CAIV representó a Venezuela en el Foro Global AJC
02/06/2011
Comunicado por manifestación antisemita en Chile
05/08/2011

Entrevista a Bianca Sitzer, joven comunitaria líder juvenil en Israel (en la fotografía, la primera a la izquierda junto a directivos de la Comunidad Judía de Venezuela en la Reunión Anual del Congreso Judío Mundial 2011 en Israel). “La vida cultural es impresionantemente diversa. Puedes llevar una vida cosmopolita, hippie, religiosa o mezclada; seas de derecha, de izquierda, o no seas nada; es un país carismático que incluye y te invita a opinar”, con estas palabras la joven Bianca Sitzer –caraqueña y miembro de la comunidad judía de Venezuela- define parte de su experiencia en Israel como estudiante universitaria y directora del Colegio Internacional Rafael Recanati en el centro de estudiantes del Centro Interdisciplinario Herzliya.
En una entrevista concedida a la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) desde Israel, Bianca nos habla sobre su experiencia como una joven venezolana de fe judía en este país del Mediterráneo y qué tan abiertos son los israelíes con los inmigrantes (esclareciendo los mitos de la supuesta “xenofobia sionista” como vociferan los antisemitas). También nos cuenta las múltiples actividades que brinda Israel para los jóvenes -judíos o no- y el multiculturalismo que hace de Israel un país único en Medio Oriente.
¿Cómo empezó esta vocación por el liderazgo juvenil?
Durante mi tiempo en el colegio estuve muy involucrada con los Modelos de las Naciones Unidas y tuve la oportunidad de participar dos veces en el Modelo que tiene lugar en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Al terminar mis estudios de bachillerato me fui un año a Israel con el Programa de Noar le Noar (movimiento judío juvenil) “Shnat Ajshará” donde trabajé con refugiados de Sudan, Eritrea y Nigeria en Israel.
¿Cómo cambió tu vida al llegar a Israel?
Me involucré inmediatamente en actividades de distinta índole como representante de la clase, el equipo de debate, Hillel (organización encargada de crear un espacio para el desarrollo de la cultura judía), Marketing de la Universidad, locutora en un programa de radio, entre otros.
¿Qué otras actividades has realizado en Israel?
Hice “Marvá” (entrenamiento básico del ejército); estudié historia, sociología, Tanaj (la biblia), psicología, política y liderazgo en el “Majon le Madrijim” en Jerusalén; Fui parte del Kibutz “Revivim” durante 3 meses donde trabajé como voluntaria con niños con retraso mental y fundé una recolecta de ropa para los refugiados en Israel. Al acabar el programa volví a Venezuela donde me dediqué al teatro profesional por un año y tomé la decisión de volver a Israel pero esta vez para estudiar en la Universidad.
¿Dónde y qué decidiste estudiar?
Después de haber analizado todas mis opciones decidí que la mejor sería El Instituto Interdisciplinario Rafael Recanati en Herzliya, que brinda la oportunidad de estudiar la carrera en inglés; donde actualmente me hayo culminando mi primer año de estudio en “Gobierno” que viene a ser una especie de unión entre Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas.
Cuéntanos sobre tu elección en el centro de estudiantes
A mediados del segundo semestre se llevan a cabo las elecciones para la presidencia del centro de estudiantes universitario del año siguiente (en este caso, 2011-2012) la forma en la que se llevaban a cabo es con una semana de campaña que culmina en votaciones de los alumnos por los candidatos de su preferencia y el anuncio de quienes serán los próximos líderes estudiantiles. Cuando se abrieron las listas envié mi Curriculum Vitae y antes de saberlo tenía un equipo de trabajo esplendido para la campaña que fue liderada por una estudiante Suiza llamada Eve Mamane. Fue una semana fuerte en la que dormir era  un acontecimiento esporádico y el cansancio constante, pero la adrenalina nos mantenía en pie. Lleve la campaña contra otros dos estudiantes uno de Francia Jmmy Doueb, en tercer año de estudio, y otro de Estados Unidos Irad Strauss, en su segundo año de carrera; siendo yo la única que se encuentra en su primer año de estudio en la institución.
Y al ganar las elecciones ¿única mujer y además latinoamericana? ¿Cuál es tu labor?
Para mi alegría gané las elecciones con un 15% de diferencia que me convirtió en la nueva Directora del Colegio Internacional Rafael Recanati en el centro de estudiantes del Centro Interdisciplinario Herzliya. La Universidad está dividida en dos: el lado internacional que estudia las carreras en inglés y el lado israelí que estudia en hebreo. El centro de estudiantes es el cuerpo político estudiantil que vela por los estudiantes y está muy involucrado en política y esclarecimiento nacional. Hay un presidente de cada lado (porque las necesidades de los estudiantes internacionales y las de los estudiantes israelíes, a menudo difieren y requieren de representación individual) y por debajo un set de cargos que juntos forman el centro estudiantil.
¿Una extranjera presidenta de un centro de estudiantes? En algunos países esto no es común ¿Y en Israel?
Israel es un país fundado por inmigrantes lo cual lo ha hecho extremadamente abierto a recibir internacionales, todos hablan inglés y los que no tienen un buen manejo de la pantomima y mucha paciencia.  La realidad es la que escoges, puedes llevar una vida enteramente internacional en el país o involucrarte más en la cultura israelí. La verdad es que considero que es de los pocos países (si no el único) en el que ser internacional es mas “cool” que ser local. Es un país lleno de vida y cultura en el que el taxista puede aclararte la situación del Medio Oriente mejor que cualquier político o profesor;  un país en el que te caen a gritos porque “todos somos familia” y al escuchar tu acento ríen y dicen “ah ok” y le bajan el tono y tratan de toda forma posible que entiendas lo que te quieren decir.
¿Alguna anécdota?
Creo que no hay forma más clara de ilustrar la amigabilidad del israelí al internacional que con una experiencia que me ocurrió recién llegada: en mi primera semana en Israel fui al supermercado y al llegar a la caja la señora en frente mío que estaba a punto de pagar, ve mi carrito y me dice “¿No eres de acá verdad?” a lo que respondo en negativo; la señora se salió de la fila y me dijo “Ven, te voy a enseñar a hacer compras” me vacio el carrito y volvimos una por una a agarrar las cosas que necesitaba, esta vez más baratas y de mejor calidad. Esa, es la actitud del israelí al inmigrante.
¿Qué les puedes decir a tu comunidad judía venezolana sobre tu experiencia en Israel?
Como judía venezolana en Israel me siento en casa; vivo rodeada de israelíes y por estudiar donde estudio; de gente de 77 países. Somos alrededor de 20 venezolanos en la universidad a los que veo regularmente y que entienden cuando “necesito una arepa”; los que trabajan en administración de la universidad son “nuestros panas” a los que nos cruzamos en los pasillos y nos preguntan “Ya te salió CADIVI?”, los israelíes –todos- saben quién es el presidente Chávez y tienen distintas opiniones dependiendo en si son árabes o judíos, pero no dudan en hacértela saber. Los israelíes de unos treinta años escuchan “Venezuela” y rompen en canción… resulta ser que hace unos años había un comercial israelí muy famoso donde la canción y decía: “Venezuela, Venezuela, Venezuela, no hay como ella, ole!”… He dejado el intento de hacerles entender que el “Ole” es español, no venezolano…. Mi enfoque está ahora en hacerles entender que “Messi, Messi, gol, goool” es tan de los venezolanos como de los israelíes; simpático pero completamente irrelevante al país. El punto es que te abren los brazos, donde sea que estés, quieren que estés bien; como internacional eres súper bien bienvenido y como internacional no fallan una oportunidad para decirte o mostrarte que esta es tu casa también.
Por Abel Flores
Fuente: CAIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.