Carta de Javier, de España, a su amigo Samuel Auerbach y su esclarecedora respuesta

El Enemigo es la Ignorancia – Carta al Director
22/02/2012
Contra los hijos de anusim
29/02/2012

Almería, España, 16-02-2012
Mi querido Milo.
Yo ando bastante escaso de paciencia y me he vuelto intransigente con la muy atrevida ignorancia que reina por estas tierras; no me callo frente a ningún comentario, a pesar de haberme creado algunas posibles enemistades. Estoy cansado de callar cuando escucho comentarios pro-terroristas palestinos por parte de ignorantes antisemitas y antisionistas, y a muchos les argumento la realidad de Israel con respecto a sus vecinos. Algunos lo comienzan a entender y otros no. Con los que no lo entienden o no lo quieren entender, no insisto ya que sería ponerme a su altura.
El otro día me emocioné y saltaron algunas lágrimas; me mandaron la foto que te adjunto. ¿Cuándo en la historia del nuestro pueblo hemos soñado con ver un F-16 con la Estrella de David en sus alas?. Me imaginé al piloto hablando por la radio en hebreo y vi a un héroe anónimo que me decía.-“ No te preocupes Javier, estamos preparados para defender a nuestro pueblo”
Te mando todo mi cariño,
Javier
Respuesta de Samuel Auerbach
Natanya, Israel. 18-02-2012

Mi querido Javier.
Me emocionan tus palabras. Me imagino estar en tu lugar tratando de convencer a mis "amigos" españoles que no entienden o no quieren entender, que Israel vería con agrado a un Estado Palestino amigo compartiendo sus fronteras. Trataría de convencerlos de que Israel estaría dispuesto a ofrecer al nuevo país vecino, todo lo que está a su alcance para ayudarlo y juntos poder convertir en paraíso a esa árida región del Medio Oriente. Entiendo tu malestar porque sé que es  tremendamente dificultoso convencer a los que odian al pueblo de Israel, de que ese pueblo no miente cuando asegura que, debido al hartazgo que le produjeron las penurias y persecuciones que durante siglos tuvo que soportar, sólo quiere que lo dejen vivir en paz en el terruño de sus antepasados. Sé que es muy difícil convencer al antisionista que Israel no quiere subyugar a nadie ni dominar a otro pueblo.
Mi querido Javier, los antisemitas de España y del mundo entero deben saber que el judío está convencido que la guerra es el peor medio para concretar ambiciones, porque el dolor y la muerte que trae consigo es el exagerado precio que obliga pagar. Preservar la vida debe ser la sagrada finalidad del ser humano. Eso lo entiende muy bien el judío cuando dice que es estúpido inmolarse por un ideal, porque justamente su supremo ideal es vivir y ayudar a vivir, y es criminal si al hacerlo arrastra a la muerte a inocentes. Es importante que se sepa que dentro de la ley judía el suicidio es considerado una de las más terribles transgresiones. El judío quiere vivir en paz gozando con las bellezas que le ofrece la vida a la que ama, y no morir aspirando pólvora.
Aunque sea difícil la tarea, tratemos de convencer a los que acusan a Israel de expansionista,  que ese pequeño país judío está dispuesto a ofrecer dolorosas concesiones al Estado Palestino que nazca, a cambio de un tratado de paz seguro y permanente. La devolución de la península de Sinai a Egipto en 1982, con una extensión que es el triple de la que tiene Israel, a cambio de una paz que todavía perdura, es la prueba de que el Estado de Israel no miente. Repitámosles, cien veces si es necesario, ésto que es tan sencillo para entender, que no es lógico que Israel renuncie a fronteras seguras mientra el Islam quiera borrarla del mapa. Es elemental sentirse defendido si continuamente se reciben amenazas de muerte.
Es necesario hacerles saber a los que lo ignoran, que desde el momento en que se resolvió la partición de Palestina en dos estados, es decir, desde fines del año 1947 hasta el día de la fecha, los árabes no cesaron en sus intenciones de dejar libre de judíos a todo el Medio Oriente. Hay que hacerles recordar que Yasser Arafat, en completa contradicción con su labor de mediador palestino para la paz, lo expresaba claramente en el mapa del Medio Oriente prendido en la manga de sus chaquetillas, en el que el Estado de Israel brillaba por su ausencia. Y en la actualidad, el pequeño grupo de palestinos moderados que parecían entender que la paz debe reinar en el Medio Oriente con la premisa de "dos estados para dos pueblos", se ha dado vuelta y se alió al resto de los árabes que desean echar al mar a todos los judíos. Es primordial  que los antisionistas sepan, que aún dentro de este adverso panorama, no habrá fuerza en el mundo que obligue a Israel a abandonar su tierra.
Mi querido amigo Javier. No perdamos el tiempo con los envenenados antisemitas innatos. Son enfermos incurables. Pero tampoco perdamos la paciencia y no dejemos de seguir instruyendo a los ignorantes. Mientras tanto, tú como judío español y yo como judío israelí, aguardemos que en el largo historial judío se produzca otro milagro más, el milagro que hará que el antisemitismo se detenga, y que el Islam abandone el terrorismo y reconozca al Estado de Israel. Esperemos a ese nuevo milagro con la tranquilidad que nos ofrecen esos F-16 con la estrella de David impresa en sus alas, con la seguridad que nos brindan sus diestros pilotos y con la confianza que nos otorga el resto de las fuerzas armadas del querido Estado de Israel.
Un abrazo. Milo.
Fuente: Porisrael.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.