Irán desafía a Occidente y mundo árabe

Israel, creyentes hijos de creyentes
28/08/2012
No llores cuando tu enemigo se defiende
03/09/2012

Por Julio César Pineda
Para los venezolanos el laberinto iraní no es ajeno por acuerdos y compromisos firmados.
En estos tiempos cuando el sistema internacional se orienta más a la cooperación que a la confrontación y cuando las grandes potencias tratan de resolver sus diferencias por la vía de la solución pacífica como lo establece el art. 33 de la Carta de la ONU; si hubiese un grave conflicto internacional que incluso pudiera transformarse en una Tercera Guerra Mundial la responsabilidad la tendría el gobierno de la República Islámica de Irán.
La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha señalado el desarrollo clandestino del programa nuclear iraní con fines militares, mediante la tecnología de reactores hacia el logro de uranio enriquecido y plutonio. Esta semana como lo tituló El Universal "Irán desafía a Occidente con el ensayo de misiles de largo alcance". Los misiles son vectores para transportar bombas atómicas que en este caso pueden superar los 2.000 km, lo cual pone en peligro la seguridad de Israel y de las principales capitales del mundo árabe, además de centros importantes estadounidenses en la región.
Los misiles GHADR-1 y SEJIL con ojivas nucleares pueden originar respuestas militares contra la república islámica especialmente de Israel, país contra el que el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad ha amenazado que lo hará desaparecer del mapa. En la reciente reunión de Pittsburgh de las grandes economías y economías emergentes, tres de los Estados más importantes por sus presidentes Barack Obama, Nicolas Sarkozy y Gordon Broun advirtieron directamente al régimen de Teherán frenar tanto su proyecto atómico para el uranio enriquecido como la tecnología de misiles balísticos, recién la Casa Blanca calificó de "provocativa" la decisión de Irán en el escenario mundial, para la diplomacia francesa son "actividades desestabilizadoras" y para la cancillería británica "reprensibles". El comandante de las Fuerzas Aéreas de los Guardianes de la Revolución, milicia ideologizada paralela al Ejército, oficial Hossein Salami, señaló que su país respondería a cualquier amenaza de forma "destructiva". Todo esto ocurre cuando Ginebra, la segunda capital de la ONU, se prepara para las negociaciones de los seis sobre el Programa Nuclear Iraní, es decir los cinco miembros del Consejo de Seguridad y Alemania.
Sólo los cinco miembros del Consejo de Seguridad se reconocen oficialmente nucleares con arsenales de bombas y misiles, sin embargo el club se ha extendido a Israel, a la India, a Pakistán y a Corea del Norte. Brasil y Argentina con grandes desarrollos nucleares en 1990 renunciaron al arsenal atómico, lo mismo que la República Surafricana. Lo nuclear en Corea del Norte e Irán por su misterioso proceso al margen de las inspecciones internacionales, especialmente de la OIEA y del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), alarma a la ONU y con especial preocupación a los países vecinos amenazados.
Desde el punto de vista energético, Irán no requiere de la energía nuclear, es el segundo país productor de petróleo de la OPEP después de Arabia Saudita y el segundo en gas después de Rusia. Si Israel está preocupada como Washington y la UE, mayor temor han expresado las naciones árabes en su mayoría con gobiernos sunitas, frente al fanatismo chií y a la tradicional hegemonía persa. El efecto calórico, mecánico y radiactivo de un misil con armas nucleares que en diez minutos separa a Teherán de Jerusalén tendría consecuencias desastrosas para el mundo árabe. En la perspectiva de un conflicto mundial atómico Irán trataría de buscar la solidaridad de 2.300.000 de musulmanes y contar con el respaldo de Rusia y China frente a Estados Unidos, Europa y Japón, la India seguramente estaría en esta misma dirección después de los acuerdos nucleares firmados con Washington.
Para los venezolanos el laberinto iraní no es ajeno por los compromisos y los acuerdos firmados por el señor presidente Chávez con Teherán, sería un grave error facilitar el uranio venezolano que puede superar las 150.000 toneladas para ser procesado en las centrifugadoras iraníes, pero pareciera ser así cuando recientemente el ministro del Poder Popular para las Industrias Básicas y Mineras, Rodolfo Sanz, declarara a la prensa que Irán con el Gobierno bolivariano está haciendo prospecciones y trabajos sobre uranio en Venezuela. El presidente Lula, que en el 2000 inauguró el reactor Angra de 1.276 MW (megavatios) de potencia y el Gobierno argentino con reactores nucleares de 1.179 MW no juegan con Irán en el ajedrez atómico, mientras que los venezolanos con el reactorcito de 3 MW en el IVIC en vez de buscar la asistencia tecnológica atómica de grandes democracias, recurrimos al señor Ahmadineyad y al Gobierno teocrático de los ayatolas que están desafiando al mundo y reprimiendo su pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.