Embajada israelí comprometida con donación de sangre

Murió el expresidente del CJM Edgar Bronfman
24/12/2013
Terroristas libaneses lanzaron cohetes contra Israel
29/12/2013
Representantes de la Embajada de Israel y la Comunidad Judía de Chile fueron los primeros en donar sangre ayer jueves en la nueva Unidad de Medicina Transfusional (Banco de Sangre) del Hospital Calvo Mackenna. La iniciativa nació de un grupo de voluntarias que desde hace tres años visitaban semanalmente el centro médico para acompañar a los padres de los niños hospitalizados.
"Somos un grupo de voluntarias que vamos todos los miércoles por las mañanas a acompañar a los padres que tienen a sus hijos internados en las diferentes unidades. Llevamos un carrito que se llama Dulzura para el alma, el cual llenamos de sandwiches, café, jugos y revistas y acompañamos a los familiares y conversamos con ellos", contó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Dalia Rezepka, una de las organizadoras del carrito "Dulzura para el alma", que contribuyó a las mejoras en las instalaciones.
Rezepka contó que antes de las refacciones "el lugar estaba en condiciones muy poco agradables". "Era muy oscuro. Están en un subsuelo con mucho hongos en las paredes, las cuales además están descacaradas. Los baños no tenían ventilación, los sillones de espera para los donantes estaban en malas condiciones", contó y explicó que todo lo que es infraestructura hospitalaría está en buenas condiciones: "Todo las máquinas estaban en buenas condiciones, si bien son antiguas. Por eso no nos metimos y solo cambiamos la fachada estética. Todos los muebles e iluminarias son ahora modernas. Instalamos LCD y también ayudamos para que el personal tenga un lugar donde comer y descansar que hasta ahora no tenía". Además "se hizo una remodelación muy importante en Oncología que permitió que más niños se puedan hospitalizar".
"La Embajada de Israel donó una máquina termo regulador para procesar parte de lo que hay en los laboratorios. Además donaron una máquina multifuncional, fotocopiadoras e impresoras",contó.
La voluntaria agregó además que "todo lo que es equipamiento, ayudó la comunidad judía y la Embajada de Israel en Chile, quienes creyeron en nosotros y este proyecto". "Lo más importante es que funcionarios de la embajada y la comunidad fueron a donar sangre para demostrar que también hay que donar vida, no solo el tema material tiene importancia", agregó Rezepka quien además contó que "Dulzura para el alma", está conformado mayoritariamente por voluntarias que pertenecen a la colectividad judía.
Dalia contó que la jefa de la Unidad de Medicina Transfusional, la doctora Esperanza Marzouka, es de origen palestino y "fue muy lindo porque la doctora, jefa de la unidad es palestina y hubo una linda unión entre una doctora palestina, la embajada de Israel, la comunidad judía y las voluntarias que el 98% somos de la colectividad judía", indicó la directora de Wizo Chile.
"La embajada de Israel me llamó a fines de febrero y querían ver si podían hacer algo con nosotras en el Hospital, ahí les comenté que tenía mucho sentido que participen porque había una doctora jefa de origen palestino. Entonces ellos me contactaron con la comunidad judía y ahí se unieron las energías", relató.
Actualmente en la unidad de Oncología hay una placa de la embajada de Israel y la comunidad judía.
Fuente: Iton Gadol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.