Eufemismo asesino
19/11/2011
Guerra de seis días
26/11/2011

Por Beatriz W. de Rittigstein
El objetivo de Hamas, dicho en su carta constitutiva, es la destrucción de Israel. Pese a preservar la idea que los conflictos se resuelven con el diálogo, en el caso de Hamas, ello es imposible, pues desde el inicio de su existencia demuestra su nula disposición a constituirse en interlocutor. Con esa conclusión y tras ocho años de contención, siendo atacado diariamente con cohetes lanzados desde Gaza, Israel decidió actuar a fin de destruir la infraestructura misilítica de Hamas.
Basta un ejemplo para comprobar que frente a Hamas hay que actuar. Fueron numerosos los terroristas que cruzaron la frontera para estallarse en sitios públicos israelíes; hasta que el tan criticado muro estableció un freno y a los violentos les ha sido más complicado ingresar a territorio israelí.
El objetivo de Hamas, expresado en su carta constitutiva, es la destrucción de Israel. Su razón de ser no es la convivencia, ni siquiera con los propios palestinos. Aún tenemos frescas en la memoria las imágenes de los miembros de Al Fatah arrojados desde los edificios, durante la toma de Gaza. En la actualidad, con el comienzo de las acciones militares en Gaza, Hamas asesinó a 35 hombres de Fatah y disparó a las piernas y manos de otros 75.
Hamas cuenta con comandantes adiestrados en Irán, Siria y Líbano, con los que ha conformado un ejército de 20 mil hombres armados. Posee Katiushas rusos, Grad chinos y Fajr-3 iraníes; estos impactan en ciudades israelíes, cada vez más lejanas.
Los de Hamas no tienen escrúpulos de rodearse de la población civil, utilizando a los niños como escudos humanos. En la ofensiva israelí murió uno de los líderes de su brazo armado, Nizar Rayan, quien organizó atentados en Israel, como al que envió a uno de sus hijos, convertido en hombre-bomba. Evidentemente, con ese tipo de gente no hay diálogo posible; sólo cabe la autodefensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *