Comunicado ante renuncia de su santidad el Papa Benedicto XVI
12/02/2013
Reunión con el Embajador de Austria, Sr. Ge­rhard Mayer
09/09/2013
Entre el 5 y el 7 de mayo pasados se celebró en Budapest, Hungría, la 14 Asamblea Plenaria del Congreso Judío Mundial (CJM) con el fin de tratar los temas que generan mayor preocupación en las comunidades e instituciones judías de todo el globo.
Unos 500 delegados de las de 70 países acudieron a este encuentro. Según el presidente del CJM, Ronald Lauder “en los 77 años del Congreso Judío Mundial ha habido pocas reuniones tan importantes como esta”. Lauder, quien ocupa el cargo desde 2007, fue reelecto para otros 4 años.
La Comunidad judía venezolana estuvo representada por Abraham Levy Benchimol, en nombre de la CAIV, quien destaca que esta asamblea revistió efectivamente la relevancia, tanto por las modificaciones en la organización del CJM como por las resoluciones adoptadas.
“Por primera vez se eligieron diez vicepresidencias uninominales al Comité Ejecutivo, cinco de ellas para comunidades judías pequeñas, incluyendo a Venezuela”, explicó Levy. “David Bittan, como presidente de la CAIV, ocupa ahora una de esas vicepresidencias, cargo que luego pasará a su sucesor, ya que cada país es designado para 5 años en el cargo”. Las otras comunidades que comenzaron a ocupar estas nuevas vicepresidencias fueron: República Checa, Georgia, Grecia y Serbia, es decir que Venezuela es el único país latinoamericano que forma parte del nuevo grupo.
Por otra parte, informó Abraham Levy, se crearon nuevos cargos representativos para jóvenes dirigentes de diferentes comunidades; fueron electos Sebastián Azarrad de Argentina, Lior Herman de Israel y Rodrigo Slellat de Estados Unidos.
Levy señala que en un momento de gran importancia en la Plenaria fue la intervención del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, quien en su discurso afirmó que el antisemitismo hoy en Hungría es inaceptable. “Sin embargo, el actual gobierno de ese país ha sido muy criticado por su aparente incapacidad para detener esas manifestaciones, y por el crecimiento del partido de extrema derecha Jobbik”.
Otra de las intervenciones destacables fue la del canciller alemán, Guido Westerwelle, quien reafirmó la lucha de su país contra el antisemitismo. “Para Alemania, la amistad y el apoyo hacia Israel y el resto del mundo judío es política de Estado, y eso pudo observarse nuevamente en este Asamblea”, explicó Levy.
Al preguntársele sobre la situación de Venezuela fue nuevamente uno de los puntos importantes de la agenda en esta reunión del CJM, Levy asiente: “en efecto, y además me llamó la atención que están muy bien informados sobre la situación del país y de nuestra comunidad. Se hizo referencia a los acontecimientos ocurridos tras la desaparición del presidente Chávez. Por otra parte, Claudio Epelman, director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, presentó un trabajo muy interesante llamado “Mapa de Latinoamérica”, en el que planteó la problemática de la región con respecto al auge de los regímenes populistas, la penetración de Irán y otros temas. También describió los contactos que se están estableciendo con el mundo islámico, algo que puede tener mucha importancia para el futuro”.
Señaló Levy que durante la asamblea adoptaron dos resoluciones importantes, una sobre el proceso de paz en Medio Oriente, y otra sobre los refugiados judíos de los países árabes, gente que tuvo que huir y perdió sus propiedades. “El día que se reanuden las conversaciones de paz con los palestinos, se instará en que a raíz de la independencia de Israel surgió un número similar de refugiados judíos, y que nunca se les ha recompensado”.
Durante este encuentro se tocó también el tema de la libertad de las prácticas religiosas, en vista de iniciativas legales que han surgido en varios países contra la incursión y las normas para sacrificar animales. “En esta sesión participaron el cardenal Peter Erdo, el gran rabino de Ucrania Yaacov Dov Bleich, y un indonesio, Din Syamsuddin; fue un encuentro verdaderamente interconfesional”, comentó Levy.
“Una señora de la etnia roma (gitana) ofreció una conferencia que fue muy aplaudida. En Hungría vive medio millón de gitanos, que desde siempre han estado sometidos a graves persecuciones y prejuicios”. El CJM también exhortó a los legisladores europeos a unirse a los congresistas de las de 40 países que han suscrito la Declaración de Londres para combatir el antisemitismo.
El acto clausura de la 14 Asamblea del Congreso Judío Mundial consistió en una conmemoración por las víctimas húngaras del Holocauasto, y la entrega de la Medalla Nahum Goldmann al ex primer ministro Miklós Nemeth, quien en 1989 cumplió un papel trascendental en la caída de la “cortina de hieroo”y colaboró en la emigración de los judíos a la Unión Soviética.
Por Sammi Rosembaum
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.