Aniversario significativo: Declaración Balfour 1917

Israel no es un mito, es una realidad
12/11/2012
Plagio de la historia
16/11/2012

Por Beatriz W. De Rittigstein
Recientemente se conmemoraron 95 años de la Declaración Balfour. Se trata de una carta firmada por quien fuera, en 1917, el Secretario de Asuntos Exteriores británico, Arthur James Balfour, en la cual manifiesta de forma oficial, la simpatía hacia la aspiración de los judíos de restablecer un hogar nacional en lo que se conocía como Palestina.
Su importancia radica en que marca el inicio, después de casi dos mil años de diáspora, del reconocimiento internacional a los derechos del pueblo judío de retornar a su tierra ancestral; simboliza uno de los primeros pasos para el renacimiento del Estado de Israel.
Recordemos que bajo el nombre de Palestina nunca hubo un país con soberanía propia. El Imperio Romano conquistó la zona y en el año 135 e. C., el emperador Adriano, tras aplastar la rebelión de Bar Kojba, expulsó a los judíos de su patria y le cambió el nombre de Judea por Palestina, con el propósito de borrar todo vestigio patrimonial judío. Sin embargo, los vínculos entre la tierra de Israel y el pueblo judío jamás dejaron de existir, por el contrario, se mantuvieron tenaces e imperturbables.
Este documento, además de expresar apoyo al proyecto de reconstrucción de un país judío, deja claro "que no se hará nada que perjudique los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías en Palestina". De hecho, en el texto de la Declaración de Independencia, se hace un llamado a los vecinos de Israel a vivir en paz.
Lamentablemente, adicional a las varias guerras que Israel se vio obligado a enfrentar, hoy vivimos una etapa en que determinados movimientos radicales intentan deslegitimar la misma existencia del Estado judío; por ello, resulta imperativo rescatar el espíritu de la misiva de Balfour.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.