Cosa juzgada
21/07/2012
Antisemita es antisemita
24/07/2012

Por Beatriz W. de Rittigstein
La solución al conflicto palestino-israelí sólo se alcanzará a través de 2 Estados.
En octubre de 2005, recordando a Jomeini, Ahmadinejad repitió: "Israel debe ser borrado del mapa… La nación musulmana no permitirá a su enemigo histórico vivir en su propio corazón".
Desde ese momento, voceros iraníes han tratado de "aclarar" las amenazas de Ahmadinejad. En febrero de 2006, de visita en Venezuela, el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica, Golanti Hadad Adel, acusó: "eso es oportunismo mediático. En Irán no hay sentimientos en contra del judaísmo, pero es injusta la ocupación del territorio palestino y tenemos que defender a ese pueblo".
En abril de 2006, el encargado de negocios de Irán en Caracas, Hojjatollah Soltani, explicó: "Las palabras del presidente Ahmadinejad fueron malinterpretadas… Hacer un referéndum en Palestina, con participación de todos los palestinos es una opción bien democrática". Las interpretaciones de estos funcionarios, pese al matiz sosegado, tienen el mismo propósito destructivo e intentan tapar el peligro de la teocracia iraní.
También en Venezuela, un grupo con intereses bien definidos, promueven ideas análogas; con un tono que pareciera armonioso y que engaña a los que desconocen el tema, no sólo promueven la deslegitimación y demonización de Israel, sino que proponen una de las más virulentas agresiones antijudías: un solo Estado para dos pueblos, lo cual significa mayor violencia y de inmediato la destrucción del Estado judío.
La verdadera solución al conflicto palestino-israelí sólo se alcanzará a través de dos Estados; ello es aceptado por amplios sectores de la ciudadanía israelí y por los sectores moderados del mundo árabe e islámico. Para ello es indispensable el mutuo reconocimiento sin ningún tipo de engaños y unas arduas negociaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.