Shavuot: La revelación en la piedra
09/05/2013
Destrucción del Reichstag
14/05/2013

Por Rabino Iona Blickstein
Quizás la razón para el relativo desconocimiento de Shavuot es porque esta festividad no tiene "símbolos" obvios del día – es decir, no hay Shofar, no hay Sucá, no hay Janukiá.
En Shavuot, no hay símbolos que nos distraigan del foco central de la vida judía: la Torá. ¿Entonces cómo conmemoramos Shavuot?
En la Mishná y en el Talmud, el festival de Shavuot se llama generalmente "Atzeret", es decir "asamblea solemne", o "festival del cierre" (no debe ser confundido con Sheminí Atzeret, el octavo día de Sucot). La razón es que se considera a este festival como concluyendo el festival de Pesaj, con el cual está conectado de muchas maneras (tal como Sheminí Atzeret es la "extensión" de la Fiesta de Tabernáculos Sucot).
Shavuot quiere decir no sólo "semanas" (Shavúa) sino también "juramentos" (Shevuá). El nombre indica los dos juramentos que D-s e Israel intercambiaron el día de la entrega de la Torá, de permanecer fieles el uno al otro, por siempre.
A Shavuot se lo llamaba "Pentecostés" ("Quincuagésimo") por los judíos griegos, porque se celebra cincuenta días después de la ofrenda del Omer.
Los Dos Panes de Trigo que eran traídos como señal de gracias en la época del Bet Hamikdash (Sagrado Templo de Jerusalem), simbolizaban la naturaleza dual de nuestra Torá: la Torá Escrita (Torá Shebijtav) y la Torá Oral (Torá Shebealpé) que se dieron simultáneamente en el Monte Sinaí.
En muchas comunidades se acostumbra decorar la sinagoga con flores y plantitas para el festival de Shavuot. La razón es doble:
a) Shavuot es el Día del Juicio para los árboles frutales.
b) En recuerdo al Monte Sinaí que estaba rodeado de verdes pastos, evidenciado por el hecho de que se ordenó que el ganado y las ovejas no pastaran al pie de la Montaña de D-s.
En la primera noche de Shavuot, es costumbre regresar a la sinagoga luego de la comida, para leer el "Tikún leil Shavuot".
El libro ("Preparativos para la Noche de Shavuot"), contiene: los versos iniciales y finales de todas las Secciones semanales del Jumash -Pentateuco-, los párrafos primeros y últimos de los Profetas y las Sagradas Escrituras, las Mishnaiot, partes del Zohar, etc. Algunos capítulos especiales de la Torá (como el Cruce del Mar Rojo, la entrega de la Torá, los Diez Mandamientos, el Shemá, etc.) se dan completos. También la enumeración de los 613 preceptos, tal como los enumera Maimónides con su división en "positivos" (Mitzvot Asé) y "negativos" (Mitzvot Lo Taasé). Muchos judíos pasan toda la noche recitando el "Tikún".
Para la lectura de los Diez Mandamientos de la Torá, el primer día de Shavuot por la mañana toda la congregación se levanta y escucha de pie.
¿Por qué HaShem ordenó que las instrucciones concernientes a Matán Torá fueran dadas primero a las mujeres y sólo después de ello a los hombres?
Existen varias razones:
1. Así como las mujeres se vuelven obligadas a observar mitzvot a los doce años de edad, un año antes de que los hombres, así a ellas les fueron dadas las mitzvot primero en matán Torá.
2. Si las mujeres fueran de tal modo distinguidas, ellas ejercerían el más grande esfuerzo para proveer a sus hijos de una educación de Torá.
3. HaShem dijo, "Cuando Yo di la primera mitzvá a Adám y no a Javá, ella en consecuencia pecó. Ahora a todas las mujeres les será dirigida la palabra primero para que no crean que sus transgresiones de las mitzvot son menos serias que aquéllas de los hombres."
4. Serles dirigida la palabra primero fue también un honor especial para las mujeres. Les fue concedido porque los Benei Israel fueron redimidos de Egipto en el mérito de las rectas y piadosas mujeres de Israel. Honor hemos de dar a las mujeres por su importante papel en la educación de nuestros hijos, en esta festividad nos deleitan con manjares especiales.
Se acostumbra comer en Shavuot pasteles de crema o miel porque la Torá se asemeja a la leche y la miel. Varias razones han sido dadas por los sabios, siendo algunas más convincentes que otras. Aquí ofrecemos una selección:
1. El libro bíblico Cantar de los Cantares (4:11) se refiere al dulce valor nutritivo de la Torá diciendo: "La dulzura de la Torá mana de tus labios, como miel y leche yace bajo tu lengua".
2. El versículo en Éxodo 23:19 yuxtapone la festividad de Shavuot con la prohibición de mezclar leche y carne. En Shavuot, por lo tanto comemos cenas separadas – una de leche y una de carne.
3. Con la recepción de la Torá en el Monte Sinai, los judíos inmediatamente se vieron obligados a cumplir las leyes de Shejitá – matanza de animales. Ya que no tuvieron tiempo de preparar carne casher, ellos comieron lácteos en su lugar.
La costumbre de comer "blintzes" de queso en Shavuot se basa en un juego de palabras hebreas. La palabra hebrea para queso es "Gueviná", que nos recuerda la "controversia" de las montañas más altas, cada una pretendiendo ser ella más merecedora que la de Sinaí para el privilegio de recibir la Torá. Por eso se las llamó "Gavnunim" (Salmos 68:17) – "jorobas", por su falta de modestia, mientras que la de Sinaí fue elegida por su humildad (Talmud, Meguilá 29a).
Algunos judíos observan la costumbre de comer "Kreplaj" (ravioles de tres puntas) en Shavuot. La razón es recordamos la Torá aún durante las comidas. Pues todo lo que tenía relación con la entrega de la Torá es de naturaleza triple: La Torá -que consiste en el Jumash, Profetas y los Hagiógrafos (Tanaj) fue dada a Israel -compuesto de Sacerdotes, Levitas e Israelitas- a través de Moisés -el tercer hijo de Amrám- luego de tres días de preparación, en el tercer mes (Siván).
La costumbre, observada en muchas sinagogas, de leer el Libro de Ruth en el segundo día de Shavuot tiene varias razones:
1. Shavuot es el cumpleaños y también aniversario del fallecimiento del Rey David, y el Libro de Ruth da la información sobre sus antepasados. Boaz y Ruth fueron los bisabuelos de David.
2. Las escenas de la cosecha son apropiadas para el Festival de la Cosecha.
3. Ruth fue una conversa sincera, que abrazó el judaísmo con todo su corazón. Similarmente, en Shavuot, todos los judíos eran prosélitos.
Permítanme una meditación: D-s nos dio un mundo maravilloso donde todo lo que necesitamos, lo tenemos a nuestro alcance desde lo más pequeño hasta lo más grande, en los mares y en la tierra, el sol y la luna, nuestros ojos y nuestra boca pies y manos, las flores y las estrellas, nubes y relámpagos, risa y dolores y muchas mas cosas que no alcanzaría el papel, la tinta y el tiempo para describir las maravillas y la bondad del Supremo Hacedor para con nosotros.
D-s ama nos ama tanto, Su pueblo, el pueblo de Israel, que nos dio: La Torá y las 613 mitzvot (preceptos) para agradecerle para todas las bondades, con las que nos agració y para comunicarnos con El.
La Torá, nos transmite que es lo que El quiere de nosotros.
La Torá, un camino garantizado nuestra perfección espiritual. Un camino par perfeccionarnos y perfeccionar al mundo. Un inagotable pozo de sabiduría. Un testimonio eterno de Su amor a nosotros.
Quiera D-s darnos la fuerza para recibir nuevamente la Tora, con fe, entusiasmo, amor y esperanza, para ser el pueblo que siempre fuimos, somos y seremos, esperando la pronta venida del Rey Meshiaj y la completa redención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.