Nuevo invento israelí: Heridas sin aire y sin bacterias

Investigadores de UTA trabajan para controlar Alzheimer
12/06/2013
Investigación revela que canal France 2 creó el caso al-Dura
18/06/2013
Un nuevo dispositivo que está siendo utilizado en hospitales israelíes promete reducir la cantidad de tiempo que los pacientes necesitan para recuperarse -con seguridad- de una cirugía.
Cuando se trata de heridas abiertas, los médicos saben que la aplicación de succión hermética en el área afectada disminuye drásticamente el tiempo de curación de un paciente. Por lo tanto, los médicos emplean numerosas técnicas, y usan una gran cantidad de dispositivos, para mantener el aire fuera de las heridas e incisiones.
Sin embargo, pocos son tan eficaces como Prevena, la última oferta del gigante internacional de la tecnología médica, Kinetic Concepts (KCI, representada en Israel por Chemitec), según la compañía. Con Prevena, según Ron Silverman, director médico de KCI, la incisión media tratada con el dispositivo sanará en entre cinco y siete días, la mitad de la cantidad de tiempo que se tardaría en curar con los dispositivos más antiguos.
Prevena, dijo Silverman, es un “sistema de gestión de la incisión.” Las incisiones son necesarias cuando un médico está llevando a cabo una operación para salvar la vida, pero si no se trata adecuadamente, la incisión puede convertirse rápidamente en un nido de bacterias que, debido a un más fácil acceso al cuerpo y el estado debilitado del paciente, puede crear una situación peligrosa para la vida.
Prevena, es el primer producto eléctrico de terapia de heridas con presión negativa, diseñado específicamente para la gestión de las incisiones quirúrgicas que siguen drenando después del cierre de sutura o grapas. El dispositivo alimentado por batería utiliza un vendaje especial, al que está unido el propio dispositivo. El dispositivo succiona el aire, manteniendo la incisión completamente impermeable a los elementos externos -y bacterias- mientras que el cuerpo se cura.
En Israel KCI, comercializará un dispositivo personalizado llamado VAC Ulta. Similar a Prevena, que tiene el beneficio adicional de permitir que el antibiótico fluido gotee en la herida, matando cualquier bacteria que pudiera existir.
Además de ser utilizado para las operaciones, los dispositivos pueden tener resultados significativos en una amplia gama de problemas, desde heridas abdominales y escaras a las lesiones traumáticas más comúnmente vistas en el campo de batalla, como amputaciones y heridas de bala, dijo KCI.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.