Diplomacia Judía Mundial en Caracas
28/01/2013
El día que destruyeron la Biblia
05/02/2013

Por Beatriz W. de Rittigstein
La carta de culpar a Israel constituye una especie de "joker" para tapar fracasos.
Desde que el pueblo judío fue expulsado de su tierra ha sido víctima de una serie de imputaciones que conforman el antisemitismo. En el mundo contemporáneo, por distintas razones que van desde la justificación de los crímenes contra los judíos, pasando por disfrazar el antisemitismo como antisionismo, hasta la campaña internacional del islamismo radical, al Estado de Israel se le endilga una variedad de "pecados" que lo convierten en el "judío" entre los países.
El más claro antisemitismo con el propósito de ilegitimar al Estado judío, lo observamos en las reiteradas declaraciones negando el Holocausto, por parte de Ahmadinejad, cuya autoridad proviene del fraude electoral. Con la misma intención, en la inauguración de la reciente cumbre de la Unión Africana, Gadafi acusó a Israel de estar "detrás de todos los conflictos en África". Cinismo mayúsculo de quien lleva 40 años en el poder. Sobre la crisis en Honduras, un sector lo atribuye a una conspiración israelí, sin pruebas que sustenten tales acusaciones. Desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, Zelaya declaró que está siendo torturado por "mercenarios israelíes" con gases "psicoactivos" y radiación de alta frecuencia. En realidad, el gobierno de facto disolvió una manifestación de zelayistas con bombas lacrimógenas y un equipo que emite ondas, de fabricación israelí, probablemente comprado por algún gobierno anterior. En Venezuela, ante la falla de las procesadoras de maíz, se afirma que deben "buscar los nexos entre el sionismo y las transnacionales que boicotean la posibilidad de que hagamos realidad la soberanía alimentaria". La carta de culpar a Israel, al igual que desde la Edad Media se incrimina a los judíos, constituye una especie de joker que sirve para tapar todo tipo de fracasos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.