Huellas del fascismo
12/06/2012
Teoría del Antisemitismo
18/06/2012

Por Momy Sultán
Hace unas semanas se trató ese tema en el N.M.I., las grandes organizaciones judías que llegaron a esa conclusión, Si tardaron en darse cuenta de ese problema, eso es más viejo que el hilo kaki.
Solamente con hacer un seguimiento a los principales periódicos de España: El País, El Mundo, ABC, y las tres cadenas de Tv, en particular TvE, que es la emisora del estado, donde se expresan acusando a Israel, de todo lo que hace con esos “angelitos hechados del cielo a pedradas”, los Palestinos.
Sobre todo en los acontecimientos de Gaza, acusaron a Israel de todo lo inimaginable posible y exactamente TvE el día 18 de octubre de 2009, en un programa titulado: “Portada” ponían al gobierno y al ejército de Israel, cómo unos asesinos desalmados mostrando toda la destrucción causada por los bombardeos aéreos a la población y pare de contar.
El día ocho de noviembre, en Tve le hicieron una entrevista al director de éste programa, en el cual le reclamaban muchos televidentes por su clara postura y parcialidad en contra del Estado de Israel.
El pueblo Español es antisemita por convicción, no se pueden borrar dos mil años de adoctrinamiento de la Iglesia Católica, sobre todo los treinta y nueve años del régimen Franquista.
Franco y su mano derecha, el Almirante Carrero Blanco, a quien la E.T.A. mandó a ver a San Pedro antes de tiempo, estaban obsesionados por el “complot Judeo-Masónico”.
En el régimen franquista, los Judíos Españoles, éramos ciudadanos de segunda, con todas las obligaciones y muy pocos derechos.
No podíamos desempeñar ningún cargo público, ni trabajar en ninguna dependencia del gobierno, pues entre los documentos te exigían la partida de bautismo.
Para renovar un documento como el pasaporte para cambiar el estado civil, nos exigían la partida de matrimonio de la iglesia católica, cuando había un decreto donde los judíos nacidos en Melilla, estaban exonerados.
Negarnos el pasaporte Español, diciéndonos que no éramos Españoles, sino protegidos españoles por ser Judíos. Como anécdota personal, cuando solicitamos viajar a Venezuela, le tuvimos que recordar al gobierno español, que mi padre sirvió en el ejército (1931) y (1936), que sí era Español para ser militar, que en mi familia no teníamos ejército particular; al final nos dieron los pasaportes.
Un judío no podía ser oficial del ejército, lo máximo que podía ser era suboficial.
Había una ley con los estudiantes universitarios, hacían el servicio militar en vacaciones durante cuatro períodos y después de graduados, salían de alférez de milicias universitarias. Los judíos no tenían derecho a hacer esos cursos, tenían que cumplir con el servicio militar de soldado raso.
La Falange “El Partido Nazi Español” odiaba a los judíos a muerte; En Melilla, en los primeros meses de la Guerra Civil (1936-39), fusilaron catorce judíos. Todos fueron asesinados por la Falange.
La Republica Española fue la única que nos dió todos los derechos; un familiar llegó a Comandante del ejército Republicano y murió en Israel.
El Gobierno republicano a partir del trece de octubre de 1931, les canceló toda la ayuda a todos los colegios católicos, sin embargo, al colegio Talmud Torá de Melilla, nunca se la suspendieron. 
Hay un hecho poco conocido de la contribución judia a la República Española. La mayor parte de los Judíos del mundo ven en la guerra de España una batalla contra el nazismo y el facismo, ambos antisemitas. En septiembre de 1936, se formaron las Brigadas Internacionales; de los cuarenta mil voluntarios que lucharon en las brigadas, diez mil eran judíos.
El partido judío socialista llamado Bund, fue uno de los que más apoyaron a la república, hubo colectas para recoger fondos, una de ellas se efectuó en Varsovia, el catorce de septiembre de 1938, la Histradrut, recogía sumas importantes, que fueron transferidas al fundo internacional de solidaridad.
“Por Vuestra Libertad y la Nuestra”, era el lema escrito en la bandera de la Brigada Dombrowski. Los judíos polacos que lucharon en España (2.250), perdieron su nacionalidad.
La nueva constitución Española de 1978, separó la iglesia del estado; la religión católica, no es la religión oficial del gobierno, y todos los ciudadanos son iguales ante la ley, con los mismos derechos y obligaciones.
En los años noventa se aprecian cambios, el Dr. Moisés Chocron Murciano, fue nombrado director del hospital militar de Melilla, con el grado de Corenel.
Felipe Gonzalez del  PSOE no reconoció a Israel hasta 1986, gracias a los buenos oficios de Carlos Andrés Perez y el ultimátum que le puso la Unión Europea, de que si no reconocían a Israel como estado, no entrarían en el mercado común.
En el gobierno de Aznar,  había un trío formado por: Javier Solana, Josep Piquer y Moratinos, que siempre se expresaban en contra de Israel en el problema Arabe-Palestino.
Aznar cambió su posición cuando perdió las elecciones, debido al atentado terrorista, en la estación de Atocha, en Madrid, el cuatro de marzo del 2004.
Zapatero, en su reciente visita que hizo a Israel, dijo que era amigo; Mas que nada quiere cambiar su imagen ante el gobierno norteamericano, pues Bush, nunca lo quiso recibir por dos razones, la primera: Porque permaneció sentado al paso de los estandartes del ejército norteamericano en Madrid, la segunda: Por el retiro sin avisar, de las tropas Españolas en Irak; Para tener amigos como ese, no necesito tener enemigos.
Hace unas semanas, por fin, fue recibido por Barack Obama.
Cuando se conmemoraron los 500 años en 1992 de la expulsión de los judíos en 1492, escribí un artículo en el N.M.I., titulado: “Homenajes para Qué”, yo lo llamaba, el ingrato aniversario, es como si los sobrevivientes del holocausto recordaran cuando llegó el primer tren a Auschwitz, y comentaba, que estaba de acuerdo en que hagamos conocer a propios y extraños, nuestro acervo cultural, costumbres y tradiciones, pero no hacernos solidarios con los que nos hicieron tanto daño.
El antisemitismo esta tan arraigado en la población, que muchos hogares judíos, ponen la “Mezuza”, por dentro de sus puertas, para no identificarse como judíos y pasar desapercibidos.
Quisiera terminar con una frase del ángel de los sefardíes, el doctor Angel Pulido: ¿Cuál es la razón, que los judíos sefarditas, quieran tanto a España, cuando ella siempre los trató como una madrasta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.