Una pequeña, humilde y sencilla noticia

Poderes independientes
01/09/2011
Refugiados eternos
06/09/2011

Por Guido Maisuls
En estos últimos tiempos los noticieros del mundo nos abruman despiadadamente con un interminable aluvión de noticias que nos cuentan de las guerras, de los genocidios, de los asesinatos, del hambre y de la pobreza, de las catástrofes, de las traiciones y mezquindades sin fin, de los odios sin limites y de los desencuentros atroces entre los seres humanos.
En este tremendo pandemonio, ineludiblemente, siempre aparece un denominador común, un nombre que parece ser el principal responsable de todas las graves calamidades que asolan la paz y la tranquilidad de este sufrido planeta: Israel, si, la Israel que roba las tierras de los sufrientes desposeídos, la Israel que masacra a los niños inocentes, la Israel que agrede militarmente a sus pacíficos vecinos, la Israel que aspira a dominar al mundo, la Israel mano derecha del imperialismo, la Israel representante del demonio ante la humanidad.
De pronto, se filtra en la prensa mundial, una pequeña, humilde y sencilla noticia, que tiene una difusión muy limitada y publicada en muy pocos y contados medios de difusión, una noticia desapercibida y realmente ignorada por los prestigiosos especialistas en periodismo y comunicación.
Cirujanos cardíacos israelíes y palestinos operaron en equipo a tres niñas pequeñas de la Franja de Gaza, los médicos dijeron que las vidas de las niñas -de 7 y 4 años y de 8 meses- habrían peligrado sin estas operaciones. Al bebé le hicieron una operación a corazón abierto para corregirle un defecto cardíaco congénito, y a las otras dos les cerraron orificios en el corazón. Las tres intervenciones tuvieron éxito y las pequeñas se reponen satisfactoriamente.
En muchos países del mundo nacen niños con insuficiencias cardíacas. Estos chicos, que transitan inexorablemente hacia una muerte lenta, tienen muy pocas expectativas de vida sin una intervención quirúrgica oportuna y un tratamiento adecuado.
Los médicos pertenecen a un grupo humanitario israelí llamado Salva un Corazón Infantil (Save a Childs Heart), que trata a niños con dolencias cardíacas en zonas de conflicto o donde no hay atención médica especializada.
Desde su fundación en 1996, Salva un Corazón Infantil ha tratado a 900 niños de Gaza y más de 1.000 de Irak y otros estados árabes que no tienen relaciones con Israel. Los pacientes, desde bebés a adolescentes, vienen de países como China, Congo, Ecuador, Etiopía, Ghana, Jordania, Kinshasa, Moldavia, Nigeria, la Autoridad Palestina, Rusia, Ucrania, Vietnam y Tanzania.
Los médicos definieron esta situación como de urgencia inmediata, por lo que las madres de estos bebés apuestan con una gran dosis de esperanza en este viaje al Hospital, de no más de 60 kms desde Gaza al Centro Wolfson en Holon, aunque para algunos signifique una larga travesía al exterior. Las diferencias políticas y culturales se dejan de lado: familias palestinas son atendidas por médicos judíos en un hospital israelí.
Las madres palestinas han comentado que el trato que reciben es maravilloso y que no hacen ninguna diferencia entre chicos palestinos e israelíes
Los cirujanos y asistentes de Sachs, alrededor de 70 personas que en su mayoría son voluntarios, realizan anualmente unas 200 operaciones de corazón y hasta el momento se calcula que en cuanto a resultados médicos el éxito alcanza el 97%.
La Fundación y su programa fue creado en 1995 por el Dr. Ami Cohen, luego de su experiencia como médico en el ejército de los EEUU, previa a su aliá a Israel en 1992.Es un legado basado en el concepto judío de Tikún Olam, de "Enmendar al mundo", enmendar el corazón de un niño.
En un mundo cada vez más complejo y difícil, estos chicos son tratados en Israel sin distinción de razas y credos, ideologías y posiciones económicas. Cada una de estas operaciones cuesta más de 10.000 dólares. La gente que trabaja para Sachs ha sabido recolectar los fondos necesarios. Con cada operación exitosa que se realiza se planta un árbol. Un árbol que cuesta 19 dólares. 19 dólares que ayudar a salvar vidas.
Llegaran los tiempos donde este modelo de noticia, aparecerá en la primera plana de todos los periódicos del mundo, será las mas vistas en todos los medios televisivos, se escuchará en todas las emisoras radiales y se divulgará a los cuatro vientos por todos los que amamos y conocemos por dentro a esta única democracia del medio oriente.
"Salvar una vida es salvar un mundo", Talmud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.