Esperanzas sin entusiasmo
27/08/2012
Irán desafía a Occidente y mundo árabe
31/08/2012

Por Rabino Iona Blickstein
Rabino Abraham Itzjak HaKohen Kuk – Dr. Teodoro Hertzel.
Hoy día se escucha de boca en distintos partidos políticos israelíes que el Sionismo no tiene ninguna relación con la religión siendo su traducción en el idioma actual. En la separación entre la religión y el estado.
Nada hay nada nuevo bajo el sol, nos enseñó el rey Salomón en su Kohelet (Eclesiastés).
El Rav Kuk en su carta a los representantes del Movimiento HaMizraji en el Congreso Sionista del año, 1913 (5763), los que exhorta a abolir el inciso de las bases del Movimiento Sionista en el cual se declara que: "El Sionismo no tiene ninguna relación con la religión, y en su lugar asevera que el Sionismo se basa en el renacimiento de la nación con su Torá, en su Tierra, porque no es posible separar y desarraigar el renacimiento de la nación de su origen de vida.
Y agrega el Rav Kuk: la consecuencias de la vergonzosa declaración que el Sionismo no tiene ninguna relación con la religión es el abandono de la Torá y el desprecio de lo valores sagrados de la nación, en el pueblo, la enseñanza y la literatura y su efecto será el vaciamiento del espíritu de la nación, el desaliento, el rencor y el enojo.
100 años pasaron del momento que nuestro Maestro, viajó a Eretz Israel, un 28 de Yiar 1904.
Nació en el año 1865, en Grieva, Letonia, pequeña aldea situada al Norte del imperio zarista, desde niño fue conocido como un niño prodigio, cursó sus primeros estudios en el "jeder" y después se traslada a la famosa Yeshivá de Volozin, transformándose en discípulo del Rabí Naftalí Tzví Iehuda Berlín. Desde 1888 se desempeñó como rabino en diversas localidades de Letonia y Lituania. A pesar que tenía su futuro Rabínico asegurado, y podía llegar a transformarse en uno de los dirigentes espirituales de la judeidad europea, eligió vivir en Israel.
En 1904 es designado rabino de Iafo, Teodoro Hertzl y el Movimiento Sionista, ocupaban ya entonces un lugar importante en la vida judía, y el Rav Kuk, trata de comprender el sentido religioso de un movimiento secular, que parece anular, todo lo sagrado que representaba el judaísmo. Hertzel, era un judío secular, así se educó, aunque era un hombre noble y de principios morales.
De lo escrito en su diario, se deduce que era poseedor de una sensibilidad moral especial.
El sufrimiento y el dolor de la nación, le dejó una gran impresión, e hizo que se dedicara en cuerpo y alma en la lucha por el pueblo judío. No recibió dinero del movimiento y consagró todos los bienes a la causa sionista. Su ferviente entusiasmo en pro del ideal, lo llevó a entregarse totalmente a la salvación de sus hermanos perseguidos sin piedad.
La mayoría de los rabinos de la época, no tomaron una clara posición frente a Hertzl y el Sionismo.
De un lado, el hecho de estar Hertzl y sus seguidores alejados de la Tradición, despertó sus sospechas, pero el amor a Tzión y la probabilidad de mejorar la situación de los judíos era muy importante, por eso prefirieron no tomar posición alguna.
Entre los pocos que tomaron posición, hubo grandes Rabinos que se opusieron fuertemente a Hertzl y a su movimiento y muchos otros que le dieron su apoyo. Uno de ellos era Rav. Shlomo Cohen de Vilna, uno de los Rabinos más respetados de la época, sus tres yernos eran miembros de la Mizraji. Esta era también la posición de los rabinos de Jovevei Tzión, los Rabinos Shmuel Mohliber, Rabí David Friedman y otros.
El rabino Reines, rabino de Lida, uno los grandes Rabinos de su generación, al cumplir 60 años de edad, se unió al Movimiento Sionista y fundó la Mizraji (Movimiento Religioso Sionista).
El Rabino era 20 años mayor que Hertzl, y se encontró con él en varias oportunidades por eso su opinión es muy importante. Su impresión era que a pesar de que no recibió educación judía, su trato con respecto al judaísmo y a los preceptos era honorable. Su asombro fue grande cuando Hertzl se apresuró a cerrar el tercer Congreso Sionista (5659-1899), antes en la entrada del Shabat "por qué no está en su intención ofender en nada a nuestra Ley" (Ish HaMeorot 108). ¿Cuál era la posición del rabino Kuk con respecto al doctor Hertzl?
Era muy compuesta, no como la posición del rabino Reines que separó entre "la salvación física y la redención espiritual". El rabino Kuk tenía una visión completa, y no podía desentender del hecho de que Hertzl no era "Shomer Torá Vmitzvot" (observante de los preceptos de la Torá).
Dos Meses después de haber llegado, el rabino a Eretz Israel, el 20 de Tamuz de 5644, (1904), Hertzel falleció. Los dirigentes de la comunidad de Iafo lo invitaron a participar en un acto en honor del Presidente del Movimiento Sionista, aceptó y dijo unas palabras, pero parece ser que no lo hizo de todo corazón. En su elegía dio un significado profundo al Sionismo según el Gaón de Vilna, y entre otros, dijo que la misión del Meshiaj ben Iosef es preparar los asuntos materiales de la redención.
El Rabino Iaakov Filber en su obra "Kojvei Or" explica las razones del discurso mortuorio del rabino, y cita una carta interesante que escribió el rabino Kuk a su suegro el Rav. Haaderet, el rabino de Ierushalaim, donde explica y se excusa en cierta medida, por haber participado en el evento. Lo hizo, enfatiza el rabino, por "Shalom", paz para conservar y para acercar a los sionistas, admiradores de Hertzl, porque hay que siempre encontrar lo "bueno" de toda cosa, acentuarlo y mencionarlo, sólo así se podrá corregir actitudes y pensamientos.
Esta era también la relación del rabino Kuk con el Movimiento Sionista, de un lado, amplio reconocimiento, por las buenas acciones, pero por otro, no estuvo de acuerdo, en ser miembro oficial de las instituciones sionistas, ni tampoco ser miembro de la Mizraji.
Parece ser que con los años se cambió la relación del Rabino para con Hertzel, como expresa su hijo Rabí Tzví Iehuda quien escribió el año 5673, (1913) y nueve años después de la desaparición del doctor Hertzel "y también Hertzl, este “Tinok Shenishba” (bebe raptado), se refiere a aquellas personas que no recibieron educación judía tradicional después de haberse educado entre las naciones, lleno de sueños y fuertes añoranzas, éste fue personalidad, que dio forma al marco nacional general en forma de pueblo, haciendo realidad nuestros anhelos y relaciones… También el sintió en forma y instintiva que "el retorno al judaísmo antecede al retorno al Estado Judío, y que nuestra nación es por razón de nuestra fe, y que nosotros reconocemos nuestra esencia histórica, solamente en la fe de nuestros ancestros (Linetivot Israel 1era parte, Beit – El).
Puede que mientras tanto, recibieron más detalles sobre la personalidad y visión del doctor Hertzl. Sus diarios personales fueron traducidos al hebreo, y comprendieron que era un hombre, dueño de principios morales, lleno de fe y que su alejamiento de la Torá y los preceptos fueron por causa de no haber recibido educación judía.
Cierto, es que varios momentos de la actuación de Hertzl como el caso Uganda y su relación para con el Cristianismo hicieron que muchos se abstuvieran al cristianismo de él, pero después se aclaró la situación.
Hertzl expresó en su opinión que la conversión del pueblo judío, podría evitar el antisemitismo.
Sólo cuando entendió que era algo imposible, creó la idea sionista. En su diario escribe que desde su juventud el antisemitismo y el sufrimiento judío martirizaron su alma. Describe pensamientos que afloraron en su mente, uno de ellos "quise solucionar el problema judío por lo menos en Austria, con la ayuda de la Iglesia Católica… (pensé pedir) una entrevista al Papa y decirle: Soy representante de un gran movimiento de judíos, que se convertirán libremente al cristianismo. Los líderes del movimiento y especialmente yo, quedaremos judíos y como tal predicaremos por la conversión a la religión mayoritaria” pero estos eran pensamientos que surgieron en el, a los 20 años de edad, y de ninguna manera reflejaban su posición, sino como el escribe diciendo que eran "inclinaciones de una debilidad juvenil" (Personalidades y eventos en la historia de Israel pág. 155).
El doctor Hertzl se entrevistó con el Papa, como representante del Movimiento Sionista, medio año antes de su muerte y no se prosternó, ni se mostró servil ante él, sino con orgullo presentó la posición judía y así escribió en su diario "Ayer fui recibido por el Papa… me recibió parado, me entregó su mano, la cual no bese… me parece que con esto arruiné mi relación, con él porque todo el que viene a él, se prosterna y besa por lo menos su mano…
Le expliqué la razón de mi visita, pero él contestó: No – no podemos recomendar este Movimiento. No podemos detener a los judíos que quieran llegar a Ierushalaim, pero recomendar no podemos. Como jefe de la Iglesia no puedo decir otra cosa. Los judíos no reconocieron a "aquel hombre” y por eso no podemos reconocer el pueblo judío" (ídem, pág. 156).
El asunto Uganda, y las discusiones que ocasionó, hizo que muchos ¿se abstuvieran de él? en una u otra medida. Pero tiempo después de su muerte se supo que Hertzl tenía la intención de negociar con las naciones, para reforzar la posición sionista que exigía una patria para el pueblo judío, pero estaba muy lejos de decir que Uganda sería la solución.
Puede que con el pasar de los años, la sospecha de que la gente aprenda de su actitud personal, aminoró y su visión y su proyecto tuvieron eco.
Rabí Tzví Iehuda HaCohen Kuk, hijo del gran rabino de Israel, seguidor de su camino ideológico de su padre, proclamó que es una obligación honrar al doctor Hertzl, "El visionario de Estado Judío", tiene un mérito histórico especial, en el proceso de la Creación de la Soberanía de nuestra Tierra (Sijot Harav Tzví Iehuda, Bamidbar 324/31).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.