¿Cómo fabricar una calumnia exitosa contra Israel?
28/06/2012
Crítica alevosa
02/07/2012

Por Eduardo Yitzhak
Toda sistema totalitario se considera a si mismo superior al resto, y se auto concede la misión de redimir a la humanidad a través de imponerse. El ideario totalitario se cree ser el único y exclusivo medio para “salvar”, “mejorar” o “transformar” la humanidad, a la que considera enferma.
Modus operandi del totalitarismo: el fin justifica los medios
En el nazismo, la eliminación de los judíos, calificados de seres “inferiores” y considerados como “vidas carentes de valor” era un medio para conseguir un Nuevo Orden, en el que los seres superiores, los alemanes-austriacos-suecos, los arios, gobernarían sobre el resto de los humanos.
Los judíos tenían que ser sacrificados física y espiritualmente para “liberar” a la nación aria de la “perversión judía”, que frenaba el ascenso supremacista y la conquista racial sobre todos los pueblos.
La “perversión judía” era, tal como lo declaraban explícitamente los nazis: la creación en la historia, el sentimiento de culpabilidad, la misericordia al débil, la idea de igualdad de todos los humanos.
El nazismo se auto otorgaba el derecho de decidir quien podía vivir, y quien tenía que morir.
El comunismo, religión secular, considera que es necesaria una primera etapa bélica, de lucha de clases, de represión, de guerra, la dictadura del proletariado, el socialismo real, que se justifica como medio necesario para llegar al comunismo.
Totalitarismo islámico
El islamismo, el totalitarismo religioso del Islam, considera que la humanidad entera se tiene que someter al Diktat de Alá, a través de las conversiones voluntarias al Islam, o a través del Yihad.
La Yihad, la guerra islámica, es necesaria para poder llegar a una situación idílica en la que toda la humanidad esté sometida al Islam. El rechazo de cualquier “infiel” a esta religión está penado con la muerte.
El supremacismo islámico considera que es imprescindible exterminar al judío que persiste en mantener su fe, castigo que extiende al cristiano por el mismo motivo. Pues ellos han desvirtuado y distorsionado el mensaje divino.
La historia islámica muestra que cuando los musulmanes ocupaban territorios no-musulmanes convertían las sinagogas y las iglesias en mezquitas.
Sobre los restos del Templo de Jerusalem los musulmanes construyeron el Domo de la Roca y la Mezquita del Al-Aksa.
El pensamiento islamista, basándose en el Corán, considera que el hombre y la sociedad están enfermos y que tienen que salvarse, y que la vida que vivimos es un puente para ganar la salvación, y que dicha salvación se da única y exclusivamente en el Islam. El Islam supremacista otorga al Islam la exclusividad para salvar al hombre y a la sociedad.
Cuando los musulmanes conquistaron el Imperio bizantino en el año 1453 después de la EC convirtieron la iglesia de Hagia Sophia [Santa Sofía], la más grande del imperio cristiano, en una mezquita.
Los ejércitos musulmanes invadieron España en el año 711 dEC. La Basílica de San Vicente Mártir fue un templo cristiano edificado a mediados del siglo VI en el lugar que ocupa la actual Catedral de Córdoba.
Por su situación en la ciudad, fue adquiriendo importancia y acabó convirtiéndose en el principal templo de la ciudad y en la sede episcopal. Fue expropiada y destruida en el año 786 dEC por los musulmanes, para construir sobre ella la mezquita principal de la ciudad. La Mezquita de Córdoba fue después de la de La Meca la más grande en todo el mundo de la época. La edificación mostraba a los musulmanes la victoria militar y conquista y el supremacismo religioso del Islam sobre el cristianismo.
La Iglesia de San Juan Bautista en Siria fue convertida en una Mezquita Umayyad, la Iglesia de Santa Sofía en Turquía.
Los musulmanes en general, y los islamistas en particular, consideran totalmente justificado que sobre los restos del Templo de Jerusalem se haya construido el Domo de la Roca y la Mezquita del Al-Aksa, y que las iglesias fueran convertidas en mezquitas. Los musulmanes no ven ninguna transgresión o agresión en la conquista de tierras, en la Yihad, y apropiarse de las iglesias, sinagogas, o de otros templos religiosos y convertirlos posteriormente en mezquitas.
Basan su justificación en el mismo Corán y en los hadices
Corán 3:19-20: Ciertamente, la [verdadera] Religión, para Alá, es el Islam. …
Corán 3:32. Di: «¡Obedeced a Alá y al Enviado!»Si vuelven la espalda,… Alá no ama a los infieles.
Corán 3: 85: Si alguien desea una religión diferente del Islam, no se le aceptará y en la otra vida será de los que pierdan.
Hay hadices sobre la conquista de Turquía por el sultán otomano Muhammad el Conquistador al que lo alaban, diciendo: “Conquistarás Constantinopla y el mejor de los príncipes es su príncipe, y el mejor de los conquistadores es su conquistador.”
En un fatwa anunciado en el sitio de la web
www.islamonline.net, en respuesta a la pregunta de un lector, El Jeque Al-Qaradhawi escribió de las "señales de la victoria del Islam", citando un hadiz muy conocido: "… El Profeta Muhammad fue preguntado: "¿Qué ciudad será conquistada primero, Constantinopla o Romiyya? "Él contestó: "La ciudad de Heracles será conquistada primero" – es decir, Constantinopla… Romiyya es la ciudad llamada hoy "Roma", la capital de Italia. La ciudad de Heracles [después se convierte en Constantinopla] fue conquistada por el joven otomano de 23-años Muhammad bin Morad, conocido en la historia como Muhammad el Conquistador, en 1453. La otra ciudad, Romiyya, queda, y nosotros esperamos y creemos [que también será conquistada]. "
"Esto significa que el Islam volverá a Europa como un conquistador y vencedor, después de habérsele expulsado de ella dos veces – una vez del sur, de Andalucía, y una segunda vez del este, cuando golpeó varias veces en la puerta de Atenas".
El jeque Saudita Muhammad bin Abd Al-Rahman Al -"Arifi, imam de la mezquita de la Academia de Defensa del Rey Fahd, discutió este Hadiz en un artículo anunciado en el sitio de web de Kalemat. Bajo el titular "no estén tristes, Alá está con nosotros", el artículo leyó: "…NOSOTROS CONTROLAREMOS LA TIERRA DEL VATICANO, NOSOTROS CONTROLAREMOS ROMA E INTRODUCIREMOS EL ISLAM EN ÉL. Sí los Cristianos, que tallan cruces en los pechos de los musulmanes en Kosovo – y antes en Bosnia, y antes en muchos lugares en el mundo – nos pagarán todavía el Jiziya [impuesto de votación pagado por los no-musulmanes bajo gobierno musulmán], en humillación, o ellos se convertirán al Islam…
En un sermón en la mezquita Al-Nour en Khobar , El Jeque Naser Muhammad Al-Naser citó la saga Al-Albani , quién dijo: "La primera conquista se llevó a cabo, como es sabido, por Muhammad el conquistador otomano, 800 años después de que el profeta lo contó, y la segunda conquista [la de Roma] se llevará a cabo, Alá que lega, y es inevitable…".
En un sermón en la Mezquita Al-Aqsa, el Diputado Ministro de la Autoridad Palestina de Awqaf, el Jeque Yousef Juma"a Salameh dijo: "Romiyya es Roma, la capital de Italia, y Constantinopla es hoy Estambul, conocido en la historia islámica por el nombre de Islam-Boul… La gran conquista de Constantinopla fue llevada a cabo dos siglos después de que los Tatars entraron en Bagdad y después de la caída del Califato. El pueblo pensó que el Islam había alcanzado su punto más bajo… y se olvidó de que el Islam no había alcanzado su fin en el mundo, porque en el día que alcance su fin, no habrá ningún mundo: el sol se extinguirá, las estrellas se apagaran…
En un sermón en una mezquita en Jartum, Sudán, el Jeque Muhammad Abd Al-Karim dijo: "… El profeta dijo que los musulmanes tomarían India, diciendo: "Alá salvó dos grupos de mi nación del fuego de Infierno: un grupo que atacaría India y un segundo grupo que estaría con Jesús el hijo de Maria [en la batalla del Día del Juicio]. " El profeta Muhammad nos contó de la conquista de Constantinopla, la capital del estado bizantino, y de la conquista de Roma dónde el Vaticano esta situado… Algo de lo que el profeta dijo ya ha venido a pasar. Los musulmanes conquistaron Persia, los musulmanes conquistaron Byzantium… los musulmanes atacaron la India y Alá lo conquistó para nosotros, hasta que llegaran a las fronteras de China. Los musulmanes conquistaron Constantinopla dónde la cristiandad oriental se sitúa, y en el futuro, un rey poderoso se levantará para los musulmanes; a través de él, el Islam se extenderá y Roma será conquistada…".
Para los clérigos musulmanes, Roma caerá por su idolatría cristiana y se convertirá en musulmana.
Para los musulmanes el Islam es superior al Cristianismo y al Judaísmo
La Embajada de Arabia Saudita en Washington, D.C. recomienda la pagina principal de su Departamento de Asuntos Islámicos (DAI) a americanos y musulmanes que quieren aprender sobre el Islam. El sitio web contiene centenares de páginas de información sobre el Islam y está unida alrededor del mundo vía Internet a ramas del gobierno saudita incluyendo las embajadas en Londres y Roma.
Enseñando la Superioridad del Islam sobre la Cristiandad y el Judaísmo Islam es el Mensaje Final y Universal: La Cristiandad y el Judaísmo no son Aceptables
El DAI explica: "Es nuestra opinión de que quien sea que exija que cualquier religión otra que la del Islam sea aceptable, como el Judaísmo, la Cristiandad y así, es un no creyente. Debería pedírsele que se arrepienta. También es nuestra opinión de que quien sea que rechace el mensaje universal de Muhammad, (que la paz esté con él), rechaza el mensaje de todos los mensajeros, aun cuando él clame que cree y sigue a Su Mensajero."
Versos del Corán son citados para explicar la superioridad de los musulmanes sobre los cristianos y judíos: "Alá no acepta otra religión de cualquiera, porque Él, el Exaltado, dijo: "Ciertamente, la verdadera religión según Alá es el Islam…" Otro verso declara, "Quien quiera que desee una religión otra que la del Islam, nunca será aceptado por Él, y en la vida por venir estará entre los perdedores."
El DAI agrega, "Nosotros creemos que es obligatorio tomar los textos del Corán y las tradiciones proféticas que conceden los atributos de Alá a su valor real e interpretarlos de cierto modo que sea conveniente al Omnipotente Alá. Rechazamos la práctica de aquellos que tuercen los significados de estos textos y los entienden de cierta manera que no fue pensada por Alá y Su mensajero."
El Corán Abolió a todas las Anteriores Escrituras Religiosas y Expuso las Distorsiones y Revisiones de la Toráh y los Evangelios.
Según el DAI, el Corán "abolió todos los libros revelados anteriormente tal como la Toráh y los Evangelios. Ella explica, "Las escrituras anteriores eran por un tiempo limitado. Su uso finalizó con la revelación del Corán, el cual los abolió y expuso sus distorsiones y cambios… Sufrieron distorsión, se les agregó, y se les omitió: "Algunos judíos pervirtieron palabras de sus significados."" El DAI cita versos adicionales del Corán como evidencia extensa: "Así penas a aquellos que escriben el Libro con sus manos, y luego dicen: "Esto es de Alá", que pueden venderlo por un precio módico. Así penas a aquellos por lo que sus manos han escrito, y penas a aquellos por sus ganancias." Respecto a los judíos y cristianos, el DAI explica, hay un grupo entre ellos quiénes tuercen sus lenguas con El Libro que ustedes pueden pensar que es parte de El Libro pero no es parte de El Libro. Y dicen que "es de Alá", y no es de Alá, y dicen mentira contra Alá y ellos lo saben.""
La Desobediencia de Judíos y Cristianos
El DAI también cita un verso del Corán que dice que la mayoría de los judíos y cristianos son desobedientes en sus creencias religiosas: "Vosotros [musulmanes] sois el mejor de los pueblos elevado para la humanidad… Si los pueblos de la Escritura (judíos y cristianos) creyeran, habría sido mejor para ellos; entre ellos hay algunos que tienen Fe, pero la mayoría son desobedientes a Alá y rebeldes en contra de los mandamientos de Alá."
El DAI también ataca a rabinos y monjes por pervertir el judaísmo y la cristiandad citando un verso del Corán: "Ellos (los judíos y cristianos) tomaron a sus rabinos y a sus monjes para ser sus señores además de Alá (obedeciéndoles en cosas en las cuales hicieron legales o ilegales según sus propios deseos sin que se les fuese pedido por Alá), y (también tomaron como su señor) el Mesías, hijo de Miriam (Maria), mientras ellos (judíos y cristianos) fueron ordenados (en la Torah y en el Evangelio) a rendirle culto a ninguno sino a Un Ilah (Dios es decir, Alá), La ilaha illa Huwa (ninguno tiene el derecho a ser adorado sino Él)."
"Cualquier Forma de Culto que no Conforme al Islam no es Válida" Según el DAI, sólo las oraciones de los musulmanes son validas: "Desde… las órdenes del Corán podemos concluir que cualquier forma de culto que no conforme al Islam no es válida. Cualquier oración fuera de las enseñanzas islámicas se convierte en inútil porque Alá nunca la aceptará… Cuando Alá tomó un convenio de aquellos a los que les fueron dadas las Escrituras (judíos y cristianos) para hacerlo (las noticias de la venida del profeta Muhammad y el conocimiento religioso) conocida y clara a la humanidad, y no para esconderla, pero ellos la tiraron tras sus espaldas, y la compraron con una miserable ganancia! Y de hecho lo peor es la que compraron."
Parte III: Derechos de los No-Musulmanes "Dhimmi" Bajo el Islam
La Ley Islámica sobre el Estatus de las Minorías
Los no-musulmanes que viven bajo el mandato musulmán deberían seguir ciertas leyes y regulaciones islámicas que se relacionan con ellos. El término "Dhimmi" es definido por el DAI como sigue: "Los dhimmis son el grupo más elegible para los derechos, porque ellos viven en un territorio islámico y bajo la protección de los musulmanes, además del Jizya (impuesto por cabeza puesto por la ley islámica en los no-musulmanes bajo mandato musulmán) que ellos pagan a la tesorería pública… El líder de los musulmanes está bajo obligación estricta de proporcionarle protección a ellos y protegerlos contra cualquier clase de daño potencial real que les pueda ocurrir."
"Dhimmi debe ser Discriminado"; los Cristianos no pueden Desplegar Ningunas de las "Abominables" Cruces.
Según el DAI, "Los dhimmis deben ser discriminados de los musulmanes en su atavío. No les es permitido desplegar ningún hecho abominable o gesto que podrían entrar en conflicto con el Islam como la cruz o la campanilla. La observación de las antedichas reglas promueve la amistad entre los musulmanes y remueve todos los rastros de enemistad y odio."
Parte IV: El Castigo a Aquellos que no Creen en el Islam
"El Fuego Quemará sus Caras, y Harán Muecas con sus Labios Desplazados de Sitio" En múltiples ocasiones el DAI discute las recompensas de los creyentes y el castigo de los no-creyentes, como es descrito en el Corán: "Nosotros creemos en el paraíso y en el infierno. El paraíso es la morada de goce el cual Alá, el Exaltado, preparó para el correcto… el Infierno es la morada de castigo que Alá ha preparado para los incrédulos y malvados. No se puede imaginar la tortura y el horror en ella: "Ciertamente, hemos preparado el fuego para los que hacen el mal… Si requieren ayuda, serán ayudados con agua como cobre fundido el cual escaldará sus caras. Cuan terrible la bebida y cuan malvado lugar para descansar!""
"Quienquiera que abra su corazón a la no-creencia", el DAI explica, "sobre ellos está la ira de Alá y ellos tendrán un severo castigo." El DAI elabora que aquellos quienes creen en el Islam son recompensados enormemente, mientras aquellos que no, recibirán un tremendo castigo, tal como fuego que quemará la cara de los no-creyentes. Por ejemplo, el siguiente verso del Corán es citado: "Aquellos cuyas escalas (de hechos buenos) es ligera, son aquellos que pierden su propio yo; en el Infierno moran. El Fuego quemará sus caras, y sonreirán abiertamente con labios desplazados de sitio (desfigurados)." En otra ocasión, el DAI explica que, el "escepticismo es el rechazo de cualquiera de los pilares de la fe islámica…"
El presidente de la República Islámica de Irán escribió una carta a George Bushel 8 de mayo de 2006 cuando era presidente de los EEUU en el que le invitaba a convertirse al Islam. La carta en que se instaba a Bush y a la población norteamericana a convertirse al Islam esta refrendada por el presidente del Parlamento iraní, Gholamali Haddad Adel, por el ayatolá Ahmad Yannati y por el régimen de los mulás que consideraban que “la carta estaba inspirada por Alá”, y en realidad dirigida a todos los pueblos del mundo, como afirmó Parviz Davudi, el vicepresidente primero del Gobierno de Irán
El Líder Supremo Jomeini escribió una carta el 8 de enero de 1989 a Gorbachov, máximo líder de la antigua URSS, en la que le pedía al soviético que se convirtiera al Islam.
Ali Jamenei, el actual Gran Líder o Líder Supremo de Irán considera que “el pensamiento, la verdad y la identidad del Imán Jomeini están vivas y son dinámicas y ha insistido en que “el deber más importante es el de mantener y salvaguardar el pensamiento y los principios del Imán [Jomeini] y el actuar clara y explícitamente en virtud de dichos principios. … Las grandes potencias no son capaces de enfrentarse al pensamiento del Imán Jomeini”
El sentido de supremacía de los musulmanes sobre otros
El sentido de supremacía islámica no se limita a judíos y cristianos y el resto de no-musulmanes o “infieles”, sino que se aplica incluso a los miembros de otras sectas musulmanas.
Por ese motivo Irán no le otorga la libertad de culto a los sunitas, porque los chiítas se creen que ellos son la secta más digna, o la única verdadera. Y los wahabíes sunnítas saudíes impiden que los chiítas construyan lugares de culto y escuelas en donde instruir a sus hijos en su propio credo en Arabia Saudita.
Cualquier dhimmi en tierra del Islam, judío o cristiano, oye cinco veces al día el llamado del almuecín a la oración desde los altavoces de las mezquitas que su dios [Alá] es más grande que el suyo [Dios], ya que el adhán -llamado musulmán a los rezos- comienza con las palabras “Alahú Akbar” [Alá es el más grande]
Se refiere a que Alá es mayor que el Dios de los judíos y de los cristianos y todos los dioses adorados por los no-musulmanes.
Son muchos los hadices que hablan acerca de la superioridad del Islam y los musulmanes. Destaca el que dice: “El Islam supera y no puede ser superado”. Este hadiz confirma abiertamente la noción de la supremacía religiosa.
Mahmmud Ahmadineyad insistió el 19 de mayo de 2006 en “dar al mundo la Solución a todos los problemas de la humanidad”:
“El mensaje que el pueblo iraní tiene para el mundo es este, que regrese a la senda de Alá, de la justicia, de la ley y de la paz, y este mensaje tiene también un papel determinante en nuestra política exterior”.
Ahmadineyad declaró el domingo 22 de agosto de 2010 en Teherán que “Irán era la única fuente de esperanza para las naciones, porque la Revolución Islámica es la única potencia que puede generar grandes fuerzas de choque de personalidades contra los enemigos de la humanidad, … Irán es el umbral de la florecimiento en todos los ámbitos, en particular el de la industria de defensa, dijo que la industria no se limita sólo al campo de la defensa, pero que su progreso se refleja también en otras industrias. … La defensa de Irán no sólo significa la protección de un territorio geográfico, tribu o nación, sino que significa hoy defender los ideales y logros de todos los profetas divinos largo de la historia. … actualmente la defensa de Irán consiste defender la voluntad de imponer la justicia, el monoteísmo, la pureza y el amor en todo el mundo”.
Ahmadineyad se apropia los Profetas de Israel, de Jesús del Cristianismo, distorsionando y deformando el mensaje de estos. También excluye a los musulmanes sunnitas el legado de Muhammad.
El régimen de los mulás descarta al resto de la humanidad del monoteísmo. Como todo islamista considera, erróneamente, que el Dios de la Torá es un dios nacional, y que el Cristianismo es politeísmo por asociar a Jesús con Dios.
Para los islamistas chiítas los únicos monoteístas son ellos, los chiítas, y el resto es infiel, y viceversa, los islamistas sunnitas se consideran ser ellos los únicos monoteístas.
Los islamitas consideran legitimizado la voluntad de imponer su visión de justicia, monoteísmo, pureza y amor en todo el mundo, aunque su visión no agraden a los que se les impone. Argumentan los islamistas que es Satán quien confunde a los que no quieren aceptar la imposición del Islam, y no permiten que sus templos se transformen en mezquitas.
El supremacismo religioso islámico chiíta de los iraníes se retroalimenta con el supremacismo racial ario
Mahmoud Ahmadineyad declaró en Press TV (Irán) el 28 de julio de 2010 que
“…Irán es una potencia económica, es una potencia cultural y es también un gran poder político. Es una gran nación, 75 millones de personas – esa es la población de Irán. Y la gente es… Su coeficiente intelectual es muy superior que el resto del mundo. Irán es un lugar… Irán siempre ha llevado su estandarte de la cultura y civilización…”.
Los islamistas afirman que “el Islam es el único camino para la salvación”.
Este “único camino para la salvación” excluye al resto de religiones e ideologías, por lo que cuando la Espada del Islam somete nuevas tierras al Corán, se considera legitimizado a edificar mezquitas sobre los restos de templos de otros credos, o transformar sinagogas, iglesias, templos budistas, hindúes, zoroastrianos, politeístas en mezquitas.
Los islamistas consideran que el World Trade Center simboliza “la cabeza satánica de la capital de Occidente” por lo que es una victoria del islamismo edificar sobre sus escombros una mezquita.
Esta mezquita o inicuamente Casa Córdoba adquirirá el mismo significado para el Islam que el que fue la construcción de la mezquita de Córdoba sobre la Basílica de San Vicente Mártir: mostrar a los musulmanes la victoria del Islam sobre el cristianismo y manifestar en lenguaje doméstico musulmán el supremacismo islámico.
El Corán predice que toda la humanidad será islamizada y que los templos no-musulmanes serán transformados en mezquitas, o sobre sus escombros se alzarán mezquitas
La Torá y el Nuevo Testamento cristiano creen que el Mesías vendrá, para los cristianos volverá, y con él habrá el Tercer Templo. El Domo de la Roca y la Mezquita del Al-Aksa impiden, por ahora, ese cometido. Estos dos edificios musulmanes “confirman” a los ojos de los musulmanes que sólo es verdadero el Corán. De ahí procede el gran pavor y temor de los islamistas a la independencia del pueblo judío en su propio hogar, la Tierra de Israel.
La obsesión de los islamistas en destruir Israel, igual que la enfermiza obcecación de Irán en “hacer desaparecer Israel del mapa” como pide Ahmadineyad se basa en que la Torá y el Nuevo Testamento contradicen el Corán, y viceversa, estos quieren destruir Israel, para evitar que pueda ser levantado el Tercer Templo.
La potencia de los islamistas se alimenta de la debilidad de los dhimmies. La construcción de un centro islámico o casa Córdoba sobre las cenizas de personas y edificios asesinados y destruidos por fieles del Islam al grito diabólico de “AláAjbar” es un insulto a las víctimas del crimen del acto islamoterrorista del 11 Septiembre, un freno a la libertad.
El alcalde de Nueva York, judío; el presidente de los EEUU, Barack Hussein Obama, y otros que apoyan la construcción de este centro islámico actúan amedrentados por el islamoterrorismo, pensando que la construcción de esta mezquita puede frenar las ansias expansionistas del islamismo, repiten el fracasado apaciguamiento de Neville Chamberlain ante Hitler.
No se es libre cuando se tiene miedo al victimario y se actúa acorde a este pavor. La sumisión a los islamistas es todo lo opuesto a la libertad.
Los promotores del Centro Islámico de la Zona Cero, encabezados por el Imam Feisal Abdul Rauf se aprovechan de la libertad, como los nazis lo hicieron de la democracia en Alemania.
Si estos jeques y promotores quisieran mostrar un Islam más tolerante y que “el Islam es una religión de amor y paz”, como cansinamente afirman, sin ninguna base real ni histórica que lo sustente, empezarían por exigir a los dirigentes de Arabia Saudita, de Irán y tantos otros países musulmanes que hubiera libertad, libertad de religión en el sentido pleno de la palabra en Dar al-Islam, la Casa del Islam, y que cesasen de denominar y de tratar al resto de los países como Dar al-Harb, la Casa de la Guerra..
La libertad es exigir a Arabia Saudita, Irán y otros países musulmanes que permitan la construcción de iglesias, sinagogas, y otros templos. Sin esta reciprocidad no se es libre. Cuando en La Meca, en Medina, y en otras ciudades de Arabia Saudita y de Irán florezcan iglesias, sinagogas y templos de diversas religiones, y cese la violencia en nombre del Corán, de Alá, la Shari´a, cuando no asesinen a adúlteras, no se amputen extremidades a ladronzuelos, no se ahorque a los homosexuales, entonces se podría actuar con reciprocidad.
Fuente: Guysen News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *