo que representó la vida en España (Sefarad) a los valores y tradiciones que les son tan caros. El Museo Sefardí de Caracas Morris E. Curiel se ha propuesto dar a conocer esta rica herencia, difundir la presencia judía en Venezuela y servir de espacio para el encuentro con nuestros compatriotas no judíos. Todos estos objetivos ayudan no sólo a que se conozca mejor todo lo judío, sino que también contribuye a afianzar lazos culturales muy arraigados en la sociedad venezolana.
¿En qué afectará la nueva Ley de Educación a nuestros Colegios Hebreos, y qué se ha hecho o se piensa hacer al respecto?
En primer lugar hay que decir que la educación es un proceso complejo, no se puede aprobar una ley que la regule sin oír la opinión de los expertos en esta materia. En este sentido, la ley peca por inconsulta.
Se trata de una ley discrecional que puede dejar en las manos menos expertas la toma de decisiones a un área tan sensible como es la educación. Así por ejemplo, se le otorga a los Consejos Comunales un papel preponderante; éstos pueden quedar integrados por personas que desconozcan los objetivos que se persiguen en un colegio judío y, desvirtuar así, la importancia que damos a la educación que, en síntesis, busca preservar nuestros valores y nuestra rica tradición.
Concuerdo con quienes han señalado que la nueva ley no constituye un avance sino más bien un retroceso por constituir una absurda e insensata propuesta.
Así concluye mi conversación con Abraham Levy Benshimol, sereno, culto, comprometido con los grandes valores de la humanidad. Un venezolano de religión judía ejemplo y pilar de las generaciones nuevas, tanto de su comunidad como del país entero.

Por Por Ivonne Attas

Fuente: Gentiuno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.