Comunidad judía conmemoró 74 aniversario Kristallnacht

Operación militar israelí: Pilar de Defensa
19/11/2012
A diferencia de Hamas, Israel protege a sus niños
08/01/2013

La comunidad judía de Venezuela conmemoró el pasado 12 de noviembre el 74 aniversario de Kristallnacht (la noche de los Cristales Rotos); aquella noche de pogroms contra judíos alemanes y austríacos entre el 9 y 10 de noviembre de 1938. Para muchos historiadores y expertos en la temática “La Noche de los Cristales Rotos” marcó el inicio del Holocausto (Shoá, en hebreo). Este evento fue organizado por el Comité Venezolano de Sobrevivientes del Holocausto Yad VaShem, el Espacio Anna Frank, la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) y la Fraternidad Hebrea B´nai B´rith de Venezuela.
En esta conmemoración estuvo como invitado de honor y orador de orden el Juez Federal de la República Argentina, Dr. Daniel Rafecas. Al acto asistieron delegaciones diplomáticas acreditadas en el país, personalidades del ámbito nacional, directivos comunitarios y público en general. El maestro de ceremonia fue el hermano beneibritiano Sr. Isaac Bimblich.
En sus palabras de bienvenida la presidenta del Consejo Nacional de B´nai B´rith Venezuela, Embajadora Miriam Feil, expresó que “para nuestra institución es un honor recordar y honrar cada año la memoria de las víctimas de la Shoá y acompañar a nuestros queridos sobrevivientes, fuente permanente de inspiración y coraje para las generaciones que tuvimos la fortuna de nacer en un país libre de agresiones y persecuciones, y ser parte de un pueblo cálido y hospitalario que acogió a extranjeros de todas las latitudes que vinieron a Venezuela a establecerse, contribuir al desarrollo y la adoptaron como su nueva patria”.
Continuó: “Venezuela fue una honrosa excepción. Algunos fundadores de B’nai B’rith llegaron en el Caribia y en el Koenigstein, barcos que atracaron en 1939 en Puerto Cabello y La Guaira, con varios centenares de pasajeros judíos, provenientes de Austria y Alemania quienes pudieron ingresar al país gracias a la benévola decisión del Presidente Eleazar López Contreras, en un gesto humanitario que lo enaltece… “Por eso, hoy no podemos permanecer indiferentes. El dolor de quienes sufrieron y desaparecieron, es algo que llevamos sembrado en lo más profundo de nuestro ser. Hay que  luchar contra el olvido y a la vez, enseñar a las nuevas generaciones que las ideologías sectarias y excluyentes son inaceptables. Debemos impedir que en nuestro país se instaure el odio, la discriminación, la exclusión y la injusticia. Educar para que  nunca jamás una situación similar pueda darse con grupo humano alguno”.
Se debe destacar el discurso de David Yisrael, presidente del Comité Venezolano de Sobrevivientes del Holocausto Yad VaShem, quien como todos los años dictó unas palabras de conmemoración por las víctimas de la Shoá, así como llamó a la conciencia de la humanidad para nunca olvidar este suceso tan atroz que manchó la historia universal y moderna. David Yisrael hizo un llamado para evitar y luchar contra los negadores del Holocausto y defender al Estado de Israel, el único país judío del mundo, el cual se ve amenazado por el terrorismo y el odio en Medio Oriente.
Orador de Orden
El distinguido juez Rafecas basó su discurso en su último libro titulado: “Historia de la Solución Final, una indagación de las etapas que llevaron al exterminio de los judíos europeos”, proceso histórico que según propone el autor se llevó a cabo en cinco etapas.
Primera etapa: el régimen nazi se concentró en la consolidación de la dictadura, llevando a Hitler al poder en enero de 1933. En este período se concretaron leyes antijudías que violaron el derecho de ciudadanos alemanes por el sólo hecho de ser judíos. Igualmente se expandió y utilizó la propaganda antisemita como medio para preparar y manipular a la población sobre “el problema judío”.
Segunda etapa: los nazis indagaron y propusieron “planes territoriales” para expulsar a los judíos de los territorios conquistados, dominados e invadidos por el Nazismo. En 1938 se adoptó formalmente el Plan Madagascar, que consistía en crear una “reservación judía” en esa isla africana, que entonces formaba parte del imperio francés. Llevar a los judíos a estas tierras lejanas les serviría para aislarlos del mundo y cumplir su objetivo: evitar que la supuesta “raza judía” conviviera y se mezclara “con la raza aria”, evitar que la opinión pública conociera los crímenes contra los judíos.
Tercera etapa: Para 1941 los nazis comenzaron la invasión a la Unión Soviética pensando que a finales de ese mismo año toda la URSS habría sido conquistada, se definió un nuevo plan para los judíos: trasladarlos a las regiones más inhóspitas de Siberia; se puede decir que este plan fue una adaptación circunstancial del Plan Madagascar.
Cuarta etapa: se utilizó una réplica del Programa T-4, plan secreto de eutanasia por medio del cual el régimen nazi asesinó a miles de personas con discapacidad entre 1939 y 1941. Este programa consistía en asfixiar en camiones cuyo sistema de escape ahogaba a las personas encerradas en cabinas herméticas. El fracaso de la invasión a la URSS evitó que este plan se concretara en su máxima expresión.
Quinta y última etapa: los nazis decidieron durante el invierno de 1941-1942 crear un sistema para trasladar masivamente a todos los judíos a centros de exterminio que se construirían en Polonia y otras regiones dominadas por nazis. La estructura burocrática se armó con extrema celeridad y la omnipresente propaganda antisemita facilitó la aniquilación. En esta etapa se crearon los campos de concentración y exterminio, como una maquinaria para industrializar la muerte, bajando costos y acelerando los procesos.
Al finalizar el evento se realizó un acto cultural-musical donde se interpretaron las canciones en honor a la memoria de las víctimas de la Shoá: “Rimma Enoshit”, por Andrea Stern y Karen Azoulay; “Kshealev Boje”, por Aisha Stambouli; y “Cada Día”, por Andrea Stern.

Por Abel Flores
Fuente: CAIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.