¿Cómo es que nadie quiere ayudar a Gaza?

El Enemigo es la Ignorancia – Carta al Director
22/02/2012
Contra los hijos de anusim
29/02/2012

Por Khaled Abu Toameh
El Centro Palestino para los Derechos Humanos anunció que los palestinos – no Israel – son los culpables de la crisis eléctrica.
¿Quién detiene a los palestinos de convertir a la Franja de Gaza en el Hong Kong de Medio Oriente? ¿Es Israel, los mismos palestinos o los países árabes?
En las últimas semanas, el Primer Ministro de Hamas, Ismail Haniyeh, ha visitado varios países árabes e islámicos, en un intento de conseguir ayuda financiera para "reconstruir" la Franja de Gaza.
Haniyeh regresó a la Franja de Gaza, esta semana, con una maleta llena de promesas de Irán, Qatar, Sudán, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos, para ayudar a los residentes palestinos de la Franja de Gaza.
Algunos de los países árabes prometieron proporcionar cemento y materiales de construcción, mientras que otros prometieron financiar allí varios proyectos económicos y de vivienda.
Pero los palestinos se han acostumbrado a las promesas vacías de los países árabes e islámicos.
En el pasado, la Liga Árabe prometió $4 mil millones en ayuda a los residentes de la Franja de Gaza. Sin embargo, los palestinos dicen que, hasta el momento, no han visto casi nada de los países árabes e islámicos.
A principios de este año, Hamas acusó a la Autoridad Palestina de poner sus manos sobre unos pocos millones de dólares que fueron donados por algunos países árabes e islámicos para ayudar a los palestinos de la Franja de Gaza. La Autoridad Palestina ha negado la acusación.
Por supuesto, es fácil culpar a Israel por la actual crisis en la Franja de Gaza, que es exactamente lo que Hamas, la Autoridad Palestina y el resto de los países árabes e islámicos han estado haciendo.
Dicen que Israel es el único culpable de todo lo que va mal en la Franja de Gaza. Si hay un problema de drogas en la Franja de Gaza, deben ser los israelíes los que están detrás del mismo.
Y cuando no hay electricidad en la Franja de Gaza, tanto Hamas como la Autoridad Palestina, a menudo, se apresuran a culpar a Israel por la crisis.
Pero el Centro Palestino para los Derechos Humanos anunció esta semana que los palestinos – no Israel – son los culpables de la crisis eléctrica.
El grupo de derechos humanos señaló que Hamas anunció que la operación de la Planta de Energía de Gaza fue detenida porque se quedó sin combustible.
Hasta hace poco, el combustible utilizado se introducía de contrabando desde Egipto a través de túneles subterráneos. Antes de éso, el combustible era comprado a Israel, y la Autoridad Palestina en la Margen Occidental cubría los costos. Pero debido a la disputa entre Hamas y Fatah, la Autoridad Palestina detuvo su contribución.
Funcionarios de la Autoridad Palestina han acusado a Hamas de robar el combustible para sus propias instituciones y vehículos.
Así que si alguien tiene la culpa por el hecho de que cientos de miles de palestinos se han quedado sin electricidad, son tanto Hamas como Fatah.
Además, cuando hay una escasez de medicamentos en la Franja de Gaza, Hamas suele hacer responsable a la Autoridad Palestina por no entregarlos a la Franja de Gaza.
Cuando Israel salió de la Franja de Gaza en 2005, los palestinos tuvieron la oportunidad de convertir la zona costera en el Singapur del mundo árabe.
Todos, incluyendo a Israel y los judíos que viven en EE.UU. y Canadá, estaban dispuestos a ayudar a los palestinos en la Franja de Gaza. Pero los palestinos eligieron, en cambio, convertir la Franja de Gaza en un centro para los grupos islamistas.
Estos grupos, desde entonces, no han traído otra cosa que muerte y destrucción a los residentes de la Franja de Gaza. Hoy en día, la Franja de Gaza cuenta con marchar hacia atrás. Respaldados por muchos palestinos, los radicales siguen llamando a disparar, y no hay esperanza para el surgimiento de fuerzas moderadas en el futuro previsible.
Ésa es la principal razón por la que los árabes y musulmanes no están dispuestos a transferir miles de millones de dólares a la Franja de Gaza. Saben que el dinero, allí, irá a la compra de misiles y municiones en lugar de construir nuevas escuelas y hospitales.
Traducido para porisrael.org por José Bllumenfeld

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.