Parlamentarios en contra del terrorismo en Argentina

Kristallnacht y Premio DDHH 2012 al Padre Luís Ugalde
18/07/2012
Museo Sefardí expone: Presencia judía en arte venezolano
31/07/2012

El Congreso Judío Latinoamericano (CJL) envió una fuerte señal a los países de la región y advirtió que “nadie está exento” de un atentado similar al que destruyó la sede de la AMIA, hecho ocurrido en Buenos Aires, el 18 de julio de 1994.
Así lo transmitió el secretario general de CJL, Saúl Gilvich, quien en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN) destacó que desde su organización se busca sensibilizar a los gobiernos sobre “un problema real” como es el terrorismo internacional.
En este sentido, el dirigente uruguayo señaló que se puede especular que la elección de la AMIA por parte de los terroristas “pudo haber sido premeditada, pero fue casual y nadie está exento a ser un escenario similar a lo que pasó en la Argentina con la AMIA”.
“Lo que intentamos es que se tome conciencia de que este es un problema de todos y no permitir que lo urgente, lo cotidiano, haga olvidar los problemas del futuro y la sobrevivencia de la civilización, tal como la conocemos y tal como queremos que siga siendo. Eso depende de lo que podamos hacer frente al terrorismo, al absolutismo y a la ignorancia”, subrayó.
Gilvich realizó estas declaraciones al participar en el 6to. Encuentro de Parlamentarios Latinoamericanos convocado por el CJL y que se llevó a cabo recientemente en Buenos Aires como parte de las actividades programadas por el 18º aniversario del atentado a la AMIA.
El foro, que por primera vez en su historia se realizó en el Senado de la Nación, reunió a más de 40 parlamentarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela, quienes debatieron sobre la importancia de generar legislación para evitar que el terrorismo ataque nuevamente la región.
Además, el encuentro contó con la presencia de representantes de las comunidades judías de Latinoamérica y del embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit.
La sesión de apertura de la reunión estuvo presidida por el vicepresidente Amado Boudou.
Al respecto, Gilvich destacó la respuesta que tuvo la convocatoria del CJL. “Es un año en el que el Senado argentino colaboró con fuerza para que este evento tenga el marco adecuado, cosa que es importante no sólo para nosotros sino para el resto de los invitados”, expresó el dirigente comunitario.
“Año a año notamos de que aquel comienzo tan tímido donde plateábamos que el terrorismo internacional no es un problema contra los judíos o los argentinos, nos estaban encasillando y vivíamos encasillados en esto, hoy vemos que los parlamentarios de América Latina están mucho más abiertos, están mucho más propensos a identificar cuales son los orígenes y las causas y  a tratar de identificar cuáles son las posibles soluciones que desde el punto de vista político se pueden tomar para aminorar el riesgo de nuevos atentados”, afirmó Gilvich.
El dirigente expresó que existe preocupación por los judíos en toda América Latina, y resaltó el papel del CJL como “el nexo entre las comunidad locales y los respectivos gobiernos”.
“En la medida que las autoridades comunitarias exijan el paraguas del Congreso Judío Latinoamericano estamos dispuestos a acudir y esa es nuestra función para quienes quieren seguir viviendo cada uno en su país como ciudadanos libres y sin ser discriminados”, enfatizó.
Tal como transmitió el CJL, este foro que reunió a más de 150 personas fue convocado para comparar experiencias sobre legislación contra el terrorismo que permitan consolidar la convivencia pacífica y defender a sus ciudadanos del terrorismo.
Como parte de las actividades también hubo una conferencia especial con el fiscal federal Alberto Nisman, quien está al frente de la causa por el atentado a la AMIA, y también disertó el ex presidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti.
Por su parte, Daniel Pomerantz, director Ejecutivo de la AMIA, dio su testimonio sobre su experiencia como sobreviviente del atentado a la institución comunitaria.
La reunión que estuvo coordinada por el director del CJL, Claudio Epelman, quien en diálogo con esta agencia transmitió su preocupación por “la falta de colaboración para alcanzar la justicia” en la causa por el atentado a la AMIA.
“Creo que tenemos que apelar a todos y cada uno de los países de la región -algunos tienen una interlocución distinta con Irán- para que puedan abocarse a construir el trabajo necesario para convencer a los iraníes de que pueden verdaderamente traer a los sospechosos de este atentado a comparecer frente a la Justicia” argentina,  afirmó el dirigente.
Asimismo, Epelman apuntó que en la Argentina hay dos atentados no esclarecidos por la Justicia, en los cuales “hay iraníes sospechosos de haber participado en ellos; éste es el mensaje que la Argentina tiene que llevar a la región: la responsabilidad de su Justicia y la falta de colaboración de las autoridades de Irán para que estos ciudadanos puedan comparecer”.
El encuentro también contó con la presencia del presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Jack Terpins.
Por la Argentina participaron los senadores Ernesto Sanz y Samuel Cabanchik, los diputados Gabriela Michetti, Laura Alonso, Natalia Gambaro, Patricia Bullrich y Omar Duclós, y el diputado provincial Orlando Yans.
A ellos se agregaron los legisladores de la ciudad de Buenos Aires Gabriela Seijo, Claudio Presman, y Martín Ocampo.
De Perú legaron Alberto Adrianzen, Vicepresidente del Parlamento Andino, el congresista Juan Carlos Eguren y Salomón Lerner, ex presidente del Consejo de Ministros de Perú.
La delegación de Uruguay estuvo integrada por  Jorge Orrico, presidente de la Cámara de Diputados, y los legisladores Jorge Saravia, Alberto Couriel, Fernando Amado, Mónica Xavier,   Santiago Torres y Luis Alberto Heber. También participó Max Sapolinski, prosecretario del Partido Colorado de Uruguay.
En representación de Venezuela estuvieron los diputados Alfonso Marquina y Miguel Angel Rodríguez.
Por Chile participó el diputado Fernando Meza, mientras que por Bolivia lo hicieron Jaime Navarro Tardio, y Javier Zavaleta.
Jaques Wagner, gobernador de Bahía, Brasil, también intervino en el encuentro como  los senadores de Colombia Luis Fernando Velasco Chaves y Olga Lucía Suárez Mira, y la asambleísta de Ecuador María Paula Romo.
Entre los dirigentes comunitarios estuvieron los presidentes de la AMIA, Guillermo Borger, de la DAIA, Aldo Donzis,  y el secretario general de la AMIA Julio Schlosser y el protesorero Natalio Fichelson.
Por la dirigencia comunitaria latinoamericana participaron Sara Winkowski, Roberto Cyjon, Monis Lev, Rafael Winter, Ruth Nemirovsky de Scher, Marcelo Isaacson, Leonardo Lorena, Denis Herrnstadt, Eduardo Kohn, Carlos Kierszenbaum.
Fuente: AJN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.