(VIDEO) Discurso de Shimon Peres ante la AIPAC

Israel, entre los países más educados del mundo
04/02/2012
Una Nano Retina artificial para recuperar la visión
08/03/2012

Palabras del Presidente del Estado de Israel, Shimon Peres, en American Israel Public Affairs Committee.
“Como el Presidente del Estado de Israel, vine aquí en primer lugar, decir en nombre de mi pueblo:
“Todá”.
“Gracias”.
Gracias, Presidente Obama, por ser tan buen amigo.
Gracias AIPAC, por su dedicación y excelencia.
Es genial estar aquí. Para estar juntos. Fuertes y unidos.
Veo amigos viejos y nuevos. Veo muchas caras jóvenes. El futuro les pertenece a ustedes. Israel, los ama. Estoy conmovido por su generoso tributo.
Me presento aquí, ante ustedes, un hombre de esperanza. Orgulloso de ser judío, Orgulloso de ser israelí. Orgulloso de haber estado presente en el nacimiento de Israel, orgulloso de haber sirvió durante 65 años, orgullosos de nuestra alianza con los Estados Unidos.
Israel, como Estados Unidos, fue concebido como una idea. Nacido en desafío de la historia, creó un nuevo mundo apoyándose en los valores del pasado y las innovaciones del futuro.
Amigos,
La restauración de un Estado judío después de dos mil años en el exilio – es un milagro histórico.
Empezamos como una duda; somos una certeza. Tuvimos que pelear seis guerras en seis décadas.
No perdimos una. Nunca lo haremos.
No podemos costear una derrota. Tuvimos que defendernos. La defensa propia es nuestro derecho y obligación.
Con poca tierra, agua y recursos, Israel creció diez veces más en población; cincuenta veces en el producto interno bruto. Enriqueció al mundo en alta tecnología e innovación en agricultura desiertos verdes. Israel construyó nuevos pueblos, nuevas ciudades, nuevas universidades, teatros y centros culturales nuevos. Nuestros hijos están hablando el lenguaje de los profetas. La literatura hebrea está floreciendo. De un pueblo disperso, se convirtió en una democracia unida.
Nunca un día de la guerra interrumpió un día de democracia.
Queridos amigos,
Permítanme una nota personal.
El destino me puso en el ojo de la tormenta. Tenía once años cuando mi querido abuelo, el rabino Tzvi Melzer, me acompañó a la estación de tren camino a Israel. Me abrazó y me susurró al oído sólo tres palabras, “Shimon …. sigue siendo judío. ”
Esas fueron las últimas palabras que me dijo. Nunca lo volví a ver. En 1942, cuando los nazis llegaron a su pueblo, encerraron a mi abuelo, junto con el resto de los judíos, en la sinagoga de madera- y le prendieron fuego. Nadie sobrevivió. Ni uno solo.
Lo que quedó fue el legado de mi abuelo, sus últimas palabras para mí: “Sigue siendo judío”.
Queridos amigos,
Tuve el privilegio de trabajar con el padre de nuestra nación, mi mentor, David Ben-Gurión. El gran liderazgo de Ben Gurion, unido con el legado de mi abuelo, se convirtieron en mi brújula.
Esta brújula está compuesta por cuatro valores fundamentales:
Nuestro código moral. Nuestra búsqueda de la paz y la seguridad. Nuestra búsqueda del conocimiento. Nuestra alianza con Estados Unidos.
El código moral, el retorno a nuestro Libro y a sus valores, permitió a los judíos, desde hace cuatro mil años, sobrevivir, .
No por la cantidad, sino a la calidad. No debemos nuestra supervivencia a miles de armas de fuego, sino a Diez Mandamientos. Nos guiamos por el llamado de nuestros profetas, que para mí significa:
Ser justo. Hacer justicia. No negar la justicia a los demás.
Queridos amigos,
La búsqueda de la paz, para nosotros, no es una oportunidad temporal; es un imperativo moral. Es el principio de nuestra seguridad nacional. Para hacer la paz, Israel debe ser fuerte. Permítanme asegurarles,
Israel es fuerte.
Queridos amigos,
El Medio Oriente está experimentando su mayor tormenta. Con el horrible derramamiento de sangre en Siria, donde un tirano está matando a su propia gente, matando a niños. Admiro la valentía del pueblo sirio. Les deseamos la paz y la libertad. A pesar de la tormenta, tenemos que llegar a la generación joven en el mundo árabe, a los que luchan por la libertad, la democracia y la paz.
Los palestinos son nuestros vecinos de por vida. La paz puede y debe lograrse. Una paz basada en una solución de dos estados:
Un estado judío – Israel. Un estado árabe – Palestina.
Esta solución fue aceptada por anteriores y presentes Primeros Ministros israelíes y Presidentes estadounidenses: Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama. El principio de la solución de dos estados es el interés israelí más importante.
Queremos preservar un Israel que es judío, democrático y atractivo. Me encuentro de vez en cuando con el Presidente Abbas y el PM Fayyad. Ellos necesitan y quieren la paz.
Creo que la paz es posible.
Ellos son nuestros socios para la paz. No es Hamás.
Una paz que es un sueño para nosotros, es una pesadilla para los ayatolás en Irán. Irán es un régimen malvado, cruel, y moralmente corrupto. Se basa en la destrucción y es una afrenta a la dignidad humana. Irán es el centro, el patrocinador, el financiador del terror mundial. Irán es un peligro para el mundo entero. Es una amenaza para Berlín, Madrid, Nueva Delhi y Bangkok.
No sólo para Israel.
La ambición de Irán es controlar el Medio Oriente, para controlar una parte importante de la economía mundial.
Debe ser detenido.
Y será detenido.
Israel experimentó los horrores de la guerra. No los busca. La paz es siempre nuestra primera opción, pero si nos vemos obligados a luchar, créanme …. Prevaleceremos.
El presidente Obama está conduciendo y ejecutando una política internacional compleja y decisiva, la imposición de sanciones económicas y políticas contra Irán. El presidente Obama dejó en claro que los EE.UU. no permitirán que Irán se vuelva nuclear.
Que la contención no es una política sostenible: todas las opciones están sobre la mesa.
Los Estados Unidos e Israel comparten la misma meta – impedir que Irán desarrolle un arma nuclear. No hay brecha entre nosotros.
Nuestro mensaje es claro:
Irán no desarrollará un arma nuclear.
Señoras y señores:
La búsqueda del conocimiento define la historia judía. El judaísmo es un debate constante.
Se trata de hacer las preguntas correctas. Se trata de ser una sociedad liberal y pluralista.
Creo que los judios nunca están satisfechos, porque siempre están buscando nuevas respuestas.
Un mañana mejor, Tikun Olam.
Creo que la próxima década será la más científica, el capítulo más dramático de la historia humana. Mostrará posibilidades que hoy suenan a ciencia ficción.
Su centro será la investigación del cerebro. Cuanto más sabemos acerca de nosotros mismos, más seremos capaces de controlarnos. En un mundo global sin gobierno global el autocontrol es de vital importancia.
Amigos,
En un mundo de ciencia y conocimiento, el Pueblo Judío e Israel tienen un extraordinario papel que jugar.
Mucho que aportar.
Señoras y señores miembros del Congreso,
América fue, es y seguirá siendo el líder indispensable del mundo libre. El amigo indispensable de nuestro pueblo. Hoy más que nunca, el mundo necesita a los Estados Unidos.
He tenido el privilegio de conocer a todos los presidentes de Estados Unidos en los últimos cincuenta años, demócratas y republicanos. Me impresionaron fuertemente por su profundo compromiso. Su cuidado de Israel. Ese compromiso ha sido y es bipartidista.
Señor Presidente, miembros de la administración, miembros del Congreso en ambos lados del pasillo. Estamos eternamente agradecidos por su apoyo inquebrantable de la alianza inquebrantable entre los EE.UU. e Israel. Conocí por primera vez al presidente Barack Obama, nuestro gran amigo, cuando era un senador por Illinois. Vi ante mí un líder nato. Su dedicación y devoción a la seguridad de Israel fueron evidentes.
Señor Presidente, sé que su compromiso con Israel es intenso y profundo. Bajo su liderazgo, la cooperación de seguridad entre los EE.UU. e Israel ha llegado a su nivel más alto. Señoras y señores, tenemos un amigo en la Casa Blanca. Refleja los valores que hacen grande a Estados Unidos y hacen un Israel seguro. Gracias, presidente Obama, en nombre de mi pueblo.
Pronto, volveré a casa. Grandes retos y oportunidades prometedoras nos esperan. Gracias a su amor y compromiso y a la gran amistad de Estados Unidos. Vuelvo a casa, mucho más esperanzado. Mucho más animado.
Muchas gracias,
Dios bendiga a América,
Dios bendiga a Israel.
Shalom.
Ver video:

Fuente: Enlace Judío

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.