La Cuenta del Omer, entrevista al rabino Eitan Waisman

Doscientos años también para nosotros
06/07/2011
Raíces del fascismo
12/07/2011

El pueblo Judío realiza desde la Fiesta de Pésaj (Pascua hebrea) y hasta la Fiesta de las Semanas (Shavuot) una cuenta progresiva de 49 días llamada la Cuenta del Omer. En una entrevista, el rabino Eitan Waisman de la Unión Israelita de Caracas (UIC) compartió sobre los detalles, costumbres y acontecimientos que desde hace siglos el pueblo de Israel ha conmemorado, celebrado y lamentado durante estas fechas.
¿Cuál es el origen de la Cuenta del Omer?
El origen está en el Pentateuco, por ejemplo en el capítulo 23 del libro de Levítico, donde Dios ordena al pueblo de Israel la celebración de diferentes tiempos o días solemnes, entre ellos la Cuenta del Omer durante 49 días, es decir, siete semanas seguidas.
¿Qué es el Omer?
Es una ofrenda especial de cebada que se entregaba en la Época del Templo en Jerusalén desde la segunda noche después de Pésaj (Pascua Judía) hasta la fiesta hebrea de Shavuot que ocurre un día después de los 49 días de la Cuenta del Omer. El Omer era la primicia de la cebada.
¿Qué relevancia tienen estos días?
Este periodo de días es muy especial para el pueblo judío ya que está relacionado a nuestra salida de la esclavitud física en Egipto hasta nuestra liberación espiritual en la Fiesta de Shavuot cuando recibimos la revelación escrita del Profeta Moisés, es decir, el Pentateuco en el monte Sinai. Esto es comparable a la cuenta que hace un niño para irse de vacaciones o una pareja para casarse, son días anhelados y esperados y es por ello que se cuentan; el Omer es un tiempo de esperanza y crecimiento espiritual.
Esto viene a educarnos sobre qué hacemos con nuestro tiempo, con nuestras vidas, qué hacemos día a día; entonces la Torah (Pentateuco) viene a enseñarnos que el camino es la Palabra de Dios y la observancia de sus mandamientos, los cuales nos ayudan a elevarnos escalón por escalón, paso a paso.
¿Por qué es una cuenta progresiva y no regresiva?
Pienso que la enseñanza es que debemos subir de nivel espiritual, cada día intentar ser mejores personas y corregir nuestra conducta con respecto al servicio a Dios y sobre nuestras relaciones con nuestro prójimo.
¿Por qué hoy en día estos días se conocen como un tiempo de luto?
Aunque la cuenta del Omer es una época muy bonita, esperanzadora, alegre y espiritual para los judíos, sin embargo aproximadamente hace unos 19 siglos ocurrió un hecho histórico muy desagradable y es por ello que observamos hoy en día algunas costumbres de luto durante los primeros 33 días de la cuenta del Omer.
¿Qué ocurrió?
En el siglo II de la era común, 24 mil alumnos del gran Rabino Akiva murieron durante estos primeros 33 días de la Cuenta del Omer. Según nos relatan varias fuentes, se piensa que pudo ser una epidemia que los atacó. Estamos hablando de la época de la rebelión de Bar Kojva, sabemos que para el año 135 hubo una rebelión de los judíos contra los romanos y esta rebelión fue aplastada, y es muy probable que Akiva, quien apoyaba a Bar Kojva, pudo haber enviado a sus discípulos para participar en la rebelión y, tristemente, ser masacrados. Cualquiera que haya sido el caso, la muerte de estos 24 mil estudiosos del Judaísmo fue un duro golpe a Israel y es por ello que durante estos 33 días no acostumbramos a celebrar bodas y no cortar el cabello.
¿Por qué el día 33?
Según la tradición, el día 33 de la cuenta del Omer murió Rabbí Shimón Bar Yojai (siglo II) y por la gran santidad de este maestro este día es recuerdo de su memoria y se acostumbra a celebrar y encender luces. El día 33 del Oer es conocido como Lag BaOmer. También en este día, nos enseña la tradición hebrea que el maná, pan del cielo, que comieron nuestros antepasados en el desierto empezó a caer.

Por Abel Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.