La ignorancia es una noche sin luna y sin estrellas
12/06/2013
Isaac Chocrón es un clásico del teatro venezolano
19/06/2013
Por Rebeca Perli
Hoy (18-06-2013) se inaugura en Israel la Conferencia Facing Tomorrow (Enfrentando al Mañana), la cual reúne a personalidades del mundo entero con el fin de analizar los desafíos del futuro y encontrar la mejor manera de afrontarlos. Para esta ocasión se invitó al reconocido físico Stephen Hawking quien, después de haber aceptado la invitación, decidió no asistir para sumarse al boicot a Israel promovido por personas, entidades y/o países que consideran que así se resolverá el conflicto del Medio Oriente.
Es lamentable la ausencia de Hawking en tan importante evento el cual, no obstante, se llevará a cabo y contará con la presencia de eminencias a nivel internacional en los campos de las ciencias, las artes, economía, industria, geopolítica, educación y cibernética, por lo que el llamado al boicot lejos de perjudicar a Israel, afecta a quienes lo promueven. El Estado judío está abocado a la investigación que permite adelantos científicos y tecnológicos que benefician al mundo entero, entre los cuales están el riego por goteo y la energía solar para la desalinización de aguas marinas; en medicina se han hecho grandes avances en la cura del cáncer, el Alzheimer, el mal de Parkinson, se ha inventado un esqueleto externo para parapléjicos y un medicamento contra la esclerosis múltiple, la enfermedad que aqueja a Hawking. En cuanto a redes sociales, está haciendo furor Waze, producto israelí, que ya cuenta con 50 millones de usuarios.
El boicot de Stephen Hawking a esta conferencia, además de no impedir que se generen proyectos importantes, en nada contribuye a resolver la situación entre los palestinos e Israel, país que está en pleno desarrollo gracias al mejor de sus recursos naturales renovables: su capital humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.