Costa Rica y la Autoridad Palestina

Imperialismo iraní
23/08/2011
La discriminación y el fanatismo en el islam
29/08/2011

Por Sara Zomer
Los palestinos pretenden declarar el Estado de Palestina el próximo 20 de setiembre. Israel no se opone a ello, pero no como una acción unilateral, que obviamente no traería paz a la región.
Esto debería realizarse como resultado de un mutuo acuerdo, así como lo disponen las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de la ONU, el acuerdo de Oslo, la Declaración de Camp David y la Hoja de Ruta.
Costa Rica siempre ha defendido la democracia y los derechos humanos y precisamente la Autoridad Palestina mantiene un cogobierno con la organización terrorista Hamás que se niega a reconocer la existencia del Estado de Israel, procura su destrucción y además pretende acabar con todos los “judíos sionistas” de la diáspora. El reconocimiento a un Estado Palestino en estas condiciones significaría un apoyo implícito a una entidad que tiene como socio a un grupo terrorista pues en abril pasado Hamás acordó con al Fatah formar parte de la Autoridad Palestina. Para reunir la condición de Estado se requiere cumplir con ciertos requisitos del derecho internacional y la entidad palestina no reúne esos criterios pues no posee un territorio definido, sino áreas dispersas y fragmentadas y no tiene un Gobierno, sino dos, Hamás predomina en Gaza y la Autoridad Palestina en Cisjordania, con poderes restringidos, sin un control efectivo sobre su población y con poca capacidad para relacionarse con otros Estados.
La comunidad internacional debe apoyar el derecho de autodeterminación de los pueblos; sin embargo, una declaración unilateral no solucionaría estos problemas. Reconocerlo en estas condiciones, sin determinar fronteras, no resolvería los conflictos existentes sino más bien los profundizaría.
El Consejo de la ONU dispuso que para resolver el conflicto es necesario un acuerdo negociado entre ambas partes: Israel y la Autoridad Palestina, reconociendo mutuamente su derecho a existir bajo el principio de “dos Estados para dos pueblos”, uno para el pueblo judío y otro para el palestino, con fronteras seguras, y renunciando a la violencia y al terrorismo.
Hamás, como parte de la Autoridad Palestina, significa guerra contra Israel en lugar de paz, ya que es una organización extremista, islamista, terrorista y antijudía. Su objetivo principal sería el establecimiento de un Estado palestino en toda la tierra que hoy ocupa Israel y los territorios en disputa. Hamás se niega a reconocer el derecho de Israel a existir, no quiere renunciar a la violencia y declara que lo único que Israel y Hamás podrían negociar es la salida de los judíos israelíes de toda Palestina.
En el 2008 no existía un acuerdo de unión nacional entre Hamás y al Fatah para formar parte de la Autoridad Palestina, como existe ahora. Por lo tanto, la situación actual ha cambiado.
Por eso insto a nuestra presidenta de la República, sabiendo de su vocación por la paz y la convivencia pacífica entre los pueblos, a que el voto de Costa Rica en la ONU sea una abstención, reconociendo con su buen entender que la aprobación de un Estado en estas condiciones sería un grave error.
Fuente: La Nación (Argentina)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.