La importancia del Informe Palmer
04/10/2011
Guilad Shalit regresó a Israel
18/10/2011

Dos de los tres científicos que ganaron este año (2011) el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos sobre el sistema inmunológico son de origen judío. Sin embargo, el caso más conmovedor de esta edición es el del biólogo celular canadiense Ralph Steinman, nacido en Montreal y quien murió el viernes a los 68 años a solo tres días de conocerse los ganadores del premio.
Científico de la Universidad Rockefeller de Nueva York, Steinman pasó los últimos cuatro años de su vida luchando contra un cáncer de páncreas.
De acuerdo a lo precisado por el portal de noticias israelí Arutz Sheva, Steinman había logrado prolongar su propia vida con una base de células dendríticas a partir de una nueva inmunoterapia.
Este avance científico surgió de la misma investigación que el año pasado contribuyó al lanzamiento de la primera vacuna del mundo elaborada para eliminar los tumores.
Ahora la investigación está siendo utilizada para crear una vacuna contra la hepatitis.
Normalmente los premios Nobel no se entregan en forma póstuma. Goran Hansson, secretario del Comité Nobel para Medicina, no sabía que Steinman había muerto cuando lo eligió como ganador.
"Estoy, por supuesto, entristecido de que el doctor Steinman no pudo recibir esta noticia y sentir la felicidad", dijo a Hansson. "Él era un gran científico".
La muerte de Steinman crea un dilema para el comité, que está obligado a elegir un científico de vida. Sin embargo, pese al reglamento, le darán el premio al biólogo fallecido.
El estadounidense Bruce Beutler fue el segundo científico judío en ser galardonado con el Premio Nobel de Medicina. Beutler, nacido en 1957, es profesor de genética e inmunología en el Instituto Scripps de Investigación en San Diego, California.
En tanto, el tercer premiado es el francés Jules Hoffmann, de 70 años, quien encabezó un laboratorio de investigación en Estrasburgo, Francia, entre 1974 y 2009 y fungió como presidente de la Academia Nacional Francesa de Ciencias entre 2007 y 2008.
Los descubrimientos de los tres científicos permitieron el desarrollo de mejores vacunas contra enfermedades infecciosas. A la larga también podrían derivar en tratamientos mejorados contra el cáncer, la artritis reumatoide, la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple y las enfermedades inflamatorias crónicas, segúndijo Goran Hansson.
Los Premios Nobel en otras áreas de la ciencia y las humanidades se adjudicarán a lo largo de la semana, incluyendo los premios de química, matemáticas, literatura, economía, entre otros.
De esta manera son 175 los judíos laureados con el Premio Nobel, lo que representa aproximadamente el 29 por ciento del total de los Premios Nobel. La última ganadora había sido Ada Yonath, una cristalógrafa israelí reconocida por sus trabajos pioneros en la estructura de los ribosomas
Entre las grandes personalidades distinguidas están Albert Einstein e Isaac Bashevis Singer.
Abraham Hershko y Aarón Ciechanover fueron los primeros científicos israelíes en ganar el premio Nobel.
En 1966, Shmuel Iosef Agnon compartió el Premio Nobel de Literatura con el escritor sueco Nelly Sachs.
En 1978, el primer ministro Menahem Beguin compartió el premio Nobel de la Paz con el Presidente egipcio Anuar El Sadat.
En tanto que en1996, el primer ministro Itzjak Rabin y el ministro de Relaciones Exteriores Shimón Peres compartieron el Premio Nobel con líder palestino Iaser Arafat.
En 2002, Daniel Kahneman compartió el Premio Nobel de Economía con el norteamericano Vernon Smith.
Fuente: AJN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.