Entrevista a Philippe Karsenty: engaños sobre Israel
10/07/2011
El aspecto moral del terror
15/07/2011

Por Beatriz W. De Rittigstein
En el presente se agudiza una campaña internacional dirigida por el islamismo radical, cuyo principal exponente es la Hermandad Musulmana, que creó una serie de ONGs falsamente humanitarias como camuflaje, aliada a elementos de la extrema izquierda occidentales. El propósito es deslegitimar al Estado de Israel y con ello, socavar las bases de su renacimiento.
Los convoyes y flotillas con supuesta ayuda son parte de esta empresa que busca provocar hechos trágicos que deterioren la imagen de Israel.
La UNRWA y la Cruz Roja han declarado que no existe crisis humanitaria en Gaza. Un reciente informe del Banco Mundial afirma que "la educación y la sanidad en Gaza están desarrolladas, en términos comparativos, mejor que los países de la zona". Gaza tiene un fluido comercio de alimentos, electrodomésticos, equipos electrónicos, carros, hasta joyerías bien surtidas. Restaurantes y hoteles de lujo.
El problema es Hamas, el grupo terrorista que se adueñó de Gaza, ejerciendo un gobierno totalitario que oprime a través de una ilusoria definición de la fe. Hamas es el brazo palestino de la Hermandad Musulmana y uno de sus designios es la destrucción de Israel. Su carta fundacional dice: "No hay solución para la cuestión palestina si no es a través de la Guerra Santa". La Declaración de Estambul de 2009, afirma: "La obligación de la nación islámica es abrir las fronteras de Palestina, con el fin de permitir el acceso a todas las necesidades -dinero, ropa, alimentos, medicinas, armas, para que sean capaces de vivir y de llevar a cabo la Yihad". Así, Hamas es autor de los permanentes ataques misilísticos contra poblados israelíes. La verdadera ayuda debería consistir en liberar a Gaza de Hamas, lo cual enrumbaría la paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.