Eufemismo asesino
19/11/2011
Guerra de seis días
26/11/2011

Por Rebeca Perli
Según su artículo Israel: la amistad difícil, a Mario Vargas Llosa se le hace "cada día más difícil ser amigo de Israel". La amistad difícil no es amistad, sobre todo si hay de por medio aspectos que, como él dice, le producen repugnancia. Pero, amigo o no, cuando se expresa una posición definida se le debería sustentar con objetividad.
Don Mario habla de "crímenes que Israel comete en los territorios ocupados y en Gaza", pero no condena los criminales ataques con misiles continuamente disparados desde Gaza a Israel.
Expresa: "… como ocurrió hace poco con 9 muertos y las decenas de heridos de la Flotilla de la Libertad". ¿No era flotilla humanitaria? ¿O es que la intención era más bien liberar Gaza de un bloqueo que es legal?
Y más adelante: "El bloqueo de Gaza no tiene excusa". Entonces tampoco lo debería tener el impuesto por Egipto para evitar el tráfico de armas desde ese país a Gaza, lo cual Vargas Llosa ni menciona.
Equipara a "los halcones de Israel" con "los terroristas de Hamas", o sea que el gobierno de Gaza está liderado por terroristas. ¿Y la Flotilla de la Libertad apoya a esos terroristas?
Si, como él dice, el auge económico de Cisjordania es "gracias a la política del primer ministro Salam Fayyad", ¿por qué, entonces, la situación en Gaza no es responsabilidad de sus gobernantes sino de Israel? Cabe preguntar, ¿por qué Israel no le impuso un bloqueo a Cisjordania? Don Mario no toma en cuenta que Hamas, al igual que Hezbollah y los Ayatolas de Irán, llaman a la eliminación del Estado judío.
Es una lástima que las expresiones de tan brillante intelectual reflejen la tendencia universal de descalificar a Israel y sólo sirvan para alimentar el odio y el resentimiento del que él mismo habla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.