CAIV: Informe de antisemitismo en Venezuela 2012
16/08/2013
Imagen no disponible
Informe 2013
20/04/2014
Los judíos sufren de hostilidades en 71 países, a pesar de que son solo el 0.2% de la población mundial y cerca de un 80% de ellos viven en Israel o Estados Unidos, según un nuevo reporte del Centro de Investigación Pew.
El informe también destacó que la fuerte hostilidad social, como ataques antisemitas, asaltos islamistas a iglesias y agitación budista contra musulmanes, estaba en su punto más alto desde que comenzó la serie, alcanzando un 33% en los países encuestados en 2012, después de haber tenido un 29% en 2011 y un 20% en 2007.
Además, la violencia y discriminación de gobiernos y fés rivales contra grupos religiosos ha alcanzado nuevas cifras en todas las regiones del mundo, excepto en Estados Unidos.
La hostilidad social como ataques a minorías o presión para que se conformen a ciertas normas fue fuerte en un tercio de los 198 países y territorios investigados en 2012, especialmente en Medio Oriente y África del Norte.
El terrorismo relacionado con la religión y la violencia sectaria ocurrió en un quinto de esos países en ese año, mientras que los estados impusieron límites legales sobre los cultos, la predicación o las indumentarias religiosas en casi el 30% de ellos, destacó Pew.
"Las hostilidades religiosas aumentaron en cada gran región del mundo excepto en Estados Unidos", agregó el informe. La última investigación de este tipo se basa en datos de 2007.
El centro con base en Washington, que no es partidista y no toma postura política en estos informes, no dio razones para los aumentos de hostilidad descubiertos contra cristianos, musulmanes, judíos y "otras categorías", incluyendo sikhs, bahaíes y ateos.
Las religiones hindú, budista y folclórica vieron niveles menores de hostilidad y un pequeño cambio en los últimos seis años, según los datos.
Mientras que algunos países restrictivos como China, Indonesia, Rusia y Egipto que también tienen grandes poblaciones, Pew estimó que un 76% de la población global total se enfrenta a algún tipo de restricción formal o informal sobre su fe.
Fuente: Itón Gadol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *