Israel: inventaron aire acondicionado a base de sal

Científicos israelíes consiguen frenar la ELA
18/08/2013
Israel: Inventan tejido de piel artificial que siente
26/08/2013
Inventores israelíes que utilizaron una fórmula de sal para una tecnología de refrigeración de canchas de patinaje sobre hielo, la han transferido a los sistemas de aire acondicionado, para ahorrar energía y mejorar su eficiencia.
Los hermanos Dan, Tom y Mordejai Forkosh, con su padre y su tío, habían construido 22 pistas de hielo granizado en Israel y Europa y con su compañía, Advantix, decidieron aplicar el mismo enfoque -el uso de sal y una bomba de calor- para penetrar en el mercado industrial de sistemas de aire acondicionado en todo el mundo.
Hannah Choi Granade, presidenta de la sede norteamericana de la empresa, explicó: "El hombre ya estaba familiarizado con el concepto de uso de la sal como desecante líquido (agente atractor de humedad). La ciencia también lo verificó, pero nadie había aprovechado esta cualidad para el mercado".
Energía dos veces más eficiente
Granade graficó: "En el Mar Muerto las personas flotan ya que es increíblemente salado, y los niveles extremos de sal son los que atraen la humedad de su entorno".
Los sistemas de Advantix, funcionan de la misma manera, con un compresor ordinario. La empresa cuenta con una serie de productos, pero su sistema DX es, básicamente, un acondicionador de aire que puede ser instalado por un técnico regular.
Considerando que las tecnologías actuales congelan el aire circundante hasta que se alcanza un punto de rocío y, a continuación, recalientan el aire a una temperatura cálida, este proceso hace que el aire se vuelva "húmedo", con una humedad de hasta 60 por ciento. Este tipo de medio ambiente conduce a la acumulación de moho y el moho interfiere con la respuesta normal del sudor de las personas. Es un problema especialmente difícil en los gimnasios y en los procesos industriales que requieren poca humedad, como las plantas farmacéuticas y el envasado de alimentos.
El enfoque Advantix es nuevo. En lugar de enfriadores de goteo que crean aguas residuales, una solución de sal absorbe el agua del aire. Cuando la solución se hace demasiado diluida, el calor del motor de la máquina se bombea de nuevo para evaporar el exceso de agua. Por lo tanto, el proceso se renueva constantemente en el interior del sistema.
"Esto es lo innovador en nuestra invención: Se utiliza el calor capturado y una solución salina tibia para regenerarse a sí mismo, además de capturar las bacterias y secar el ambiente", dice Granade.
Fuente: Aurora Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.