El nuevo antisemitismo
31/07/2011
Andrés Eloy Blanco
02/08/2011

Por Daniel Blumenthal
En el que se registra sin duda como el día más sanguinario desde el comienzo de las manifestaciones antigubernamentales en Siria, hace casi cuatro meses, alrededor de un centenar de personas habrían muerto en los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad del Presidente Bashar Assad, en varias ciudades del país.
Y mientras aumenta el número de víctimas mortales, también aumenta la desinformación. Mientras testigos civiles dicen que el ejército abrió fuego indiscriminado de metralla y balas de tanques, la agencia oficial de noticias siria dice que milicianos armados disparan desde los techos de los edificios.
La ciudad de Hama, en la que se produjeron la mayoría de las víctimas, está totalmente sitiada por el ejército desde hace un mes y la entrada hoy de las fuerzas blindadas sería en el marco de un intento de reprimir la insurrección antes del comienzo del mes de Ramadán, ésta tarde, mes en el que centenares de miles de fieles se concentran día y noche en torno a las mezquitas.
Netanyahu cede ante las presiones de decenas de miles de manifestantes
Después de tres semanas de protestas y una impresionante demostración de fuerza anoche, cuando más de 150 mil personas salieron a las calles en once ciudades del país, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu anunció la formación de un consejo de ministros para mantener un diálogo con el liderazgo de los manifestantes.
Harta de pagar altos impuestos y los precios más elevados de vivienda, alimentación y combustible de todos los países desarrollados, la clase media israeli salió de Facebook y se volcó por fin a las calles en las mayores demostraciones de fuerza por temas económicos vistas en éste país.
La comisión de ministros estudiará la forma de reducir los impuestos inidrectos que recáen sobre la población, anuncio que provocó la inmediáta renuncia, ésta mañana, del Director General del Ministerio de Finanzas.
Algunos de los ministros del gobierno de Netanyahu hablan ahora de la necesidad de llevar a cabo una profunda reforma en el órden de prioridades nacionales, reduciendo los presupuestos de defensa y entre ellos, las masivas inversiones israelíes en los asenamientos en los territorios palestinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.