La satisfacción de una meta alcanzada
06/07/2011
CAIV se reunió con el Embajador de Francia
21/07/2011

La ayuda al prójimo, la asistencia social en catástrofes naturales o guerras, la capacitación laboral y el ofrecer una buena alimentación a necesitados son acciones que la Comunidad Judía de Estados Unidos ofrece a través del Joint, sin distinción alguna entre personas.
El American Jewish Joint Distribution Committee (Joint) o el Comité Judío Americano de Distribución es el brazo humanitario de la Comunidad Judía Norteamericana para distribuir acciones de caridad en el exterior. La Joint tiene 94 años de fundada, con presencia en 66 países y funciona como una institución sin fines de lucro y de carácter apolítico.
En una entrevista con la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), la presidenta del Joint, Judge Hellen M. Heller, habló sobre el proyecto de los dos comedores parroquiales que se realiza en Caracas, desde junio de 2007, labor conjunta entre la Comunidad Judía de Venezuela, Cáritas y Joint.
¿Cuáles son los programas de ayuda del Joint?
El Joint es la institución que distribuye, a nivel mundial, la ayuda material de la Comunidad Judía de Estados Unidos. Nuestros programas consisten en comedores sociales, alimentación, capacitación laboral, rescate de los valores judaicos (en el caso de comunidades judías), atención clínica, ayuda humanitaria en situaciones de catástrofes naturales y caridad en los sectores más necesitados del planeta.
Si hablamos de países, por ejemplo en el caso de Israel, tenemos programas muy importantes, en asociación con el gobierno israelí, para las personas mayores, niños en riesgo y nuevos inmigrantes.
En los países que conformaron la Ex Unión Soviética, atendemos a más de un cuarto de millón de judíos de la tercera edad. Tenemos todos estos centros de atención, en 3 comunidades, con tres usos horarios diferentes sólo en Rusia. La mayoría de las personas que beneficiamos son sobrevivientes de la guerra o de la represión comunista. En el caso de la Ex Unión Soviética, el Joint es prácticamente el único sistema de apoyo con el que cuentan.
También atendemos a unos 25 mil niños en situación de pobreza y tenemos un programa de vinculación de los jóvenes con sus raíces y herencia judía. Queremos devolver a esta gente su identidad hebrea. Tenemos 180 centros comunitarios en toda la Ex Unión Soviética. Contamos con programas de entrenamiento de liderazgo y actividades de rejuvenecimiento en las repúblicas bálticas.
En Túnez y Marruecos nos ocupamos de pequeñas comunidades que aún viven en esos países. También ayudamos a comunidades judías en Turquía y la India. Estuvimos en el programa para las víctimas del tsunami, sin importar credo, etnia o religión. En estos momentos, estamos ayudando a un pueblo en Pakistán que se está recuperando de un terremoto.
¿Qué ayudas ofrece el Joint en América Latina?
En Argentina construimos un centro para gente mayor, gracias a la unión de esfuerzos del Joint con la Comunidad Judía Argentina. En Buenos Aires, tenemos un programa de capacitación laboral, atención para niños, bebes, vacunación. Tenemos clínicas y hemos establecidos 65 centros de atención social.
En otros países de América Latina, como Colombia, Brasil, las diferentes comunidades judías no necesitan la ayuda material del Joint, por ende, nosotros sólo les facilitamos asesoría u orientación.
En determinados momentos, como en el caso de Argentina cuando hubo “el corralito”, la crisis financiera, la Joint ayudó mucho a la comunidad judía a sobreponerse.
¿Qué tipo de trabajo conjunto realiza el Joint y Cáritas?
El programa interreligioso y el acercamiento entre culturas es parte de nuestra ayuda para curar al mundo, hacer de este planeta un mejor lugar. Nosotros trabajamos en diferentes países junto a Cáritas, brazo caritativo de la Iglesia.
Por ejemplo, en Buenos Aires tenemos un programa conjunto con Cáritas, al igual que en Caracas, donde ofrecemos almuerzos gratuitos y capacitación laboral.
En Etiopía, trabajamos con las Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta y ayudamos a jóvenes que sufren de deformación en los huesos.
En Ruanda, estamos construyendo un orfelinato para ayudar a las víctimas de la masacre. En otros países como Sri Lanka, India e Indonesia tenemos presencia y ayudamos a los sectores más necesitados.
¿Cuál es su evaluación del proyecto de comedores parroquiales en Caracas?
En mi visita a Venezuela, me he percatado de la belleza y hermandad de la Comunidad Judía venezolana, recordándoles que los judíos del mundo somos una gran familia y nuestro norte es la ayuda al prójimo.
Estamos muy contentos de la evolución y rendimiento de los dos comedores parroquiales, tanto el de 23 de Enero como el de Santa Rosalía, donde un promedio de 200 personas son beneficiadas en alimentación e integración parroquial.
La Joint, en conjunto con la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela, y Cáritas de Venezuela seguiremos ayudando a los sectores más desfavorecidos y humildes del país, en nuestra firme convicción por un mundo lleno de justicia social y respeto por los valores y derechos humanos.

Por Abel Flores

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.