Ser periodista y judío en la Venezuela del siglo XXI

Shimon Peres inauguró Parque Carasso de Ciencia
11/07/2013
Reportaje: 19 aniversario del atentado a la AMIA
17/07/2013

El 27 de junio se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista, en recuerdo de la primera edición, en el año 1818, de El Correo del Orinoco, creado por Simón Bolívar. Con motivo de esta fecha, conversamos con cuatro destacados periodistas de la comunidad judía venezolana acerca del ejercicio de su profesión.
Néstor Garrido: el Judaísmo como especialidad
Se desempeña como secretario de Comunicaciones de la Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas, y se encarga de las revistas Recuerda, del Comité Venezolano de Yad Vashem; Maguén-Escudo y el podcast “Gente Ashkefardí”, ambos del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas. Además, codirigió Nuevo Mundo Israelita entre 1989 y 1990.
Acerca de la impronta del Judaísmo en su carrera profesional, comenta: “Al trabajar en tres medios dedicados a temas judíos (sefardismo, jasidismo y Shoá, que, aunque esta no sea exclusivamente judía, es obvio que existe una afiliación) he convertido el Judaísmo en mi especialidad. Mis compañeros muchas veces se asesoran conmigo cuando hay información que tiene que ver con esta materia, sobre todo porque el Judaísmo y todo lo que atañe al Sionismo son áreas poco estudiadas y con una visión sesgada o miope en la sociedad venezolana. En esta hora de merma de la comunidad judía de Venezuela, siento que sus medios forman parte de su fortaleza y resistencia espiritual”.
Para Garrido, su mayor orgullo es vivir de su profesión, “haciendo lo que me gusta y con independencia”. A su juicio, el periodismo es “un vehículo que educa a las audiencias, y en este sentido tiene un papel esencial en la difusión de valores éticos y culturales que deben acompañar toda información profesionalmente tratada”.
Mercedes Chocrón de Russo: profesionalismo y ética al servicio de la kehilá
La gerente de Comunicaciones e Información del CSCD Hebraica, con amplia trayectoria en el periodismo comunitario, apunta que “los retos del periodismo en la actualidad tienen que ver con la lucha por la credibilidad, con entregar un trabajo con análisis y profundidad, cuidando al máximo la objetividad”. Sobre la presencia del Judaísmo en el desempeño de su profesión, sostiene que juega “un papel protagonista; como periodista de Hebraica, me considero una representante de la comunidad que lucha y se esfuerza por hacer un servicio con profesionalismo y ética, tomando siempre muy en cuenta los valores de nuestra tradición, de nuestra cultura y de nuestro compromiso con Israel y como ciudadanos venezolanos. Saber que uno hace lo que le gusta y que el trabajo que uno forja sirve a mucha gente, da mucha satisfacción. Ser periodista y ejercer la carrera dentro de mi comunidad me hace sentir más comprometida y unida con ella”, sostiene complacida.
Karen Bitton: contribuir a la formación de los adultos del mañana
Esta hermosa comunicadora de la kehilá es la Voice Over del canal por suscripción E! Entertainment Television, así como locutora de Planeta 105.3 FM y conductora del espacio Se habla verde, transmitido en forma de micros en Globovisión. “Ser periodista en Venezuela es todo un reto debido a la situación por la que atravesamos”, explica. Pero la profesión también es fuente de satisfacciones, como “poder constatar en la calle que mi obra en los micros Se habla verde está calando en la población venezolana, llegando principalmente a los niños, quienes acostumbran abordarme y preguntarme por los temas tocados en el programa, como reciclaje, conservacionismo, protección animal, entre otros. Al crear conciencia ecológica en los más pequeños contribuiré con los adultos del mañana, y eso es para mí una enorme satisfacción”, declara con orgullo.
Joseph Poliszuk: investigador nato
Este joven comunicador, con un posgrado en Periodismo Digital por la Universidad Monteávila, pertenece al equipo de investigación del diario El Universal, a cuya sección “Expediente” suele aportar minuciosos e interesantes reportajes. Consultado sobre los retos del periodismo en la actualidad, señala que hay que “darle narrativa —ahora multimedia— al presente, contribuir con el debate diario de cualquier sociedad y luchar contra las polarizaciones o visiones únicas”. Acerca de su herencia judía, reconoce que el Judaísmo “es inherente a mi forma de pensar, entrevistar y escribir… Me hace más consciente, por ejemplo, del valor de la libertad y de la necesidad de respetar y comprender a cualquier minoría”.
Sus satisfacciones como periodista tienen que ver con “ser narrador y testigo de excepción de lo que pasa en mi entorno. Mi trabajo me permite un día ver las cosas desde la punta de un barrio y, al siguiente, comparar el mismo panorama desde el penthouse de una torre”.
Recordando la afirmación de Mario Vargas Llosa, en la cual define al periodismo como “el mayor garante de la libertad, la mejor herramienta de la que una sociedad dispone para saber qué es lo que funciona mal, la forma para promover la justicia y mejorar la democracia”, opina que “el buen periodismo es tan vital como los servicios públicos y los Derechos Humanos; facilita el buen desempeño de cualquier sociedad”.
Desde la redacción de NMI, extendemos un caluroso aplauso y una fraterna felicitación a todos los comunicadores sociales en su día, por tan valioso y cada vez más necesario trabajo.
Por Álvaro Mata
Fuente: Nuevo Mundo Israelita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *