El papel es efímero, pero poderoso

La admirable Rita Levi
27/03/2013
Vida en un frasco
08/04/2013
Por Sami Rozenbaum
El director de Nuevo Mundo Israelita, Sami Rozenbaum, compartió con el público unas reflexiones sobre la labor periodística, específicamente en nuestra comunidad.
Comenzó meditando sobre el papel. Este es un material muy delicado, ya que puede ser fácilmente destruido por insectos, por el fuego, por la humedad, o simplemente al ser desechado. Sin embargo, el papel es sumamente poderoso, al punto que puede decirse que la civilización se inició cuando el ser humano empezó a registrar información fuera de su cerebro; y durante gran parte de la historia, lo ha hecho sobre papel. El conocimiento que ha permitido el desa­rrollo humano ha sido almacenado y multiplicado a través del papel en todas sus formas.
Rozenbaum continuó comentando que el papel periódico es el más frágil de todos, y sin embargo constituye el principal registro de los acontecimientos de la historia; en el caso de Nuevo Mundo Israelita, cuyo inmenso archivo de 40 años fue revisado íntegramente por el equipo de redacción para preparar los fascículos especiales del aniversario, representa un archivo invalorable de noticias, opiniones, reflexiones, trabajos de investigación y otros materiales que merecerían ser recopilados en un gran libro. La comunidad sufriría un vacío irremediable sin la existencia de ese archivo.
El video proyectado durante el acto, agregó el director de NMI, representa un homenaje a quienes precedieron al equipo actual del periódico, que enfrenta el reto permanente de mantener la tradición de calidad establecida a lo largo de las décadas. Para ello se está procediendo a realizar, por primera vez, un estudio científico de cómo las audiencias perciben al semanario por medio de “grupos focales”, técnica cualitativa que permite, a través de grupos segmentados por su edad e intereses, detectar lo que los lectores desean, lo que les gusta y no les gusta, lo que propondrían para sentirse más satisfechos con el periódico.
Finalizó Rozenbaum agradeciendo al personal del periódico; al Comité Ejecutivo de Nuevo Mundo Israelita; a Hebraica; a la Biblioteca “Leo y Anita Blum” de la UIC, el Museo Sefardí de Caracas “Morris E. Curiel”, y a Federica Palomero y Priscilla Abecasis por su invalorable apoyo en el montaje de la exposición inaugurada durante el evento; a Gustavo Arnstein, director honorario de NMI; a la B’nai B’rith, que próximamente va a transferir la custodia de la colección de El Mundo Israelita a NMI; a los exdirectores entrevistados en el video; a Nathalie Faouen y Víctor Cherem, por el apoyo en la realización del acto; a Marian Rieber y Harry Levy, por su impecable labor como maestros de ceremonia; a los colaboradores de siempre del periódico, y al público presente en el evento.
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.