Sangriento segundo viernes de Ramadán en Siria

Médicos israelíes salvan la vida de joven árabe
10/08/2011
Se enterraron a víctimas del ataque terrorista de Eilat
19/08/2011

Por Daniel Blumenthal
El presidente Siria Bashar Assad habría prometido a Turquía importantes cambios en dos semanas pero con 20 muertos el Jueves y un número aún desconocido éste Viernes, no parece haber mejora alguna.
En la vecina Turquía los gobernantes hablan de la oportunidad otrogada a Assad pero saben que sus promesas no tienen gran valor y se preparan para una posible escalada de violencia. El ejército turco empezó a reclutar reservistas, preparándose para la llegada de más refugiados sirios.
En una conversación telefónica con el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan acordó seguir de cerca la evolución de los acontecimientos en Siria.
Mientras tanto, continúan los crímenes contra la población civil. La oposición siria dice que no se rendirá y amenaza con pasar a la fase de violencia contra las fuerzas de seguridad sirias.
Assad ataca una ciudad próxima a la frontera con Turquía
Las críticas internacionales, las sanciones económicas personales y las veladas amenazas turcas hacen poca impresión en el Presidente Sirio Bashar Assad. Sus tropas atacaron hoy una ciudad próxima a la frontera con Turquía, Saraqeb, una día después de que el gobierno anunció que había retirado sus fuerzas de ésa zona, habitada mayormente por miembros de la comunidad Kurda. En la incursión a Saraqeb las tropas de Assad detuvieron a por lo menos 100 personas, mientras repiqueteabanen la ciudad el sonido de explosiones y disparos.
Una creciente corriente de diplomáticos llegan a Damasco para ejercer presiones directas.
En las Naciones Unidas, el Embajador de Siria Bashar J’afari dice que la sobería siria es una línea roja. “Nadie nos puede forzar a hacer nada. Conocemos nuestros compromisos y nuestras obligaciones, pero sabemos a la vez cuáles son nuestros derechos, dijo.
La acción militar siria se produjo un dia después de que el gobierno invitó a decenas de periodistas a Idlib, la provincia en la que se encuentra la ciudad de Saraqeb, para mostrarles que se estaba retirando de la zona.
El Primer Ministro de Turquía, Rajip Taip Erdogan expresó su esperanza que el gobierno de Siria tome en el plazo de quince días las medidas necesarias que conduczan a las reformas en el país. Erdogan dijo que el Ministro de Relaciones Exteriores de su país, Ajmat Dabutulu había transmitido al Presidente Bashar Assad un mensaje inequívoco de que debe poner fin al derramamiento de sangre.
Al regresar a Ankara, Dabutulu dijo que esperaba un cambio. “Los próximos días serán críticos para conocer el carácter de los pasos a ser tomados”, dijo .
También la administración en Estados Unidos planifica aumentar las sanciones contra los gobernantes en Siria, pero a pesar de las presiones internacionales, las fuerzas del gobierno continuaban atacando a la población éste Miércoles.
Tanques y tropas irrumpieron a dos localidades próximas a la frontera turca matando a una persona e hiriendo a otras 13. Habitantes en la ciudad de Dir a-Zur, al éste del país, dijeron que podía oirse un intento sonido de metralla mientras las tropas llevaban a cabo arrestos masivos y pintaban frases de apoyo a Assad en los edificios.
Presionado desde occidente y ahora también desde el Mundo Arabe cercano, el Presidente sirio Bashar Assad relanza ataques contra las ciudades cercadas y largamente azotadas y reemplaza a su Ministro de Defensa, el General Ali Habib, por el Jefe del ejército, el General Dawoud Rajha, el puño de hierro de las fuerzas armadas.
Este Martes llegó a Damasco el Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía Ahmet Davutoglu y advirtió a Bashar Assad que de no poner fin a la violenta represión contra su propio pueblo, correría la misma suerte que Muhammar Gadhafi.
Mientras tanto, el Mundo Arabe parece despertar de un letargo y después del ténue repudio a Siria publicado por la Liga Arabe, los gobernantes de Saudi Arabia, Quwait y Baharein, llamaron a sus embajadores en Damasco a consultas.
Organización por los derechos humanos reporta que en la zona de Hama murieron por lo menos 26 civiles en un ataque del ejército a las aldéas lindantes a la ciudad.
Testigos en la zona dijeron que las tropas entraron con tanques y aplastaron todo lo que había en su camino. Otras cuatro personas murieron por los disparos de las fuerzas de seguridad en la localidad Minish, no muy lejos de la frontera con Turquía. Previamente se había informado acerca de 21 muertos en la zona de Dir a- Zur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.