Terrorismo islámico planea atacar Europa

El antisemitismo en España
15/06/2012
Fotos memorables
19/06/2012

Por Ruben Kaplan 
A pesar de las concesiones y ventajas que reciben y las prerrogativas especiales que gozan en el Viejo Continente, musulmanes radicales con variada ciudadanía, pasaportes de la Unión Europea, y entrenados rigurosamente en Pakistán, usufructuando la permisividad de las democracias que los cobijan, y en una palmaria manifestación de ingratitud y odio a los países que los albergan, estarían por perpetrar en El Reino Unido, Alemania, Francia y Suecia, múltiples atentados terroristas análogos en su concepción y ejecución, a los que fueron llevados a cabo en Mumbai el miércoles 26 de noviembre de 2008 por parte del fundamentalismo islámico, que arrojó un saldo de 180 personas fallecidas y centenares de heridos.
Luego que las agencias de inteligencia occidentales detectasen un supuesto complot de Al Qaeda y sus secuaces jihadistas del norte de África para cometer ataques terroristas en Occidente, se conocieron los anuncios y advertencias por parte de las autoridades de EE.UU. y Japón, del riesgo inminente para sus connacionales que visiten Europa, de ser alcanzados por atentados terroristas en lugares turísticos, centros comerciales y transportes públicos. Fuentes de inteligencia norteamericanas, conjeturan que las dos cintas de video sucesivas e inusuales, emitidas recientemente por Osama Bin Laden, en donde urgía a las naciones musulmanas a hacer más en favor de los afectados por las inundaciones en Pakistán, no serían de índole altruista sino en realidad mensajes codificados con el fin de despertar a las células dormidas en Europa para que entren rápidamente en acción.
En virtud de ello, los ministros de Interior de la UE se reunirán para evaluar la amenaza. “Estamos en contacto permanente con las autoridades estadounidenses y vigilamos la situación”, ha explicado un portavoz de la Comisión Europea (CE). La Comisario europea de Interior, Cecilia Malmstrom, fue anoticiada del alerta por la propia Secretaría de Seguridad Nacional de EE.UU. Janet Napolitano. Malmstrom y los ministros de Interior tratarán la gravedad del asunto el jueves en el Consejo de la UE que se ocupa del tema, en Luxemburgo, durante un almuerzo al que también acudirá un representante del gobierno estadounidense, aún no confirmado. La UE y EE.UU. cooperan estrechamente en la lucha antiterrorista desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S), con acuerdos como el de datos de pasajeros (PNR) o el de información bancaria de presuntos terroristas (Swift).
No obstante, las alertas de la Administración Obama y del gobierno de Japón podrían tener un impacto negativo en el sector turístico que elije Europa como destino, desde París, que prohibió recientemente a las mujeres musulmanas el uso del burka en lugares públicos, se indicó que la alarma se sitúa en línea con las recomendaciones hechas a su propia población. El portavoz del ministro de Exteriores galo, Bernard Valero, declaró que el nivel de alerta en Francia sigue siendo “alto”. Francia a través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo no sentirse "sorprendida" por la advertencia lanzada por EE.UU. "Tomamos nota. Están en consonancia con las recomendaciones generales a la población francesa". El peligro de ataques sigue siendo alto y las autoridades francesas intercambian información regularmente con sus países socios. El pronunciamiento de la Cancillería francesa fue respaldado por Reino Unido. Un comunicado de la ministro del Interior, Theresa May, apoyó las advertencias emitidas por Washington a sus ciudadanos para que estén alerta en sus viajes a Europa y manifestó que “se trabaja estrechamente con nuestros aliados en la lucha contra el terrorismo y el consejo de EE.UU. es consistente con nuestra propia valoración”. La funcionaria llamó también a la población británica a informar de cualquier actividad sospechosa a las autoridades. "La principal tarea de este gobierno es la protección y la seguridad de los británicos y los visitantes a Reino Unido". En sintonía con Theresa May, el ministerio del Exterior británico habló de una "alta amenaza" terrorista en Alemania y Francia.
En una extraña discordancia, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, afirmó el lunes que no había "ningún motivo por alarmarse", tras la advertencia de Estados Unidos, Japón y Gran Bretaña sobre "riesgos de atentados terroristas" en Europa. "No hay en el momento actual ningún motivo para alarmarse", afirmó el ministro a la prensa. No hay "actualmente indicaciones concretas sobre atentados inminentes", añadió, reiterando una declaración de su ministerio realizada la semana pasada. Interrogado sobre potenciales objetivos, citados por la cadena de televisión estadounidense Fox News, como la estación central de Berlín, de Maiziere respondió que "eso ya era conocido el año pasado". "No hay nada nuevo", afirmó.
El ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, tal vez en el afán de no alarmar a la población, parece haber olvidado que antes de la reelección de Angela Merkel como Canciller de Alemania, la organización terrorista Al Qaeda había amenazado con atentados al país germánico, si éste no retiraba sus tropas de Afaganistán. En un video que había difundido la primera cadena de televisión alemana (ARD) se pudo observar al islamista germano marroquí Bekkay Harrach, buscado en Alemania por terrorista, profiriendo amenazas en nombre de Al Qaeda: “Si el pueblo decide por una continuación de la guerra, habrá dictado su propia sentencia”. En otro video en donde aparecen sitios y eventos famosos como la Puerta de Brandeburgo de Berlín, la Oktoberfest de Munich y la Catedral de Colonia, y algunos políticos, entre ellos los que fueron ministro del Interior, Wolfgang Schaeuble, y de Defensa, Franz-Josef Jung, el Talibán , por intermedio de un hombre que dijo llamarse "Ajjub" y que se expresó en alemán advirtió: "Por vuestro compromiso aquí contra el Islam, atacar a Alemania se ha convertido en una idea atractiva para nosotros, los mujahidines. Es sólo cuestión de tiempo antes de que la Jihad destruya los muros alemanes". Al respecto, un investigador de la policía judicial alemana, declaró que se trataba de la amenaza “más concreta” contra el país, por la presentación de lugares y personas como blancos potenciales. El día 4 de octubre la CNN difundió que un grupo de jihadistas de la ciudad alemana de Hamburgo está acusado de estar en el centro del reciente complot de Al Qaeda para lanzar ataques terroristas coordinados contra las ciudades europeas.
Con más realismo que Alemania, Londres y París (donde ante una amenaza de bomba la Torre Eiffel fue evacuada por segunda vez) irrigadas por los emblemáticos ríos Támesis y Sena respectivamente, extreman sus precauciones con el fundamentalismo islámico ya que son muy vulnerables además de los ataques urbanos, a los terroristas que pueden acceder fácilmente a sus ciudades capitales desde el agua.
Fuente: Guysen News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.